Atalayar

El presidente de la entidad bancaria, Jordi Gual, ha presentado los datos relevantes al último ejercicio de CaixaBank. El procés ha afectado al crecimiento de la compañía bancaria de forma "insignificante" comparado con el resultado anual, gracias, entre otros motivos, a la integración del portugués BPI.

El resultado anual de CaixaBank del ejercicio correspondiente al 2017 ha sido "histórico y muy positivo", según ha explicado este viernes en una rueda de prensa el presidente de la entidad bancaria, Jordi Gual, quien acompañado del consejero delegado de la compañía, Gonzalo Cortazar, ha repasado los hitos del banco español, teniendo en cuenta el procés independentsita y los cambios que éste ha provocado en la entidad financiera.

"CaixaBank ganó 1.684 millones de euros en 2017, un 61%% más que el ejercicio anterior,". Este aumento en el beneficio, según ha explicado Gual, ha sido posible gracias a diversas mejoras en el banco español, como su digitalización o la integración del portugués BPI, y a pesar de las "circustancias complejas" que tuvieron lugar en Cataluña a partir del mes de octubre del pasado año. 

"Cuando tuvieron lugar los sucesos, analizamos el impacto en la economía española y ese impacto se centró en ese espacio de tiempo. Si el entorno se va estabilizando, todo mejora y este año será otro buen año para la situación de la economía española", ha afirmado Gual. 

Apostamos por el acuerdo, el respeto de la legalidad y las negociaciones y por ello, pensamos que llegaremos a una situación de mayor estabilidad política y por lo tanto, económica

Debido a la inestabilidad política y a la consecuente incertidumbre provocada en el mercado y la falta de confianza de los clientes e inversores, CaixaBank decidió trasladar su sede social y fiscal, de Barcelona a Valencia. Sin embargo, tal y como han explicado los representantes de la entidad, ese fue el único gran cambio, pues "la compleja situación política" que se desató en Cataluña a finales del 2017, únicamente tuvo efectos negativos en CaixaBank durante el mes de octubre, pues según Gual, "en noviembre y diciembre, se recuperó el crecimiento".

Además del beneficio del 44,1% que obtuvo CaixaBank en 2017 comparación con el ejercicio anterior, hay que sumar el resultado tan positivo que ha conllevado la adquisición el banco portugués BPI, -176 millones de euros. 

"BPI es una operación transfronteriza y compleja", ha admitido el consejero delegado del grupo, quien también ha apuntado que "la cuota en Portugal es menor que la que tenemos en España". "El resumen de todo ello ha sido extraordinario", ha añadido.

Por otro lado, el margen bruto de CaixaBank alcanzó los 8.222 millones de euros el año pasado, un 5,1% más, que la entidad también atribuye a la “mayor generación de ingresos 'core'”. Todo ello, ha provocado que la entidad española haya logrado batir un récord histórico y que sus previsiones para este 2018 sean también muy positivas. 

Etiquetas: 
caixabank
resultados