Paco Soto

Pie de foto: Cartel anunciando la inauguración de la exposición, en Argel, del Diálogo Hispano-Argelino sobre el Guernica.

¿Qué tiene que ver el mural Guernica, quizá uno de los trabajos más militantes del pintor Pablo Picasso, con la situación de Argelia? Bastante más de lo que puede parecer a primera vista. ¿En qué une el Guernica a España con Argelia? En muchas cosas, porque ambos países han vivido tragedias históricas en el siglo XX que son difíciles de olvidar. Picasso pintó el Guernica durante la Guerra Civil que de 1936 a 1939 destrozó España y después dio pie a la instauración de la dictadura de los Vencedores, un régimen brutal, represivo y vengativo que instauró el miedo y la censura y prefirió la muerte a la inteligencia.

En Argelia, en la década de los noventa del siglo pasado, durante los denominados ‘años de plomo’ o ‘decenio negro’, unos 200.000 argelinos murieron, según diversas evaluaciones fiables, en una contienda civil de un salvajismo tremendo que fue el resultado de la lucha despiadada que llevaron a cabo las organizaciones terroristas de inspiración yihadista, como el Grupo Islámico Armado (GIA) o el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), contra los aparatos policiales y militares del Estado. Ni la Guerra Civil española es hoy en día un mero y triste episodio histórico en España ni los argelinos, incluso los jóvenes que no conocieron la década terrible, han olvidado este sanguinario episodio histórico.

Pie de foto: Alumnas del Instituto Cervantes de Argel. 

Recordando la barbarie

Las dos barbaries perviven en las memorias de millones de ciudadanos de ambos países. Algunos oportunistas y mezquinos, en el caso español, intentan sacar a estas alturas del siglo XXI beneficio político y electoral de una tragedia que jamás debió ocurrir y se han inventado un relato de la Guerra Civil que es una mera narración ideológica donde unos buenos combatieron a unos malos. El franquismo ya lo hizo en su día. La inmensa mayoría de los españoles se reconciliaron hace tiempo, quieren pasar página de lo que ocurrió en los años treinta del siglo XX, pero no olvidar aquella barbarie para no repetirla. Gran parte de los argelinos también quiere superar de la mejor manera posible la contienda civil de los noventa, a pesar de los esfuerzos de algunos políticos, intelectuales periodistas y activistas irresponsables por buscar culpables hasta debajo de las piedras, inventarse leyendas negras o clamar venganza.

Muchas cosas en común

Salvando las distancias, España y Argelia tienen muchas cosas en común. La Guerra Civil española y los ‘años de plomo’ de los noventa argelinos son dos acontecimientos sangrientos que nos unen en el dolor y la tragedia. Quizá sea por esto que la Embajada de España y el Instituto Cervantes en Argel han organizado una exposición bajo un título muy sugerente: Diálogo Hispano-Argelino sobre el Guernica. El evento cultural está teniendo “una extraordinaria acogida”, asegura a Atalayar, en conversación telefónica en un excelente español, Fatima Bey, periodista freelance de padre argelino y madre tunecina.

Pie de foto: El Guernica, famoso cuadro de Pablo Picasso en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia, en Madrid.

La inauguración de la exposición tuvo lugar en el Salón de Actos del Instituto Cervantes de Argel, el 12 de diciembre a las 18:00 horas, y la muestra permanecerá abierta al público hasta el 25 de enero de 2018. La Embajada española y el Instituto Cervantes han organizado la muestra, como señalan ambos protagonistas, “en el marco de la conmemoración de 80 aniversario del Guernica, símbolo universal y narrativo de la crueldad de la guerra”. Además, entre el 29 de noviembre y el 9 de diciembre, un grupo de artistas argelinos famosos de distintas generaciones y el fotógrafo español Julio Lozano organizaron un taller creativo.

Inspirarse del cuadro de Picasso

Los artistas, como señalan los organizadores, trabajaron duro durante dos semanas “inspirándose en el Guernica para crear sus propias obras, buscando la simbiosis entre ellos y reproduciendo las dinámicas de las casas y residencias de artistas”. Las obras se expusieron en el Salón de Actos del Instituto Cervantes de la capital argelina. Todo el proceso fue filmado para que después un director de cine argelino realice un corto-documental sobre el taller. El vídeo sobre el Guernica editado por Marca España y subtitulado al árabe se difundirá a través de las redes sociales propias y del Instituto Cervantes.

Los artistas que participaron en el taller son los siguientes: Djahida Houadef, Amor Idriss Dokman, Abderrahmane Aidoud, Abderrahmane Cherif, Mouna Bennamani y Julio Lozano. En opinión de un periodista francófono del, diario ‘El Watan’, “Argelia y España tendrían que organizar más actividades comunes. Fuimos colonia francesa y la lengua y la cultura francesas están muy presentes en el país. Es normal. Pero España y Argelia son dos países mediterráneos y con muchas similitudes culturales. No tienen grandes contenciosos históricos, y hay un potencial de cooperación cultural enorme entre argelinos y españoles”.

Etiquetas: 
instituto Cervantes
España
Argelina
Guernica
Picaso