Lunes, 23 de Abril de 2018

Opinión

Defensa quiere a la OTAN en el Sahel

La crisis de Ucrania ha fijado el foco de la OTAN en el Este y España pretende que no pierda de vista el Sur, implicar a la Alianza hasta el centro de África. Sin resultados hasta ahora, el ministro de Defensa trata de que la OTAN aterrice en el Sahel –frontera sur del Sáhara- y cinturón africano adyacente, área que el Gobierno ha certificado como origen de todos los males para nuestra seguridad y donde ya trabajan 400 militares españoles, en parte en labores de apoyo a intervenciones de Francia, en parte encuadrados en misiones de la Unión Europea.

Leer más

La importancia geoestratégica del Magreb

Los recientes acontecimientos en Libia y Túnez, dos países de la paralizada UMA (Unión Magrebí Árabe), han puesto de relieve la enorme importancia geoestratégica del Magreb. Un concepto que data de miles de años, y que ahora cobra especial actualidad por cuanto esta región es de capital importancia para la paz y la seguridad en África, que tanto preocupa a Occidente. Pero antes de entrar en materia, hagamos una breve descripción del Magreb; término milenario (poniente en la astronomía árabe), que comprende los territorios de Libia, Túnez, Argelia, Marruecos y Mauritania. La población total de los cinco Estados se acerca a los 89 millones de habitantes, los cuales tienen como denominador común a los bereberes (imazighen, en su idioma), que son los nativos de esta extensa zona del Norte de África. Sin embargo, su realidad es muy diversa, pues en Marruecos y Argelia son parte importante de la población (un 35 % en Argelia, y un 60 % en Marruecos), en tanto que en Libia, Túnez y Mauritania son minoría, con un 15 %. Junto a los bereberes, los árabes son la otra etnia dominante. Los árabes llegaron en diferentes oleadas, especialmente a partir del siglo VII d.c., época en la que empezó la islamización del Magreb.

Leer más

Agresor injusto

El Papa Francisco ha planteado una cuestión muy trascendente, por lo que supone de respaldo a los bombardeos contra las milicias asesinas del Estado Islámico en Irak, aunque puntualizó que no apoya ni los bombardeos ni las guerras sino las acciones en Naciones Unidas; y muy relevante por lo que significa de reclamo a recuperar la autoridad internacional que ha residido en las últimas décadas, de facto, en los Estados Unios con consensos puntuales en Naciones Unidas y con acciones unilaterales más discutibles como ocurrió en Irak con algunos apoyos de sus aliados más directos. En su momento, las críticas a que Washington fuera el Gendarme del Mundo se elevaban cuando chocaban con intereses de algunas superpotencias como Rusia o China o potencias medias como Francia, sobre todo con actuaciones indirectas en algunos países de África. Sin embargo, en los Balcanes sacaron las castañas del fuego a los europeos. Hoy en día, la hegemonía norteamericana se ha diluido por la dura factura que se ha cobrado la crisis económica provocada en gran parte por la falta de regulación de un mercado financiero insaciable y sin escrúpulos y por los elevados gastos multimillonarios de las intervenciones en Afganistán e Irak. El presidente Barack Obama ha dedicado gran parte de sus esfuerzos a la recuperación interna y ha dejado sitio en la escena internacional a otros protagonistas que lo han aprovechado para su propio aprovisionamiento y para reforzar sus posiciones en conflictos como Siria, Libia, Ucrania o República Centroafricana. La Unión Europea no ha sabido, ni podido, ni soñado con asumir ese papel internacional debido a sus graves divisiones internas y su falta de recursos. El caso es que la degradación de algunos conflictos ha encendido todas las alarmas ante la pasividad de la llamada Comunidad Internacional porque los asesinos del Estado Islámico, repudiado incluso por Al Qaeda por la brutalidad de sus ataques contra la civiles a los que decapitan y crucifican impunemente, han logrado el control de zonas petrolíferas en el norte de Irak y de Siria; así como infraestructuras básicas de agua que ya han sido recuperadas por las fuerzas kurdas. Los bombardeos norteamericanos contra las fuerzas del EI ayudan a contenerlos, el envío posible de armas europeas a los kurdos bajo el control de Bagdad puede crear más problemas que soluciones; en definitiva asistimos a una pésima resolución de la guerra en Irak por parte norteamericana que difícilmente va a sofocar la amenaza yihadista sino se produce una intervención militar occidental. Pero, ¿quien va a meterse de nuevo en el avispero iraquí? Desgaste de opinión pública, enormes gastos económicos y bajas, intereses contrapuestos con otros países, pero no hay otra opción si, como reclama el Papa Francisco, queremos frenar al agresor injusto.

