Por Lorenzo Medina y Dunia Gattiui
 
Foto: Dakar, la capital de Senegal.
 
El Banco Mundial (BM) acaba de publicar su ‘Doing Business’, un informe en el que analiza el estado general de las economías del mundo y su evolución anual. Entre los principales temas abordados por el estudio destaca que cinco de los 10 países que más han mejorado pertenecen a África Subsahariana. Se trata de Senegal, Costa de Marfil, Benín, Togo y la República Democrática del Congo. En el mundo completan la lista del Top 10 Tayikistán, Trinidad y Tobago, Azerbaiyán, Irlanda y Emiratos Árabes Unidos. Estos 10 países  han experimentado una evolución positiva en sus modelos durante 2014 y son presentados por el BM como un ejemplo de éxito económico. Por su parte, Singapur encabeza la lista de los sistemas económicos más favorables a la actividad empresarial, junto a Nueva Zelanda, Hong Kong, Dinamarca, la República de Corea, Noruega, Estados Unidos, el Reino Unido, Finlandia y Australia. El estudio del BM señala que los países de África Subsahariana aplicaron el mayor número de reformas regulatorias -75 de 230 en todo el mundo-, mientras que Europa y Asia Central  son las regiones con el mayor porcentaje de naciones que han mejorado. También precisa que el progreso ha sido desigual en Oriente Medio y Norte de África,  con Siria, un país afectado por conflictos, situado en los últimos lugares. Por su parte, Asia del Sur puso en práctica el menor número de reformas. Según Rita Ramalh, gerente del proyecto ‘Doing Business’, “aunque el 80% de los países incluidos en el estudio mejoraron sus regulaciones empresariales el año pasado, solo alrededor de un tercio ascendió en la clasificación general. Sin embargo, la diferencia entre los que tuvieron mejor y peor desempeño sigue reduciéndose a medida que las naciones mejoran el clima para los negocios”.
 
Mejoría en los negocios
 “Es más fácil hacer negocios este año que el año pasado, que hace dos años o que hace una década”, señaló Ramalh. Agregó la experta: “Vemos que las economías situadas en las clasificaciones más bajas están implementando reformas de forma más intensa, de modo que están acercándose a las economías que han tenido mayores progresos”. En 2005, por ejemplo, el tiempo promedio para la transferencia de propiedades en los países con peor puntuación era de 235 días y en los países mejor clasificados de 42 días, o sea una diferencia de 193 días. La brecha se ha reducido ahora a 62 días (alrededor de 90 días para los peor clasificados y menos de 40 para los mejor clasificados), dice el informe del BM. El estudio de la entidad financiera internacional mide muchos parámetros como la facilidad de hacer negocios en 189 economías sobre la base de 11 regulaciones empresariales, que incluyen: la apertura de un negocio, la obtención de crédito y  de electricidad y el comercio transfronterizo. La publicación de este año, ‘Doing Business 2015: Going Beyond Efficiency’ (Más allá de la eficiencia), usa una nueva metodología y analiza nuevos datos relacionados con tres temas: la resolución de la insolvencia, la protección de los inversores minoritarios y la obtención de crédito. Así las cosas, el BM constata que “África subsahariana ha registrado el mayor número de reformas en 2013-2014 y es una región con futuro”, según recalcó Melissa Johns, experta de la institución creada tras los acuerdos de Bretton Woods al finalizar la Segunda Guerra Mundial.
 
Aumentar las exportaciones
Por otra parte, según ‘The Diplomat’, el consejero delegado del ICEX España Exportación e Inversiones, Francisco Javier Garzón, señaló  que, aunque en los últimos años ha aumentado en España el número de empresas que exportan, todavía debe crecer más. Garzón indicó que es preciso ensanchar y consolidar la base exportadora, porque, en la actualidad, el 10% del total de las ventas españolas en el exterior es realizado por sólo cinco empresas y, además las 500 compañías con mayor volumen exportador representan en conjunto el 60%. de esas ventas. En una intervención en el Foro España Internacional de Nueva Economía Forum, el consejero delegado del ICEX dijo que el número de empresas que exportan regularmente, tras reducirse en los ”años más duros de la crisis”, empezó a crecer en 2012, se incrementó un 7% en 2013 y en lo que va de 2014 lo ha hecho un 11%. Y agregó que se trata de lograr una permanencia en la actividad exportadora, porque solo una de cada cuatro empresas españolas ha mantenido sus ventas de forma continuada a lo largo de los cuatro últimos años. Garzón reconoció que, si bien desde 2009 hasta 2013 las exportaciones españolas aumentaron un 46,5%, en los últimos meses se ha producido un descenso y hasta agosto del presente año, el crecimiento fue de sólo un 1,4%. Además, manifestó que el ICEX tiene entre sus líneas estratégicas el respaldo a la innovación y las nuevas tecnologías, por lo que se ha creado un departamento para ayudar a las pequeñas y medias empresas a aplicar nuevas tecnologías en sus proyectos. Por otro lado, aseguró Garzón que, pese a los últimos casos de corrupción registrados en España,  el hecho de que se vea que las instituciones funcionan y que se han aplicado reformas estructurales, hace que el clima de negocios haya mejorado y estén volviendo las inversiones extranjeras.
 
Etiquetas: 
Africa
economía
África subsahariana
Senegal
Costa de Marfil
Benín
Togo
República Democrática del Congo