Juan Pons, analista de asuntos espaciales y de defensa

Pie de foto:  El satélite ha sido construido en China y también será puesto en órbita desde una base espacial del citado país. 

La delicada salud del presidente Abdelaziz Bouteflika no le impedirá presenciar a través de la televisión nacional la puesta en órbita del primer satélite gubernamental de comunicaciones estratégicas de Argelia, cuyo despegue a bordo de un cohete chino está programado para el lunes, 11 de diciembre.

Denominado Alcomsat-1 ˗acrónimo en inglés de satélite de comunicaciones argelino˗, viajará al espacio a bordo de un potente cohete Chang Zheng 3, que despegará desde la base espacial china de Xichang y lo situará a 36.000 kilómetros de altura, en la  posición orbital 24.8° Oeste.

Según Oussedik Azzedine, el presidente de la Agencia Espacial de Argelia (ASAL), el Alcomsat-1 “proporcionará múltiples conexiones Internet de banda ancha de forma permanente y cubrirá todo el territorio nacional argelino, incluidas las regiones más remotas”.

El Alcomsat-1 lleva a bordo transpondedores en banda Ku para difundir las emisiones de la televisión oficial argelina, en banda Ka para la señal Internet de gran velocidad, así como transpondedores en las bandas X, EHF y UHF para las transmisiones seguras del ministerio de Defensa y los servicios de inteligencia.

Pie de foto: El presidente Abdelaziz Bouteflika ha sido el gran promotor del desarrollo del sector espacial de Argelia

Con la entrada en servicio del Alcomsat-1 dentro de unos 3 meses, el gobierno argelino pretende evitar que se vuelva a producir un apagón generalizado de Internet, como el que tuvo lugar a mediados de 2015 y que dejó sin conexión tanto a millones de particulares como a las instituciones del estado, incluidas las Fuerzas Armadas, los servicios de inteligencia, ministerios e instituciones oficiales.

Con la excusa del apoyo de Argelia al gobierno sirio del presidente sirio Bashar al-Asad, grupos yihadistas vinculados a Estado Islámico produjeron serios daños a lo largo de 100 metros del cable blindado submarino Sea-Me-We 4 que enlaza Francia con Argelia.

La acción terrorista se produjo 15 kilómetros mar adentro, a la altura de la ciudad de Annaba, junto a la frontera con Túnez, y dejó prácticamente inutilizado el cable de fibra óptica que suministraba Internet de banda, telefonía de voz y conexiones de datos.

Nuevo cable submarino e Internet por satélite

Para impedir que tales acciones se volvieran a producir, el gobierno del entonces primer ministro Abdelmalek Sellal puso en marcha 2 iniciativas. Por un lado, extender un nuevo cable submarino de fibra óptica que conecta la ciudad española de Valencia con Orán y Argel, que ya está operativo y que proporciona 100Gb/s.

En segundo lugar, la puesta en órbita del potente satélite gubernamental Alcomsat-1, capaz de suministrar Internet de banda ancha, telefonía, datos y acceso directo a televisión a las Fuerzas Armadas, servicios de inteligencias y otros ministerios. También a las grandes corporaciones industriales del estado, principalmente de gas y petróleo, cuyos yacimientos se encuentran en zonas desérticas al norte del país.

Con una vida operativa estimada de 15 años, el Alcomsat-1 ha sido totalmente construido en China por la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CASC). Con un peso total de 5.200 kg y una envergadura 26 metros con los paneles solares desplegados, está basado en la plataforma Dong Feng Hong 4 (DFH-4) y es una versión más avanzada que el satélite Simón Bolívar, fabricado por la CASC para el gobierno de Nicolás Maduro y lanzado al espacio en octubre de 2008.

El Alcomsat-1 está incluido en el Programa Espacial Nacional 2006-2020, el documento estratégico básico de la ASAL aprobado por el gobierno argelino en 2006. Con una vigencia de 15 años y revisiones cada 5 años, es uno de los instrumentos de referencia para apoyar el desarrollo sostenible y reforzar la voluntad de ejercer la soberanía nacional en todos los sectores posibles.

España dispone de 2 satélites de comunicaciones gubernamentales. Propiedad de la sociedad público-privada Hisdesat, se trata del Xtar-Eur (puesto en órbita en febrero de 2005) y del Spainsat (lanzado en marzo de 2006) cuya vida operativa culmina a partir de 2020.

Etiquetas: 
Argelia
China
satélite
comunicaciones