Paula Pérez Cava/Estrelladigital.es

Los cascos azules de la ONU en Malí que se han desplazado hasta el hotel Radisson Blu de Bamako, asaltado por milicianos islamistas, han asegurado que han visto 19 cadáveres de clientes  y 2 de terroristas, según ha informado un responsable de Naciones Unidas. Un ciudadano español logró escapar con vida escondido en su habitación.

De acuerdo con esta fuente, se trata de una información todavía preliminar, ya que el registro del hotel aún no se ha completado. Un responsable maliense ha informado de que ya no hay rehenes en el interior del establecimiento,

El grupo islamista Al Murabitún, fundado por el veterano yihadista Mojtar Belmojtar, ha reivindicado la autoría del ataque y ha dicho que han actuado "en coordinación" con Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Los hombres armados, diez según algunas fuentes, habían irrumpido en el hotel la pasada madrugada en coches con matrícula diplomática y habían entrado en el edificio disparando con armas automáticas y gritando "Alá es grande". Los asaltantes peinaron cada planta del hotel, registrando cada una de las 190 habitaciones, y juntaron a todos los rehenes en el séptimo piso, según miembros de seguridad del hotel.

El grupo hotelero que gestiona el Radisson, la empresa estadounidense Rezidor Hotel Group, indicó que dos hombres armados retenían a 140 huéspedes y a 30 empleados del hotel.

La policía maliense acordonó la zona, a la que poco después llegaron efectivos de la Minusma (Misión de paz de la ONU en ese país) y miembros de la gendarmería francesa.

Los secuestradores hablan inglés

Una persona que ha sido evacuada del hotel ha asegurado que los asaltantes se han llevado a los rehenes a una planta subterránea en la que hay plazas de aparcamiento y una zona de almacenamiento, ha informado el semanario 'Jeune Afrique'.

 

 

Franceses y chinos, entre los secuestrados

Entre las 170 personas secuestradas por varios hombres armados en el hotel Radisson Blu de Bamako, figuraban ciudadanos de nacionalidad francesa y china y empleados de la compañía Turkish Airlines.

Una fuente de la Presidencia francesa confirmó  que había ciudadanos franceses entre los cautivos. "Todavía estamos esperando a una información más precisa para comprobarlo. Hay personas francesas. El presidente está siguiendo de cerca la situación", aseguró la fuente consultada.

La agencia de noticias china Xinhua contó que un huésped de esa nacionalidad apellidado Chen les había confirmado vía móvil que estaba secuestrado y que había más compatriotas cautivos. Por su parte, un responsable del Gobierno turco  dijo que había seis empleados de Turkish Airlines entre los secuestrados.

Célula de crisis

El Gobierno de Mali ha creado una célula de crisis en sede de la jefatura del Ejecutivo, con el primer ministro, Modibo Keita, y el ministro de Seguridad Salif Traoré. El presidente del país, Ibrahim Boubacar Keita, está en Yamena, la capital de Chad, para asistir a una cumbre del G5 Sahel.

Este hotel es uno de los más frecuentados por personas extranjeras que trabajan en Mali, entre los que suele haber personal diplomático y tripulaciones de distintas aerolíneas. La agencia de noticias china Xinhua ha confirmado la existencia de rehenes de esa misma nacionalidad.

En agosto, atacantes islamistas acabaron con la vida de 13 personas, entre las que se encontraban cinco trabajadores de la ONU, durante otro asalto en un hotel en la ciudad maliense de Sevare.

 

 

 

 

Etiquetas: 
Malí
Bamako
terrorismo
Hotel Radisson