Atalayar/Fundación Tres Culturas

Hace unas semanas se anunció el ganador del concurso para la construcción de un nuevo espacio dedicado al arte contemporáneo en Beirut, el Beirut Museum of Art (BeMA). El nuevo edificio tiene previsto abrir sus puertas en 2020 y contará con una colección permanente de mil obras de arte creadas entre principios del siglo XX y 2015. La composición del jurado para este concurso internacional de arquitectura, liderado por Lord Palumbo, presidente del Premio Pritzker de Arquitectura, y que incluía a Lord Rogers –uno de los diseñadores del Centro Pompidou en París- y a la recientemente fallecida Zaha Hadid –primera mujer ganadora de este prestigioso galardón y creadora, entre otros, del Contemporary Arts Center (CAC) en Cincinnati (EEUU) o el Museo Nazionale delle Arti del XXI Secolo (MAXXI) en Roma- evidencia tanto la relevancia concedida a este proyecto, como la consolidación de una tendencia regional cuyos primeros indicios comenzaron a gestarse hace escasamente una década.

Si bien Oriente Próximo despertó tarde al denominado fenómeno Guggenheim Bilbao, el fervoroso entusiasmo desplegado por países como Qatar y Emiratos Árabes Unidos en ocupar un lugar destacado en el terreno del arte contemporáneo parece destinado a compensar ese tiempo perdido. Así, en los próximos años está prevista la apertura en la región de varios centros de arte de relumbrón internacional, entre ellos satélites de algunas de las instituciones de arte más prestigiosas del mundo, diseñados por lo más granado del panorama arquitectónico contemporáneo. Sólo en 2017 –si no hay nuevas demoras en la terminación de los proyectos- se inaugurarán el Guggenheim Abu Dhabi de Frank Gehry, el Louvre Abu Dhabi de Jean Nouvel y el Zayed National Museum de Foster and Parters, este último dedicado a la historia y la cultura de Emiratos Árabes Unidos. Los tres nuevos edificios estarán situados en el distrito cultural de la Isla de Saadiyat en este emirato, un espacio “sin precedentes en escala y alcance”, dedicado a la cultura y las artes y que representará “un lienzo vivo de la cultura global, atrayendo a visitantes locales, regionales e internacionales con exposiciones únicas, colecciones permanentes, producciones y actuaciones”, según se explica en su propia página web. Parte de este distrito serán igualmente The Performing Arts Center de Zaha Hadid y el Maritime Museum de Tadao Ando, aunque no se han anunciado las fechas de su inauguración.

En los próximos meses está también prevista la apertura en Doha de una obra de Jean Nouvel, el National Museum of Qatar, un Estado pionero en este terreno con la creación de dos espacios dedicados al arte: The Museum of Islamic Art de I.M. Pei que se inauguró en 2006 también en Doha y el Mathaf: Arab Museum of Modern Art, abierto al público en 2010 y que presume de una vasta colección de arte moderno y contemporáneo árabe. En los últimos años Qatar se ha posicionado como uno de los grandes compradores de arte contemporáneo del mundo, convirtiendo a Sheija al-Mayassa al-Zani, presidenta de la Qatar Museums Authority y hermana del emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Zani, en una de las personas más influentes en la escena del arte contemporáneo a nivel internacional.

Este ímpetu en la construcción de espacios dedicados al arte contemporáneo en Oriente Próximo ha ido acompañado por la organización de ferias de arte, entre las que destaca Art Dubai que en sólo diez años se ha convertido en el evento líder en este sector y en la que está ampliamente representada la zona comprendida entre el norte de África, Oriente Próximo y el sur de Asia. Abu Dhabi Art o Beirut Art Fair son ejemplos de la miríada de eventos de este tipo que pugnan por encontrar su sitio en la región.

Esta explosión en el número de iniciativas artísticas en la región no ha ido acompañada, sin embargo, de material crítico o estudios académicos que analicen el fenómeno en profundidad. La Fundación Tres Culturas ha querido contribuir a rellenar este vacío mediante la publicación de varios artículos centrados en este tema, algunos de los cuales reseñamos en esta entrega de Reflexiones.

Artículo: ‘Arte contemporáneo ¿Occidente de Oriente?’. Por Khalil M’Rabet. Revista culturas número 5, Arte y cultura en Oriente Próximo.

En este artículo Khalil M’Rabet, crítico de arte y profesor en la Université d’Aix-en-Provence, realiza un análisis sobre el arte contemporáneo en los países árabes e islámicos. Tomando como punto de partida el papel de los artistas ante las fronteras físicas y virtuales que Occidente erige ante el arte producido en otros lugares, M’Rabet proporciona numerosos ejemplos sobre el modo en que algunos creadores han confrontado estas barreras, como Mohamed Kacimi que escribió la Carta abierta de un pintor marroquí a un aduanero suizo, tras ser detenido y cacheado por éste. Si la forma en la que la movilidad de los artistas se dirime puede ser discriminatoria, esta situación se ha vuelto aún más complicada en el caso de los artistas árabes y musulmanes después del 11 de septiembre y de los sucesos acontecidos en los años posteriores en Europa.

A partir de esta premisa, el autor se pregunta cómo definir y clasificar el arte árabe e islámico, cuestión aún más complicada por no existir apenas un corpus que analice la producción artística de estas regiones ya sea plástica, arquitectónica, artesanal, digital… La creación plástica árabe se encuentra además inmersa en un enfrentamiento en el que miden sus fuerzas la tradición y la modernidad. Ante este binomio, M’Rabet reivindica la “tradición moderna”, que no opone estos conceptos sino que los conjunta mediante una nueva alineación que augura una tercera vía en la que lo endógeno sirve como punto de partida para transgredir, por ejemplo, en el uso de los materiales, trascendiendo en este caso la asociación inmediata del arte contemporáneo árabe y la pintura.

