Atalayar/Agencias
 
Cinco países europeos, entre ellos España, y otros cinco africanos con costas que bañan el mar Mediterráneo alcanzaron este martes un acuerdo tras más de dos años de trabajo con el que consensuan una postura común en la gestión del agua.
 
El acuerdo tuvo lugar en el marco de la I Conferencia Ministerial del Agua del Diálogo 5+5, celebrada en Argel (Argelia), a donde acudió la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, quien se felicitó por la llamada ‘Estrategia del Agua en el Mediterráneo Occidental’ porque “dará una respuesta eficaz al reto de la seguridad hídrica”.
 
España y Argelia lideraron esta iniciativa, que ha contado con el respaldo del resto de los países del llamado Diálogo 5+5 (denominado así por el número de países tanto de Europa como de África): Francia, Italia, Libia, Malta, Marruecos, Mauritania, Portugal y Túnez.
 
La ‘Estrategia del Agua en el Mediterráneo Occidental’ es una guía que nace en respuesta al compromiso que alcanzaron los países del 5+5 en 2012, a propuesta de España y Argelia, de adoptar una estrategia común para gestionar el agua y que, según García Tejerina, “permitirá dar visibilidad a la región Mediterránea dentro del marco de la agenda internacional del agua”.
 
“La cuestión del agua tiene un enorme interés para toda la región, ya que es fundamental para nuestro desarrollo y, al tratarse de un bien escaso, tenemos que administrarlo basándonos en la experiencia acumulada en el pasado y protegiendo nuestro entorno natural, de manera que dejemos un futuro mejor a las generaciones venideras”, señaló.
 
Tejerina indicó que el documento aprobado “tiene en cuenta las peculiaridades de nuestra región tanto en términos de desarrollo socioeconómico como en términos ambientales y climáticos, y nos permitirá que el debate internacional tome debidamente en consideración el reto de la escasez en la gestión del agua y le asigne el peso que le corresponde”.
 
Plan de acción
La ministra anunció que España y Argelia presentarán este documento el próximo 13 de abril en Daegu-Gyeongbuk (Corea del Sur), en el marco del VII Foro Mundial del Agua. El acuerdo también se trasladará a los debates que celebrará Naciones Unidas para decidir la agenda del desarrollo posterior a 2015 y a las negociaciones que sobre la adaptación al cambio climático tendrán lugar en París (Francia) el próximo mes de diciembre.
Una vez consensuada y aprobada la Estrategia, toca ahora poner en marcha un plan de acción que, según Tejerina, “permita poner en marcha actuaciones clave para nuestras respectivas políticas nacionales del agua en ámbitos que van desde el abastecimiento a la depuración, pasando por la gestión de fenómenos meteorológicos extremos”.
 
Además, Tejerina resaltó el compromiso de España con los países de la ribera mediterránea y con la necesidad de que sus gobiernos continúen trabajando de una manera conjunta “para que la ausencia de agua no condicione la capacidad de la región para poder desarrollarse y crecer”. “Los países del Mediterráneo tenemos un problema común y avanzaremos en la medida que logramos adoptar juntos las mejores soluciones”, apostilló.
 
La ministra apuntó que, en un contexto de cambio climático, lo previsible es que haya menos agua para atender una mayor demanda, por lo que “una gestión sostenible basada en la planificación hidrológica y en las infraestructuras es fundamental, dado que la planificación es el marco en el que se decide, mediante el acuerdo, cómo repartir el agua, mientras que contar con las infraestructuras adecuadas es lo que nos permite almacenar agua y trasladarla donde haya escasez”.
Etiquetas: 
agua
España
Argelia
Mauritania
marruecos
Libia
Túnez