Sábado, 21 de Julio de 2018

Opinión

Kurdistán-Irak, la batalla por el petróleo

La urgencia de la situación en que se encontraban las minorías yazidíes, refugiados en una montaña en el norte de Irak, y sobre todo la cercanía de los militantes del grupo yihadista del llamado EI (Estado Islámico) a la capital kurda Erbil fueron los principales argumentos de Obama para justificar la rapidez de la intervención militar. Una reacción que contrastó con la situación dramática en Siria. Dicen que la administración de Estados Unidos no quiere volver a Irak después de perder 5.000 soldados, además de 30.000 heridos y tres billones de dólares. No puede tropezar con la misma piedra dos veces. La estabilidad del Kurdistán iraquí y su ubicación estratégica, rodeado por las poblaciones kurdas de Siria, Irán y Turquía, la guerra con el extremismo y una eventual independencia son factores que aceleraron a Estados Unidos a lanzar bombardeos en la región contra los insurgentes.

Leer más

Cumbre OTAN 2014: Necesaria cooperación con África

De nuevo, la OTAN se encuentra ante un punto vital de decisión, que será determinante para la defensa y la seguridad de los aliados en los próximos años y que marcará un nuevo enfoque estratégico acorde con el actual escenario internacional. La próxima Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Atlántica, que se celebra en Cardiff (Gales) el 2 y 3 de septiembre, constituye una excelente oportunidad para afrontar este reto. Hasta hace unos meses, el fin de las operaciones de combate en Afganistán, la reorientación de Estados Unidos hacia el eje Asia-Pacífico, la crisis presupuestaria en el seno de la organización y la carencia de importantes capacidades militares iban a centrar los debates de esta Cumbre. Sin embargo, la crisis de Ucrania ha modificado drásticamente la agenda y, aun siendo este un asunto trascendental para la Organización, no debería convertirse en la única cuestión a abordar en la mesa de negociaciones.

Leer más

España envía material militar a Ucrania

Rajoy hace méritos ante la OTAN con el envío de material de guerra al ejército de Ucrania para lograr la implicación de la Alianza en África. Un C-295 ha volado a Kiev con dos toneladas de equipos de protección

Leer más

Similitudes entre el Islam, el Cristianismo y el Judaísmo. No somos tan diferentes.

Los musulmanes creemos en un Solo Dios, Todopoderoso, Creador de los Cielos y la Tierra y todo lo que ellos contienen; creemos en las Revelaciones anteriores y en sus Libros Sagrados, creemos en los Profetas y Mensajeros; creemos en Adán y Eva, Noé, Abraham, Ismael, Isaac, en Jacob y las 12 tribus, en José y los sueños del Faraón; En Moisés y los Mandamientos de la Ley, creemos también en Jesús y en María.

Leer más

¿En qué siglo estamos?

La utopía regresiva se sirve del valor de los símbolos y las nuevas tecnologías

Leer más

Argel-Rabat, el eterno desencuentro

A propósito del artículo anterior ‘Marruecos, Argelia, los dos referentes del Magreb’, y dado que el contencioso histórico entre estos dos países -en el que gravita la cuestión del Sáhara- es uno de los motivos que dificultan la integración de la Unión Magrebí Árabe (UMA), aparte de no contribuir en nada a la estabilidad de la región, he creído oportuno profundizar en las relaciones argelino-marroquíes, plagadas de desencuentros y dificultades. Pues, tal como ha señalado la Comisión Económica para África de las Naciones Unidas (CEA), reunida días pasados en Adís Abeba (Etiopía), el Magreb necesita hoy más que nunca acelerar el proceso de su integración para satisfacer las reivindicaciones expresadas por sus poblaciones estos últimos años. Y, precisamente, porque los dos países más importantes del Magreb siguen seriamente enfrentados es por lo que se hace necesario, en mi opinión, conocer las causas que dificultan las relaciones entre Marruecos y Argelia. Aunque en 1999, la elección como presidente de Argelia de Abdelaziz Buteflika (que es marroquí, natural de Uchda), y el inicio del reinado de Mohamed VI en Marruecos planteó ciertas expectativas, frustradas poco después. Las tensas relaciones diplomáticas entre Argelia y Marruecos han sido una constante; y la propia convivencia histórica entre los dos países ya fue complicada. La principal diferencia radica, en primer lugar, en la existencia de dos regímenes políticos divergentes: una monarquía parlamentaria aliada de Occidente, lo que hace de Marruecos un país estable y seguro, bastión contra el fundamentalismo islámico; y una república socialista árabe, en la órbita soviética de la antigua URSS, y ahora de Rusia y sus aliados, que ha convertido a Argelia -que vivió una cruenta guerra civil- en un país poco estable e inseguro; donde en la práctica manda la cúpula militar, que alienta y exporta el terrorismo islámico más allá de sus fronteras.