Sin embargo, la globalización y las nuevas tecnologías han hecho imposible permanecer aislados. ‘Hoy en día, los jóvenes artistas del mundo árabe, los de la nueva generación, sorprenden por sus propuestas plásticas audaces que interrogan el mundo invirtiendo todos los medios de expresión de su tiempo’. De esta forma, los artistas de la región han conseguido trascender las fronteras y cada vez acuden con mayor frecuencia a eventos artísticos internacionales, cuestionando la oposición Oriente/Occidente. Todos pertenecen, en definitiva, a la ‘tribu única del arte contemporáneo’. Nuevas manifestaciones estéticas están surgiendo pues en una región en la que el autor destaca la importancia del embrionario mercado del arte y la apertura de varios museos de renombre internacional para cimentar la vitalidad del incipiente arte contemporáneo árabe.

El artículo contiene numerosas imágenes de creaciones de artistas del mundo árabe e islámico y puede consultarse en el siguiente enlace: http://revistaculturas.org/wp-content/uploads/2012/10/culturas_5_Arte-y-cultura.pdf

Artículo: Nuevos paradigmas artísticos: de la posmodernidad al mercado global. Por Ramón Blecua. Revista culturas número 5, Arte y cultura en Oriente Próximo.

El auge del arte contemporáneo en Oriente Próximo ha ido acompañado de una paralela revalorización de la obra de los creadores de esta región, fenómeno que se vio catapultado tras la subasta organizada por Christie’s en Dubai en 2006. Al mismo tiempo, en algunos países como los Estados del Golfo se está gestando una ‘auténtica revolución en la forma de entender la cultura como plataforma de proyección internacional’, lo que ha llevado al lanzamiento de iniciativas como el distrito cultural de la Isla de Saadiyat en Abu Dhabi, sede de varios grandes museos como se mencionaba al comienzo de estas Reflexiones. Ramón Blecua, diplomático y antiguo consejero cultural de la Embajada de España en El Cairo y consultor en el Centro Cultural Internacional Niemeyer, analiza en este artículo los factores que han conducido a esta efervescencia en diferentes ámbitos culturales en Oriente Próximo, centrándose especialmente en las artes visuales.

Blecua traza un recorrido por las narrativas artísticas árabes desde los tiempos del colonialismo hasta la actualidad, destacando la importancia del proceso que tuvo lugar a partir de los años 90, cuando desaparece la diferencia entre artista local y expatriado, impulsado por el triunfo del discurso multicultural internacional y por la influencia de comisarios y críticos occidentales que comenzaron a seleccionar artistas conceptuales ajenos al establishment académico tradicional.

Al mismo tiempo, el surgimiento de un movimiento dinámico y creativo en las artes visuales a partir de mediados de los 90 tuvo sus raíces en el trabajo de un grupo de artistas y gestores de espacios de arte independientes que apostaron por el contexto local frente a las construcciones teóricas y militancias políticas de la época anterior. Este fenómeno fue acelerado por las nuevas tecnologías y las ansias de experimentación de los propios artistas que desarrollaron un discurso propio y tuvo sus centros más activos en Beirut, El Cairo y Jerusalén/Ramallah. El autor repasa a continuación las múltiples iniciativas artísticas, incubadoras, nuevos espacios, etc. que fueron apareciendo en estos lugares, como Al Ma’mal Foundation for Contemporary Art en Jerusalén Este en 1998 que supuso un revulsivo en el asfixiante ambiente artístico de los territorios palestinos ocupados.

La construcción de la Isla de Saadiyat, un proyecto diseñado por Skidmore, Owings and Merrill sobre una superficie de 27m2, ha supuesto un punto de inflexión en el desplazamiento del centro de gravedad cultural de los centros tradicionales del mundo árabe al Golfo. Blecua concluye el artículo enumerando las numerosas iniciativas que se han puesto en marcha en la región como la creación por parte del Emirato de Dubai del premio Abraaj Capital Art Prize, el más importante en el mundo del arte en la actualidad por su cuantía que multiplica el Turner Prize por 20, o la Bienal de Sharjah, en la ciudad del mismo nombre en Emiratos Árabes Unidos y que se ha convertido en uno de los eventos artísticos destacados en el panorama internacional.

La espectacular inversión en el ámbito del arte contemporáneo de los Estados del Golfo ha dado lugar a debates y controversias que continúan a día de hoy y que se han centrado principalmente en el potencial distorsionador del mercado del arte de estas inversiones millonarias o la contradicción entre un discurso abierto a la creación artística promovido por algunos de los regímenes más conservadores de la región en lo que algunos ven como una simple operación de marketing.  En cualquier caso, como concluye el autor, “es indiscutible que el mundo del arte de Oriente Medio tiene un antes y un después de la implicación activa de estos nuevos actores como una fuerza impulsadora de grandes proyectos artísticos”.

El artículo contiene numerosas imágenes de creaciones de artistas del mundo árabe e islámico y puede consultarse en el siguiente enlace: http://revistaculturas.org/nuevos-paradigmas-artisticos-de-la-posmodernidad-al-mercado-global/

Todo el material recomendado en esta sección está disponible en la página web de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo (www.tresculturas.org) o en nuestra  Biblioteca Especializada, que ofrece asimismo la posibilidad de préstamos colectivos de algunas de las obras mencionadas (para más información: http://www.tresculturas.org/club/PAUTAS.pdf). El horario de atención al público es de lunes a viernes de 9:30 a 14:00 h. y los miércoles de 16:00 a 18:30 h.

Etiquetas: 
Arte Contemporáneo
Oriente Proximo