Raúl Redondo

Pie de foto: El ala-pívot de los Dallas Mavericks Dirk Nowitzki, en un partido de baloncesto de la NBA en Dallas, el martes 9 de abril de 2019. AP PHOTO/TONY GUITIERREZ

Dirk Nowitzki, el mejor jugador europeo de la historia de la NBA, ha anunciado su retirada de las canchas tras el último partido en casa de la temporada para su equipo, los Dallas Mavericks, tras una carrera plagada de éxitos que le ha llevado a la cumbre del baloncesto mundial y de la máxima competición baloncestística del globo.

Entre lágrimas y con un homenaje durante el mismo partido, Nowitzki puso fin a su carrera como jugador tras 21 temporadas en activo en la NBA, la mayor competición de baloncesto del mundo, y en el mismo equipo, superando el récord de longevidad deportiva en una misma franquicia que tenía Kobe Bryant, que estuvo 20 años en Los Ángeles Lakers.

El ala-pívotn alemán, de 40 años, decidió terminar así su carrera deportiva después de haber tocado la gloria en Estados Unidos ganando un anillo de campeón con los Mavs en 2011 y habiéndose convertido en el sexto mayor anotador de la NBA, tras haber superado en el escalafón al mítico Wilt Chamberlain y quedando sólo por detrás de auténticos mitos de la canasta como Kareem Abdul-Jabbar, Karl Malone, Kobe Bryant, Lebron James y Michael Jordan.

Pie de foto: Dirk Nowitzki, de los Dallas Mavericks, jugó su último partido en casa tras 21 años de carrera. AP PHOTO/TONY GUITIERREZ

Durante toda la temporada hubo rumores sobre la retirada del jugador germano, pero no se acababa de confirmar su marcha, hasta este último encuentro ante Phoenix Suns, en el que Dallas logró la victoria por 120-109. “Este es mi último partido en casa”, afirmó emocionadísimo Nowitzki ante un American Airlines Center entregado a un jugador que ha dado todo por la franquicia de Dallas y que le ha llevado a conseguir incluso un título de la NBA, el único que adorna las vitrinas del equipo de Texas.

“Obviamente, esto es muy emocionante. Hay demasiadas personas a las que realmente hay que agradecer. Siempre me apoyaron y se quedaron conmigo pese a los altibajos”, dijo Nowitzki ante su afición. En su último encuentro el jugador teutón logró la mejor marca de su última temporada con 30 puntos, ocho rebotes y tres asistencias; alzándose así con otra marca récord, la de ser el jugador más veterano en haber alcanzado los 30 puntos en un partido de la NBA, honor que tenía anteriormente el mítico Michael Jordan, mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos.

“Ha sido un viaje increíble, gracias por venir”, expresó Nowitzki durante su última aparición como jugador en activo en la NBA con los Dallas Mavericks en su propio pabellón; todavía la resta un último partido oficial, ya en cancha de los San Antonio Spurs.

Tras Nowitzki, la franquicia texana pone ahora sus esperanzas en la nueva estrella emergente del equipo, el esloveno Luka Doncic, auténtica promesa, ya realidad, del baloncesto mundial que ha asombrado durante su primera temporada como novato en la NBA, con números de anotación a la altura de grandes estrellas ya contrastadas de la competición americana.