Leer más

¡Dejad que los cristianos vivan en el Oriente!

Los cristianos de Irak, una de las comunidades cristianas más antiguas del Levante, representan casi el 2% de la población del país. En 1980, todavía eran un millón de personas pero en este momento la supervivencia de esa comunidad corre grave peligro.Después de recibir un ultimátum de los yihadistas del Estado Islámico ex EIIL intimándolos a convertirse al islam o a pagar el impuesto implantado para los no musulmanes, la comunidad cristiana de Mosul tuvo que huir al Kurdistán iraquí. En este momento es difícil saber con precisión cuántos cristianos se han quedado en Irak. Pero existen algunas cifras, dadas a conocer por las propias comunidades religiosas: eran todavía un millón en el momento de la primera guerra del Golfo –en 1991– y en el momento de la invasión estadounidense –en 2003– eran unos 800 000. Desde hace 11 años, un millar de cristianos han resultado muertos y se estima en alrededor de 400 000 el número de los que abandonaron el país. Actualmente quedarían en Irak 400 000 cristianos, incluyendo la importante comunidad cristiana de Bagdad, que cuenta entre 100.000 y 150 000 personas. Ante esa situación, Francia –por boca de sus ministros de Relaciones Exteriores y del Interior– se declara dispuesta a «favorecer la acogida» de los cristianos que huyen de Irak.

Leer más

Marruecos, Argelia, los dos referentes del Magreb

El Magreb, como es sabido, lo conforman en el Este-Norte-Oeste del continente africano: Libia, Túnez, Argelia, Marruecos y Mauritania; si bien, algunos autores hablan del “Magreb central” o “Magreb histórico”, al considerar que Túnez, Argelia y Marruecos fueron los ejes de esta geoestratégica región de África, a la que posteriormente se unieron los dos países “periféricos”, Libia y Mauritania. El 17 de febrero de 1989 se firmó en la ciudad de Marrakech la constitución de la Unión Magrebí Árabe (UMA) por los entonces mandatarios de los cinco países signatarios: el rey de Marruecos, Hassan II; el presidente de Túnez, Zine El Abidine Ben Ali; el presidente de Argelia, Chadli Benyedid; el presidente de Libia, coronel Muammar Al Gaddafi; y el presidente de Mauritania, coronel Maauya Uld Sidi Ahmed Taya

Leer más

La potencia turca

La economía le ha proporcionado a Recep Tayyip Erdogan los votos que necesitaba para continuar con su proyecto islámico para Turquía. La mayoría absoluta alcanzada en la primera vuelta de las elecciones presidenciales contrasta con la victoria insuficiente que consiguió Erdogan en los comicios generales de hace 2 años. Su ambición de reformar el estado turco se frustró porque no alcanzó la mayoría suficiente en el Parlamento. Ahora, tras la demostración de fuerza electoral se dispone a reformar la Constitución para dotar de poderes a la presidencia y para cambiar definitivamente el carácter laico del país, impuesto por el padre de la Patria turca, Mustafa Kemal Ataturk en 1924. Erdogan quiere convertir la presidencia turca en un centro de poder mayoritario con el riesgo evidente de convertirlo en totalitario, si nos atenemos a los signos que ha demostrado cuando se registraron manifestaciones en contra de algunas de sus decisiones y ordenó una durísima represión ejercida por las fuerzas de seguridad.