Leer más

Merkel en Santiago

La canciller alemana ha disfrutado de unas 35 excelentes horas en Santiago de Compostela en compañía de un gallego exultante, el presidente del Gobierno español. Los gestos y la buena cara de ambos dirigentes políticos demostraban la buena sintonía actual entre ambos, sellando un acuerdo entre conservadores para afrontar los próximos compromisos de la Unión Europea. España y Alemania, con gobierno de gran coalición entre los democristianos y los socialdemócratas, frente a los socialistas de Francia e Italia. Aunque no es nada acertado pensar que, en este caso, la ideología y las posiciones políticas condicionan las decisiones europeas de unos y otros. Lo que realmente se tiene en cuenta son los intereses nacionales de cada gobierno en cada país. En el caso de Angela Merkel y Mariano Rajoy, su gran entendimiento se ha ido labrando con el paso de los meses y con los notables resultados de crecimiento económico gracias a las reformas emprendidas por el Ejecutivo español que tanto sacrifico han supuesto para buena parte de la sociedad española. Austeridad y ajuste fiscal frente a inversión e impulso de la actividad económica para abordar el mayor reto de todos: la creación de empleo, sobre todo en España donde empieza a mostrar algunos datos positivos. La crisis de gobierno en Francia pone de manifiesto lo delicado de su situación, pretendidamente ignorada por sus dirigentes anteriores provocando una crisis de peores consecuencias y dificultades añadidas para su superación. Merkel y Rajoy han sido exquisitamente prudentes y no han entrado a valorar los problemas políticos internos entre los socialistas franceses pero no han dejado de recordar el compromiso del primer ministro galo, Manuel Valls, de afrontar las reformas imprescindibles que necesita Francia y que otros nunca quisieron acometer. Con sus elementos particulares, el caso de Italia es parecido porque Matteo Remzi cosechó una notable victoria electoral en los comicios europeos pero no ha logrado cerrar ninguna de las reformas tan prometidas como necesarias. En Santiago de Compostela se ha hablado de cargos europeos, cuota de poder que cada uno pretende asegurar, pero el encuentro hispano-alemán sólo sería provechoso para incrementar el turismo alemán si lo único que trascendiera fuera eso, con todo lo que está ocurriendo en Irak, Siria, Libia, Gaza, Ucrania y donde el papel de la Unión Europea es muy mejorable.

Leer más

Defensa quiere a la OTAN en el Sahel

La crisis de Ucrania ha fijado el foco de la OTAN en el Este y España pretende que no pierda de vista el Sur, implicar a la Alianza hasta el centro de África. Sin resultados hasta ahora, el ministro de Defensa trata de que la OTAN aterrice en el Sahel –frontera sur del Sáhara- y cinturón africano adyacente, área que el Gobierno ha certificado como origen de todos los males para nuestra seguridad y donde ya trabajan 400 militares españoles, en parte en labores de apoyo a intervenciones de Francia, en parte encuadrados en misiones de la Unión Europea.

Leer más

La importancia geoestratégica del Magreb

Los recientes acontecimientos en Libia y Túnez, dos países de la paralizada UMA (Unión Magrebí Árabe), han puesto de relieve la enorme importancia geoestratégica del Magreb. Un concepto que data de miles de años, y que ahora cobra especial actualidad por cuanto esta región es de capital importancia para la paz y la seguridad en África, que tanto preocupa a Occidente. Pero antes de entrar en materia, hagamos una breve descripción del Magreb; término milenario (poniente en la astronomía árabe), que comprende los territorios de Libia, Túnez, Argelia, Marruecos y Mauritania. La población total de los cinco Estados se acerca a los 89 millones de habitantes, los cuales tienen como denominador común a los bereberes (imazighen, en su idioma), que son los nativos de esta extensa zona del Norte de África. Sin embargo, su realidad es muy diversa, pues en Marruecos y Argelia son parte importante de la población (un 35 % en Argelia, y un 60 % en Marruecos), en tanto que en Libia, Túnez y Mauritania son minoría, con un 15 %. Junto a los bereberes, los árabes son la otra etnia dominante. Los árabes llegaron en diferentes oleadas, especialmente a partir del siglo VII d.c., época en la que empezó la islamización del Magreb.

Leer más

Agresor injusto

El Papa Francisco ha planteado una cuestión muy trascendente, por lo que supone de respaldo a los bombardeos contra las milicias asesinas del Estado Islámico en Irak, aunque puntualizó que no apoya ni los bombardeos ni las guerras sino las acciones en Naciones Unidas; y muy relevante por lo que significa de reclamo a recuperar la autoridad internacional que ha residido en las últimas décadas, de facto, en los Estados Unios con consensos puntuales en Naciones Unidas y con acciones unilaterales más discutibles como ocurrió en Irak con algunos apoyos de sus aliados más directos. En su momento, las críticas a que Washington fuera el Gendarme del Mundo se elevaban cuando chocaban con intereses de algunas superpotencias como Rusia o China o potencias medias como Francia, sobre todo con actuaciones indirectas en algunos países de África. Sin embargo, en los Balcanes sacaron las castañas del fuego a los europeos. Hoy en día, la hegemonía norteamericana se ha diluido por la dura factura que se ha cobrado la crisis económica provocada en gran parte por la falta de regulación de un mercado financiero insaciable y sin escrúpulos y por los elevados gastos multimillonarios de las intervenciones en Afganistán e Irak. El presidente Barack Obama ha dedicado gran parte de sus esfuerzos a la recuperación interna y ha dejado sitio en la escena internacional a otros protagonistas que lo han aprovechado para su propio aprovisionamiento y para reforzar sus posiciones en conflictos como Siria, Libia, Ucrania o República Centroafricana. La Unión Europea no ha sabido, ni podido, ni soñado con asumir ese papel internacional debido a sus graves divisiones internas y su falta de recursos. El caso es que la degradación de algunos conflictos ha encendido todas las alarmas ante la pasividad de la llamada Comunidad Internacional porque los asesinos del Estado Islámico, repudiado incluso por Al Qaeda por la brutalidad de sus ataques contra la civiles a los que decapitan y crucifican impunemente, han logrado el control de zonas petrolíferas en el norte de Irak y de Siria; así como infraestructuras básicas de agua que ya han sido recuperadas por las fuerzas kurdas. Los bombardeos norteamericanos contra las fuerzas del EI ayudan a contenerlos, el envío posible de armas europeas a los kurdos bajo el control de Bagdad puede crear más problemas que soluciones; en definitiva asistimos a una pésima resolución de la guerra en Irak por parte norteamericana que difícilmente va a sofocar la amenaza yihadista sino se produce una intervención militar occidental. Pero, ¿quien va a meterse de nuevo en el avispero iraquí? Desgaste de opinión pública, enormes gastos económicos y bajas, intereses contrapuestos con otros países, pero no hay otra opción si, como reclama el Papa Francisco, queremos frenar al agresor injusto.

Leer más

¡Dejad que los cristianos vivan en el Oriente!

Los cristianos de Irak, una de las comunidades cristianas más antiguas del Levante, representan casi el 2% de la población del país. En 1980, todavía eran un millón de personas pero en este momento la supervivencia de esa comunidad corre grave peligro.Después de recibir un ultimátum de los yihadistas del Estado Islámico ex EIIL intimándolos a convertirse al islam o a pagar el impuesto implantado para los no musulmanes, la comunidad cristiana de Mosul tuvo que huir al Kurdistán iraquí. En este momento es difícil saber con precisión cuántos cristianos se han quedado en Irak. Pero existen algunas cifras, dadas a conocer por las propias comunidades religiosas: eran todavía un millón en el momento de la primera guerra del Golfo –en 1991– y en el momento de la invasión estadounidense –en 2003– eran unos 800 000. Desde hace 11 años, un millar de cristianos han resultado muertos y se estima en alrededor de 400 000 el número de los que abandonaron el país. Actualmente quedarían en Irak 400 000 cristianos, incluyendo la importante comunidad cristiana de Bagdad, que cuenta entre 100.000 y 150 000 personas. Ante esa situación, Francia –por boca de sus ministros de Relaciones Exteriores y del Interior– se declara dispuesta a «favorecer la acogida» de los cristianos que huyen de Irak.

