Atalayar/Agencias

Pie de foto: Refinería de petróleo en la costa este de Arabia Saudí cerca del Golfo Pérsico/Foto: Efe

El valor del barril, que había caído a menos de 30 dólares en enero de 2016, se sitúa ahora en torno a los 75 dólares, un nivel que no se veía desde 2014. El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdelaziz, confirmó hoy que se ha comprometido a aumentar la producción de crudo a petición del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Ambos mandatarios mantuvieron una conversación telefónica en la que el monarca saudí manifestó el compromiso de los países productores a "hacer esfuerzos" para compensar "cualquier potencial déficit de suministro", informó la agencia oficial saudí, SPA.

Del mismo modo, Trump y el rey Salman también expresaron su apoyo a la manutención de la "estabilidad" de los mercados de petróleo y del "crecimiento de la economía global", agregó la nota.

Trump afirmó en Twitter que le pidió al monarca saudí que aumente la producción de crudo hasta dos millones de barriles para contener los precios de petróleo y compensar así "la agitación y disfunción en Irán y Venezuela". "Le pido que Arabia Saudí aumente su producción de petróleo, quizá hasta en 2.000.000 de barriles, para compensarlo", escribió en Twitter. "¡Los precios son demasiado altos! ¡Él ha accedido!", añadió Trump en referencia al rey saudí.

El valor del barril, que había caído a menos de 30 dólares en enero de 2016, se sitúa ahora en torno a los 75 dólares, un nivel que no se veía desde 2014. La semana pasada, Trump instó a los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a incrementar "sustancialmente" su producción de crudo para mantener los precios bajos.

La OPEP y sus aliados decidieron el pasado 22 de junio elevar su producción de crudo en un millón de barriles diarios (mbd), una cantidad que, a medio plazo, podría quedarse en unos 600.000 barriles, para contener unos precios que están en su nivel más alto desde 2014.

No está claro si el aumento al que, según Trump, ha accedido Arabia Saudí es adicional al acordado con la OPEP, aunque según informó esta semana la agencia Bloomberg, la petrolera estatal, Saudi Aramco, planea elevar a partir de julio su producción a unos 10,8 millones de barriles al día debido a las presiones de EE.UU.

El Gobierno estadounidense ha amenazado con sanciones a todas las empresas del mundo que a partir del próximo 5 de noviembre continúen haciendo negocios con Irán, lo que incluye la compra de petróleo.