Mevlüt Çavuşoğlu. Ministro de Asuntos Exteriores de Turquía

The Diplomat

Durante la cuarta edición de la Conferencia de Estambul sobre Mediación, celebrada el 30 de junio de 2017 y su tema principal será “Auge de la Diplomacia, Acción en la Mediación”, expertos, diplomáticos, profesionales y académicos de todo el mundo analizarán las formas y los medios para promover la mediación como un importante método de prevención y resolución de conflictos.

El perfil de la mediación ha aumentado a nivel mundial desde que Turquía y Finlandia liderasen este camino en las Naciones Unidas a través de la iniciativa “Mediación para la Paz”. Dicha iniciativa culminó en la creación del Grupo de Amigos de la Mediación. Este Grupo cuenta ahora con un total de 53 miembros, 48 de los cuales son Estados y organizaciones internacionales los otros 5. Asimismo, se ha registrado una mejora sustancial de la capacidad internacional relativa a la diplomacia preventiva y a la mediación en el seno de las Naciones Unidas, de las organizaciones regionales y subregionales y de la sociedad civil. El Grupo se ha convertido en la plataforma líder de la ONU para la promoción de la mediación. También ha iniciado la adopción de cuatro Resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que sentarán las bases para el desarrollo del marco normativo y conceptual de la mediación. Además, el Grupo ha contribuido a la edición 2012 de la “Guía de las Naciones Unidas para la Mediación Efectiva”, un documento fundamental para aquellos que practican y estudian la mediación en todo el mundo.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha expresado su voluntad de continuar desarrollando la capacidad de apoyo a la mediación de la ONU, siendo sus esfuerzos sumamente encomiables. Hacemos, pues, un llamamiento a todos los Estados miembros de las Naciones Unidas para que apoyen la visión del Secretario General de la ONU Guterres y sus esfuerzos para prevenir y resolver los conflictos actuales. Turquía, ubicada junto a una amplia región donde persisten conflictos agudos activos y también de baja intensidad, ha estado cumpliendo su papel. La prevención y resolución pacífica de conflictos es una característica central de la política exterior de Turquía, que se caracteriza por su espíritu emprendedor y humanitario. Turquía realiza multitud de esfuerzos en este sentido en una amplia geografía que abarca desde África hasta Oriente Medio, pasando por los Balcanes y el Cáucaso, y considera que las tareas de pacificación se insertan en el nexo entre las cuestiones humanitarias y de desarrollo. Este año, Turquía ha resultado ser, una vez más, la nación más generosa del mundo en términos de asistencia humanitaria per cápita.

“La realidad global actual es abrumadora y plantea retos inmensos frente al intento de lograr la paz”

Desde 2012, Turquía es la sede de las Conferencias de Estambul sobre Mediación. Estas emblemáticas conferencias están pensadas para reunir a numerosos profesionales y académicos activos en el campo de la prevención de conflictos y de las actividades de mediación, siendo el objetivo de estas conferencias crear sinergias entre la teoría y la práctica y contribuir al aumento del alcance, el ámbito y la eficacia de las labores de mediación que desempeña la comunidad internacional.  Igualmente, desearía también rendir homenaje a los esfuerzos de los mediadores que llevan a cabo su labor diariamente en conflictos repartidos por todo el mundo.

Este año la Conferencia explorará cómo la metodología y la práctica de la mediación pueden tener mejor en cuenta las necesidades actuales. A este respecto, se examinarán fundamentalmente dos temas. El primero es el potencial de la mediación en todas y cada una de las etapas de los conflictos, es decir, desde la prevención hasta la resolución e implementación de un acuerdo de paz. La segunda cuestión clave serán los modelos que permiten un mayor empleo de la mediación como herramienta preventiva en contextos donde los prejuicios políticos, étnicos y religiosos generan un ambiente de hostilidad.

Esto último es especialmente relevante, ya que, tristemente, se han presenciado tendencias extremas bajo varias formas de animosidad política, social y religiosa. El aumento de los ataques contra musulmanes e inmigrantes en Europa es un buen ejemplo de ello, y la prevención es fundamental. Sin embargo, la prevención sólo sería posible una vez que las sociedades reconocieran y aprendieran a respetar las diferencias y a entablar un diálogo e interacción auténticos. Estamos convencidos de que los mediadores que están bien equipados con los códigos culturales de conducta necesarios en una situación de conflicto dada pueden obtener éxitos notables.  Por ello, es necesario formar a más mediadores, incluyendo a los jóvenes, al mismo tiempo que fomentamos que haya más mujeres mediadoras, y proporcionarles a todos ellos las herramientas adecuadas.

La realidad global actual es abrumadora y plantea retos inmensos frente al intento de lograr la paz. Sin embargo, debemos ser capaces de encontrar oportunidades en el seno de dichos desafíos. La preparación y la voluntad de la comunidad internacional para proporcionar formación relativa a la resolución pacífica de conflictos, incluida la mediación, deben ser una prioridad. Mientras nos preparamos para dar la bienvenida a los participantes en la Cuarta Conferencia de Estambul sobre Mediación, hacemos desde aquí un llamamiento a la comunidad internacional para pasar a la acción en lo relativo a mediación.

Etiquetas: