Thearabweekly.com

Pie de foto: Esraa Albuti, directora ejecutiva de Ernst & Young, exhibe su nueva licencia de conducir, en el Departamento General de Tráfico de Riyadh, el 4 de junio. (Ministerio de Información de Arabia Saudita a través de AP)

El Gobierno ha otorgado a diez mujeres licencias de conducir en Arabia Saudita, un paso clave para terminar con uno de los problemas más relevantes en la sociedad saudita y abrir nuevas oportunidades para la economía. Los permisos se otorgaron el 4 de junio a mujeres que tenían licencias de conducir de otros países, tres semanas antes de que los saudíes levantaran oficialmente la prohibición de conducir mujeres.

Según el Centro de Comunicación Internacional (CIC) del Ministerio de Información "diez mujeres sauditas hicieron historia el [4 de junio] cuando recibieron licencias de conducir " y señaló que "las expectativas son que la próxima semana otras 2.000 mujeres se unirán a las conductoras con licencia en el Reino". La agencia oficial de noticias saudita dijo que la convalidación de licencias internacionales a documentos sauditas ocurrió después de realizar una "prueba práctica" pero no ofrecieron detalles.

"Es un sueño hecho realidad que estoy a punto de conducir en el reino", dijo el CIC citando a Rema Jawdat, una de las mujeres que recibió una licencia. "Conducir para mí representa tener una opción, la elección del movimiento independiente. Ahora tenemos esa opción ", dijo Jawdat, una funcionaria del Ministerio de Economía y planificación que tiene experiencia de conducción en el Líbano y Suiza. Las noticias de que a las mujeres se les habían otorgado licencias de conducir antes del cambio oficial vieron a "#first_saudi_female_driving_licence" convertirse en el hashtag de mayor tendencia. Un video que muestra a una mujer recibiendo su carnet de conducir fue ampliamente compartido en internet.

Los ultraconservadores han argumentado que es inmoral que las mujeres conduzcan y advirtieron que las mujeres serían sometidas a acoso sexual si lo hacen. Hace cuatro años, el principal clérigo del país, el Gran Mufti Abdulaziz Al Sheikh, dijo que prohibir a las mujeres conducir "era lo mejor para la sociedad" porque les protegía de tener que lidiar con un accidente. El Gobierno saudita recientemente aprobó una ley histórica para criminalizar el acoso sexual, introduciendo una condena de prisión de hasta cinco años y una multa máxima de $ 80,000.

Las legislaciones contra el acoso "es una contribución muy importante a la historia de las regulaciones en el Reino", dijo el miembro del Consejo Shura Latifa al-Shaalan. "Llena un gran vacío legislativo, y es un sistema disuasivo cuando se compara con una serie de leyes similares en otros países".

La prohibición de conducción femenina no fue oficial durante décadas antes de que fuera establecida como ley después de que 47 mujeres activistas saudíes condujeran en Riad como protesta en noviembre de 1990. Estuvieron encarceladas por un día y se les confiscaron los pasaportes.