Raúl Redondo

Pie de foto: El USS Abraham Lincoln, la Casa Blanca dijo el domingo 5 de mayo que Estados Unidos está desplegando recursos militares para enviar un mensaje a Irán. Davis/Handout via REUTERS

Estados Unidos ha desplegado un portaaviones, con su correspondiente grupo de combate, y bombarderos de su Fuerza Área en Oriente Medio debido a la tensión creciente con Irán, tras el anuncio que hizo John Bolton, asesor de Seguridad Nacional estadounidense, sobre esta maniobra “en respuesta a una serie de indicaciones y advertencias preocupantes y en aumento”.

Bolton afirmó en un comunicado que “se está desplegando el USS Abraham Lincoln Carrier Strike Group y un grupo especial de bombarderos en la región del Comando Central de EEUU”. La mano derecha en materia de seguridad del presidente Donald Trump indicó que la nación estadounidense pretende “enviar un mensaje claro e inequívoco al régimen iraní de que cualquier ataque a los intereses de EEUU o de sus aliados se enfrentará con una fuerza implacable”. "EEUU no está buscando una guerra contra el régimen iraní, pero estamos completamente preparados para responder a cualquier ataque, ya sea por intermediarios, por parte del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica o de las fuerzas iraníes regulares", explicó Bolton.

Pie de foto: El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton. REUTERS/KEVIN LAMARQUE.

De momento, poco más se ha añadido al comunicado de John Bolton por parte del país norteamericano, salvo unas escuetas afirmaciones de Mike Pompeo, secretario de Estado de EEUU, quien indicó que es algo sobre lo que se ha estado “trabajando” durante tiempo. "Es absolutamente cierto que hemos visto una escalada de acciones por parte de los iraníes y es igualmente cierto que vamos a responsabilizar a los iraníes por los ataques a los intereses estadounidenses", comentó Pompeo, quien también añadió que EEUU tiene "buenas razones" para alertar a los iraníes sobre cómo pueden llegar a ser las respuestas a posibles acciones amenazantes.

En cualquier caso, se espera para hoy una reunión en Finlandia entre el propio Pompeo y Sergei Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, en el marco de una reunión ministerial del Consejo Ártico, donde tratarán como punto principal la crisis de Venezuela, pero donde seguramente también abordarán la situación en Oriente Próximo por el enconamiento de las relaciones entre EEUU e Irán.

Esta es la culminación de un proceso de desencuentros entre EEUU e Irán desde que en 2015 el gigante norteamericano decidiese imponer un aislamiento económico y político al régimen de Teherán tras haber abandonado unilateralmente el acuerdo nuclear que se negoció con el país persa junto a otras potencias mundiales, como China y Rusia y la propia Unión Europea. EEUU tomó la determinación el año pasado de salir de este acuerdo por propia iniciativa y volver además a la imposición de sanciones políticas y económicas a Irán, sobre todo en el sector petrolero, clave para las arcas iraníes.

Pie de foto: Un caza F/A-18 Super Hornet de la Armada de Estados Unidos se acerca a la cubierta del portaaviones de clase Nimitz. AP PHOTO/LEE JIN-MAN.

Maniobras militares de Rusia e Irán en el Golfo Pérsico

El movimiento anunciado por EEUU llega después de la última estrategia de Rusia e Irán, que indicaron a principios del mes de mayo que van a llevar a cabo durante este año maniobras navales conjuntas en el golfo Pérsico, como publicó oficialmente la Marina iraní.

El contraalmirante Hosein Janzadí explicó que los buques rusos atracarán en puertos del sur de Irán en los próximos meses para llevar a cabo estos ejercicios, de cara a una “cooperación técnica, formativa y operativa”. Tanto la Marina iraní como la rusa ya realizaron entrenamientos conjuntos en el Mar Caspio y además esta última iniciativa se unió a las amenazas de Irán de bloquear el estrecho de Ormuz, por el que pasa gran parte del petróleo mundial, si EEUU impide con sus sanciones la exportación de crudo iraní.

Washington ya aclaró que no iba a renovar las exenciones a la compra de petróleo iraní otorgadas a ocho países y que terminaban el 2 de mayo. Ante posibles obstáculos a las exportaciones iraníes, Janzadí advirtió que sus fuerzas están preparadas para proteger a los petroleros de Irán, nación que afirmó que seguirá exportando petróleo pese a la supresión de las exenciones.

Oriente Medio se está convirtiendo en zona de alta tensión tras las amenazas mutuas entre EEUU e Irán; incluso el país norteamericano catalogó como grupo terrorista a la Guardia Revolucionaria de Irán (cuerpo de fuerzas especiales del Ejército iraní), a lo que respondió Irán designando también grupo terrorista al Comando Central de EEUU (CENTCOM), que es el que dirige las acciones militares sobre el terreno en Oriente Medio.