Leer más

Dramático testimonio de un argentino en Israel

Vergüenza bronca e impotencia. Eso es lo que siento al vivir dentro o a un costado de la sociedad israelí: en su gran mayoría se trata de un cúmulo de individuos que han sufrido un lavado de cerebro sistemático, desde chiquitos. Cerebros lavados y lavadores de cerebros profesionales; victimarios que de alguna manera lograron desarrollar un mecanismo de auto convencimiento, una completa insensibilidad frente al sufrimiento del otro, todo esto combinado con un sentimiento de superioridad indeleble, paradójicamente mezclado con ignorancia, vulgaridad y un racismo virulento. El racismo y la discriminación, aplicados tanto en el plano personal como institucional. Una sociedad como la israelí, que nunca quiso ni buscó la paz, está destinada a desaparecer. Tal es el destino final de las democracias étnicas. Hablar se torna peligroso. Los diarios y los sitios en la web de noticias en hebreo narran la guerra de manera tal que cualquier duda sea eliminada. Las noticias se enuncian como pequeñas piezas de discurso adoctrinador, que es repetido como mantra en el bar, en el café, en las universidades, de padres a hijos, de oficiales a soldados. Es así que no hay huecos en el imaginario local, casi no existe la izquierda ni la crítica: abolidos. La autocrítica es traición. La mirada de odio y de placer del sabra israelí ante los ataques por tierra y los bombardeos, es evidente.

Leer más

La política exterior española

La ausencia de algún ministro/a del Gobierno de España en la Fiesta del Trono, celebrada la pasada semana en Madrid, organizada por la Embajada del vecino país para conmemorar el 15ª Aniversario de la Exaltación al Trono de Mohamed VI como Rey de Marruecos (ver, “Mohamed VI: 15 años de fructífero Reinado”); constituye, desde mi punto de vista, un claro despropósito que pone de manifiesto los reiterados ‘lapsus’ de la política exterior española, a los que no es ajeno el Partido Popular. ¿Cómo se reaccionaría en el Estado español, si a la conmemoración del I Aniversario de la Exaltación al Trono de Felipe VI como Rey de España, que previsiblemente celebrará la Embajada española en Rabat el 19 de junio de 2015, el Ejecutivo marroquí se limitara a enviar sólo a dos altos cargos del Ministerio de Asuntos Exteriores, en lugar de a un ministro/a? ¿No sería considerado este hecho, lógicamente, un acto desdeñoso por parte de Marruecos?

Leer más

Hollywood y el cine de aventuras en Marruecos

Marruecos ha sido y es uno de los grandes “platós” del cine mundial, y fue precisamente Marruecos el país que eligió el gran John Huston para rodar su largamente deseada versión del relato de Rudyard Kiping The man who would be King, es decir, El hombre que sería Rey, traducida en España para comercializarse como El hombre que pudo reinar. Gracias a la osadía y arte del maestro Alexander Trauner, Marruecos se convirtió en el viejo Afganistán en el que se desarrolla la trama de esta maravillosa película de aventuras. Alexander Trauner, escenógrafo y director artístico o diseñador de producción, ha sido quizá el mejor de los directores artísticos, siendo el responsable de la escenografía, dirección o diseño de producción de muchas obras maestras: desde La edad de oro (L´âge d´or, 1930) de Buñuel hasta El apartamento (The apartment, 1960) de Billy Wilder, pasando por films como Le quai des brumes (1938) o Los niños del paraíso (Les enfants du paradis, 1945) ambas de Marcel Carné, el Otelo (The tragedy of Othello: the moor of Venice, 1952) de Orson Welles, Rififí (Du Rififi chez les hommes, 1955) de Jules Dassin, Tierra de faraones (Land of the Pharaohs, 1955) de Howard Hawks, Cómo robar un millón y… (How to steal a million, 1966) de William Wyler, El otro señor Klein (Mr.Klein, 1976) de Joseph Losey, Subway (1985) de Luc Besson, Alrededor de la medianoche (Round midnight, 1986) de Bertrand Tavernier, y además de la antes mencionada de El apartamento, para Billy Wilder también trabajó en Ariane (Love in the afternoon, 1957), Testigo de cargo (Witness for the prosecution, 1957), Uno, dos, tres (One, two, three, 1961), Irma, la dulce (Irma la douce, 1963), Bésame, tonto (Kiss me, stupid, 1964), La vida privada de Sherlock Holmes (The privates live of Sherlock Holmes, 1970) o Fedora (1978). Pero quizá fue con su única colaboración con Huston en El hombre que pudo reinar, cuando Trauner realizó su trabajo más increíble.