Leer más

Marruecos, Argelia, los dos referentes del Magreb

El Magreb, como es sabido, lo conforman en el Este-Norte-Oeste del continente africano: Libia, Túnez, Argelia, Marruecos y Mauritania; si bien, algunos autores hablan del “Magreb central” o “Magreb histórico”, al considerar que Túnez, Argelia y Marruecos fueron los ejes de esta geoestratégica región de África, a la que posteriormente se unieron los dos países “periféricos”, Libia y Mauritania. El 17 de febrero de 1989 se firmó en la ciudad de Marrakech la constitución de la Unión Magrebí Árabe (UMA) por los entonces mandatarios de los cinco países signatarios: el rey de Marruecos, Hassan II; el presidente de Túnez, Zine El Abidine Ben Ali; el presidente de Argelia, Chadli Benyedid; el presidente de Libia, coronel Muammar Al Gaddafi; y el presidente de Mauritania, coronel Maauya Uld Sidi Ahmed Taya

Leer más

La potencia turca

La economía le ha proporcionado a Recep Tayyip Erdogan los votos que necesitaba para continuar con su proyecto islámico para Turquía. La mayoría absoluta alcanzada en la primera vuelta de las elecciones presidenciales contrasta con la victoria insuficiente que consiguió Erdogan en los comicios generales de hace 2 años. Su ambición de reformar el estado turco se frustró porque no alcanzó la mayoría suficiente en el Parlamento. Ahora, tras la demostración de fuerza electoral se dispone a reformar la Constitución para dotar de poderes a la presidencia y para cambiar definitivamente el carácter laico del país, impuesto por el padre de la Patria turca, Mustafa Kemal Ataturk en 1924. Erdogan quiere convertir la presidencia turca en un centro de poder mayoritario con el riesgo evidente de convertirlo en totalitario, si nos atenemos a los signos que ha demostrado cuando se registraron manifestaciones en contra de algunas de sus decisiones y ordenó una durísima represión ejercida por las fuerzas de seguridad.

Leer más

Dramático testimonio de un argentino en Israel

Vergüenza bronca e impotencia. Eso es lo que siento al vivir dentro o a un costado de la sociedad israelí: en su gran mayoría se trata de un cúmulo de individuos que han sufrido un lavado de cerebro sistemático, desde chiquitos. Cerebros lavados y lavadores de cerebros profesionales; victimarios que de alguna manera lograron desarrollar un mecanismo de auto convencimiento, una completa insensibilidad frente al sufrimiento del otro, todo esto combinado con un sentimiento de superioridad indeleble, paradójicamente mezclado con ignorancia, vulgaridad y un racismo virulento. El racismo y la discriminación, aplicados tanto en el plano personal como institucional. Una sociedad como la israelí, que nunca quiso ni buscó la paz, está destinada a desaparecer. Tal es el destino final de las democracias étnicas. Hablar se torna peligroso. Los diarios y los sitios en la web de noticias en hebreo narran la guerra de manera tal que cualquier duda sea eliminada. Las noticias se enuncian como pequeñas piezas de discurso adoctrinador, que es repetido como mantra en el bar, en el café, en las universidades, de padres a hijos, de oficiales a soldados. Es así que no hay huecos en el imaginario local, casi no existe la izquierda ni la crítica: abolidos. La autocrítica es traición. La mirada de odio y de placer del sabra israelí ante los ataques por tierra y los bombardeos, es evidente.

Leer más

La política exterior española

La ausencia de algún ministro/a del Gobierno de España en la Fiesta del Trono, celebrada la pasada semana en Madrid, organizada por la Embajada del vecino país para conmemorar el 15ª Aniversario de la Exaltación al Trono de Mohamed VI como Rey de Marruecos (ver, “Mohamed VI: 15 años de fructífero Reinado”); constituye, desde mi punto de vista, un claro despropósito que pone de manifiesto los reiterados ‘lapsus’ de la política exterior española, a los que no es ajeno el Partido Popular. ¿Cómo se reaccionaría en el Estado español, si a la conmemoración del I Aniversario de la Exaltación al Trono de Felipe VI como Rey de España, que previsiblemente celebrará la Embajada española en Rabat el 19 de junio de 2015, el Ejecutivo marroquí se limitara a enviar sólo a dos altos cargos del Ministerio de Asuntos Exteriores, en lugar de a un ministro/a? ¿No sería considerado este hecho, lógicamente, un acto desdeñoso por parte de Marruecos?

Leer más

Páginas

Suscribirse a RSS - blogs