Paco Soto

Pie de foto: El Rey Mohamed VI, el presidente de la RASD, Brahim Ghali, y otros dirigentes africanos y europeos en la cumbre de Abiyán.

La cumbre que la Unión Africana (UA) y la Unión Europea (UE) organizaron la semana pasada en Abiyán (Costa de Marfil), fue un “éxito” y una “victoria histórica” para la población del Sáhara Occidental, antigua colonia española administrada por el Reino de Marruecos y considerada como un territorio ocupado que tiene derecho a la autodeterminación por los independentistas del Frente Polisario y su principal apoyo político, militar y económico, Argelia.

La presencia del secretario general del Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Ghali, en la cumbre de Abiyán fue considerada como un éxito por el independentismo saharaui y sus aliados. En cambio, además de Marruecos y otros países hostiles a las tesis independentistas del Polisario, antiguos dirigentes de este movimiento amparado por Argel calificaron de “descalabro político” la participación de Ghali, un político reclamado por la Audiencia Nacional española por haber cometido supuestamente “crímenes de lesa humanidad”, en Abiyán. Bachir Dkhil, fundador del Polisario y exmiembro de la dirección de este grupo, abandonó hace muchos años las filas independentistas, y en la actualidad vive entre Rabat y El Aaiún, capital administrativa del Sáhara Occidental.

Pie de foto: Brahim Ghali saluda al presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara.

Mercenarios a sueldo de Argel

Dkhil, que se dedica básicamente a la actividad cultural y la promoción del español en tierras saharauis, lleva tiempo denunciando a la cúpula del Polisario, por ser “unos mercenarios al servicio de los generales argelinos que no tienen en cuenta las necesidades del pueblo saharaui”. “Sus éxitos siempre son fracasos que perjudican a la solución del conflicto”, opina el exfundador del Polisario. Ve difícil un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental “si los que van a votar no pertenecen a la población autóctona”, y prefiere “un acuerdo razonable” entre las partes enfrentadas.

Otros exdirigentes del Polisario son aún más duros que Bachir Dkhil, y ponen de manifiesto la “soledad” en la que estuvo Brahim Ghali en Abiyán. “No lo recibió ninguna delegación ni africana ni europea”, y el único momento estelar que vivió fue “la foto de familia” de los participantes en la cumbre. “Hablar de victoria histórica” es una tomadura de pelo, piensan tres antiguos cuadros del movimiento independentista, Bachir Sayed, Mohamed Ould Salek y M’Hamed Khadad.

Pie de foto: Bachir Dkhil, fundador del Polisario y exmiembro de la dirección del movimiento independentista.

Falsa victoria independentista

La web ‘futurosahara.net’, un espacio mediático cercano a Lamine El Bouhali, principal adversario de Ghali, publica un artículo cuyo titular es muy revelador: “La falsa victoria conduce a una derrota segura”. La web sostiene que no es la primera vez que el Polisario oculta sus derrotas políticas diciendo que han sido victorias.  La vuelta de Marruecos a la UA y el restablecimiento de relaciones diplomáticas de este país con Cuba fueron un duro revés para la RASD y el Polisario, pero sus dirigentes lo ocultaron y mintieron a la población saharaui, que en los campamentos de Tinduf (Sáhara argelino) no tiene muchas posibilidades de contrastar informaciones y opiniones. “En Abiyán, el Polisario ha sido un convidado de piedra, El vencedor político de la cumbre ha sido Marruecos, sin lugar a duda”, afirma el especialista francés en el Magreb Alexandre Dumond.

El exdirigente independentista saharaui Mahjoub Ould Salek, en declaraciones en el portal mauritano ‘Al wiaam’, señala que “el Polisario está en una situación crítica” y “el rey marroquí, como la mayoría de los jefes de Estado, ha conseguido saludar y hablar con próximos aliados [de la RASD] como Angola y África del Sur”. En opinión de este exfundador del Polisario, Marruecos está consiguiendo poco a poco aislar el movimiento independentista amparado por Argelia, “y ha empezado con sus más fieles partidarios, después de Nigeria, Angola y África del Sur”. Otro antiguo jefe del Polisario, Mustafá Ould Salma, en su página de Facebook, indica que está convencido de que la RASD será “expulsada” de la UA. “La cumbre UA-UE no es más que el preludio de esta posible expulsión de la RASD de la Unión Africana”, enfatiza Mustafá Ould Salma.

Etiquetas: 
marruecos
Sáhara Occidental
Frente Polisario