Leer más

La mala costumbre de castigar a Gaza

Sin concluir las hostilidades en Gaza, sin que haya terminado aún la trágica contabilidad de víctimas y destrozos, aumentado cada día las cifras de muertes palestinas, de manera muy especial, paro también las de las víctimas israelíes, ineficaces todos los esfuerzos de pacificación, con treguas intermitentes, rechazadas o efímeras, con el horror por el elevadísimo número de niños caídos, parece todavía difícil dilucidar si en Gaza esta vez Israel disponía de una estrategia para la actuación y para la salida del conflicto, en lo que ya se percibe como el mayor revés militar que ha registrado desde su intervención en Líbano, verano de 2006, o la quiebra mas importante para la democracia y el pluralismo. En Gaza se muestra un Israel distinto, desde luego no el mejor para algunos. En cualquier caso, imposible encontrar en este mundo otra parcela con tanto sufrimiento como el padece Gaza por persona y metro cuadrado, aunque se trate tan sólo de 360 kilómetros cuadrados, con un máximo de 10 kilómetros de ancho, pero que alberga 1,8 millones de personas, con un altísimo nivel de natalidad e índices también altísimos de contaminación en el agua, la tierra y la atmósfera. Gaza huele mal y se hunde bajo el peso de su población y sus castigos, una y otros multiplicándose en un espacio cada vez mas exiguo pero que con la guerra intermitente, 2008, 2012, 2014, etc., deriva en cantera de radicalismo político y fanatismo religioso, la víctima inocente e indefensa según los sentimientos árabes en que así se identifica a Gaza ante el acoso y el castigo sistemáticos perpetrados de manera odiosa y prepotente por la potencia ocupante de los territorios palestinos; por los países occidentales en otros lugares y episodios de una historia traumática que se compendia en Gaza.

Leer más

Musulmanes de España: Integrados e invisibles

El pasado 28 de julio musulmanes de todo el mundo celebraron el Id al Fitr, la fiesta del fin del Ramadán. ¿Exótico? No tanto. En España reside millón y medio de musulmanes, y la española ya es la segunda nacionalidad tras la marroquí entre los fieles de esta religión en nuestro país. Durante 30 días han ayunado del alba al ocaso, un mes de recogimiento, oración, solidaridad y orgullo de pertenencia a su comunidad, una celebración alegre y hacia adentro. Porque, a diferencia de otras ocasiones, la festividad este año no ha traspasado el ámbito religioso. “Es el mes de Ramadán, en que fue revelado el Corán como dirección para los hombres y como prueba clara de la dirección y del criterio. Quien de vosotros esté presente ese mes, que ayune en él. Quien esté enfermo o de viaje, ayunará un número igual de días. Dios quiere hacéroslo fácil y no difícil (…). Comed y bebed hasta que, a la alborada, pueda distinguirse un hilo blanco de un hilo negro. Luego, observad un ayuno riguroso hasta la caída de la noche”. Palabra de Dios, fijada por escrito en la azora número dos del Corán. Ramadán es el noveno mes del año lunar musulmán, se conmemora la revelación del libro sagrado al profeta Mahoma, allá por el siglo VII, e impone el ayuno diurno, que en España este 2014 se ha prolongado desde aproximadamente las 5 de la mañana a las 9 y media de la noche.

Leer más

Mohamed VI: 15 años de fructífero reinado

La Fiesta del Trono de este año organizada por la Embajada del Reino de Marruecos en Madrid, para conmemorar el 15º Aniversario de la Exaltación al Trono del Rey Mohamed VI, tuvo un significado especial. En primer lugar, por coincidir con la reciente y primera visita de los nuevos Reyes de España a este país, que ha servido para consolidar las históricas relaciones de amistad y cooperación hispano-marroquíes; y para estrechar los lazos fraternales entre los dos “Reyes VI”: Felipe VI, Rey de España, que encarna a la Monarquía Borbónica, y Mohamed VI, Rey de Marruecos, que ostenta el legado de la Monarquía Alauita. Y en segundo lugar, por ser el primer año al frente de la Embajada del vecino país del embajador Fadel Benyaich, en el que tantas expectativas y esperanzas hay cifradas. El embajador, junto a su esposa y agregados militares, saludó a todos los invitados a una recepción multitudinaria, a la que asistieron el cuerpo diplomático acreditado en la capital de España, representantes de las Fuerzas Armadas españolas y de los Cuerpos de Seguridad del Estado, y diversas personalidades, así como una amplia representación de la vida política, social y cultural de la Villa y Corte.

