El primer ministro argelino, Abdelmalek Sellal, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, firmaron el pasado 7 de julio un memorando de entendimiento y asociación en materia energética, que el jefe del ejecutivo comunitario calificó de "estratégico".
 
"Es un documento con un objetivo y unos contenidos estratégicos", declaró Barroso a la prensa, al tiempo que subrayó que este documento supone "un instrumento para el desarrollo de la cooperación energética" entre Argelia y la UE.
 
El acuerdo, cuyo proceso de negociación comenzó en 2008 y fue aprobado el pasado abril por el Consejo Europeo, abarca todo tipo de cooperación en el terreno energético, tanto en materia de energía convencional como de renovables.
 
Igualmente hace referencia a aspectos vinculados a la industria energética y la transferencia de tecnologías, así como a los relacionados con la capacitación, dirección y gestión, indicaron fuentes argelinas.
 
El memorando establece también un refuerzo de la seguridad en los aprovisionamientos energéticos destinados a Europa, así como la creación de grupos temáticos y sectoriales de cooperación en el terreno energético.
 
Argelia constituye uno de los principales suministradores de gas a Europa, con entre el 13 % y el 15 % de las necesidades totales, y sus principales clientes comunitarios son España, Italia y Francia.
 
La UE fue durante 2012 el primer socio comercial de Argelia, con unos intercambios por valor de 64.000 millones de dólares, lo que supone más de la mitad total de intercambios comerciales globales del país magrebí, según cifras oficiales argelinos.
Etiquetas: 
Jose Manuel Durao Barroso
Argelia
Unión Europea
UE
Comisión Europea
energía