La Consejería de Educación, Cultura y Deporte, a través del Instituto Andaluz del Patrimonio Historico (IAPH), ha finalizado dos rutas culturales sobre oficios tradicionales entre Andalucía y Marruecos dentro de una estrategia de turismo responsable que promueve el valor social, identitario y ambiental del patrimonio inmaterial de las comunidades transfronterizas.

Se trata de la Ruta Intercontinental de la Cal, un recorrido por los lugares claves donde la cal es símbolo y seña de identidad de una zona que abarca parte de Andalucía y Marruecos y la Ruta del Esparto, oficio con paralelismos entre las zonas rurales más apartadas de cada una de las orillas vecinas.

La Ruta Intercontinental de la Cal parte desde la provincia de Sevilla, concretamente Morón de la Frontera, uno de los principales productores de cal hasta el siglo pasado, atraviesa los pueblos blancos de la provincia de Cádiz, hasta llegar a Marruecos. En Tetuán y Chefchauen tiene su culmen, lugares donde la cal sigue siendo hoy en día uno de los oficios más importantes y cuyo proceso de elaboración se mantiene intacto desde hace siglos.

La Ruta del Esparto comienza en los desconocidos llanos de la campiña de las Altiplanicies Norgranadinas para concluir en la campiña del sureste de la provincia de Taounate.

Etiquetas: 
oficios tradicionales
marruecos
España
Andalucía
Junta de Andalucía