Leer más

Palestina vista desde Túnez

En las paredes del restaurante, en medio de fotografías sepia de escolares de otros tiempos, una gran foto enmarcada en la que se veían unos manifestantes jóvenes enarbolando pancartas con el lema: “musulmanes, cristianos y judíos, todos somos tunecinos”. Una foto que bien podía haber sido hecha ahora, en las innumerables marchas de protesta organizadas para pedir el cese de los bombardeos israelíes sobre Gaza y el levantamiento del bloqueo. Aunque también podía remontarse a las decenas de veces que los ciudadanos tunecinos han salido a las calles para protestar contra un conflicto que unos y otros justifican, pero del que sufren las poblaciones indefensas y abandonadas a su suerte. La particularidad de la foto y del restaurante es que ambos son judíos. No quedan muchos en Túnez, el país de sus ancestros, es cierto, pero los que resisten los embates del fanatismo se sienten tan tunecinos como cualquier habitante de la antigua Cartago, del campo o de la ciudad, de los barrios ricos o de los poblados desheredados.

Leer más

España-Marruecos, sintonía real y mucho por hacer

La reciente visita de los Reyes de España a Marruecos ha sido importante por varios motivos que reflejan la intensidad y la complejidad de las relaciones entre los dos países. En su primera gira internacional tras su proclamación como rey, Felipe VI ha visitado el Vaticano, Portugal, Marruecos y Francia acompañado de la Reina Letizia. De esas visitas, con marcado carácter protocolario pero también con contenido político, la más larga ha sido la realizada a Rabat, donde los monarcas estuvieron dos días –uno más que en el resto de etapas– invitados por el rey Mohamed VI. La relación entre las Jefaturas del Estado de ambos países ha sido una constante que ha resistido a las diferentes coyunturas y numerosos momentos de tensión en la relación bilateral. Esa proximidad es lo que ambas Casas Reales quisieron escenificar durante la visita del rey Juan Carlos a Marruecos en julio de 2013 y en el reciente viaje de presentación de los nuevos Reyes de España. Es significativo que ambos desplazamientos se realizaran durante el mes de ramadán, un periodo del año en el que es excepcional recibir visitas de Estado en muchos países musulmanes, incluido Marruecos. Este hecho se ha visto como una muestra de cercanía y familiaridad hecha por parte de los anfitriones marroquíes. Marruecos y el conjunto del Magreb son un área prioritaria de interés para España por muchos motivos que afectan a la seguridad de los españoles, pero también por las oportunidades que esa región puede ofrecer. La opinión pública española parece haber tomado conciencia de ello, tal como refleja un reciente Barómetro del Real Instituto Elcano (BRIE).

Leer más

Esto no puede continuar

La última noche fue extrema. La “invasión terrestre” de Gaza produjo decenas de furgones llenos de cuerpos mutilados, destrozados, sangrantes, temblorosos, agonizantes... Palestinos heridos de toda condición y edad, todos civiles, todos inocentes. Los héroes de las ambulancias y de todos los hospitales de Gaza trabajan en turnos de entre 12 y 24 horas, demacrados por la fatiga y la inhumana carga de trabajo (y en Al-Shifa, sin cobrar su salario desde hace cuatro meses). Atienden, clasifican, tratan de comprender el incomprensible caos de cuerpos, tamaños, extremidades, de seres humanos que caminan y no caminan, que respiran y no respiran, que sangran y no sangran. ¡Seres humanos! Personas que de nuevo están siendo tratadas como animales por “el ejército más moral del mundo” (sic)!. Los heridos me infunden un respeto infinito por su contenida determinación en medio del dolor, la agonía y el shock. Mi admiración por el personal y los voluntarios es ilimitada. Mi proximidad a la resistencia palestina me infunde fuerza, aunque a ratos solo quiero gritar, asirme fuertemente a alguien, llorar, oler la piel y el cabello del niño caliente empapado en sangre, protegernos a nosotros mismos en un abrazo interminable, pero no nos lo podemos permitir, ni tampoco ellos pueden.

Leer más

Páginas

Suscribirse a RSS - blogs