Atalayar

Pie de foto: Hossam Moghazy, ministro de Irrigación y recursos acuíferos de Egipto.

Una presa de arena con una capacidad de 500,000 m2 se construirá en Al-Damazin Farms a uno 500 kilómetros al sur de Jartum como parte de un proyecto de integración entre Egipto y Sudán.

El ministro de Irrigación y Recursos Acuíferos de Egipto, Hossam Moghazy, señaló que se otorgará una licitación para desarrollar el proyecto y añadió que el comité especializado que se va a encargar de ésta ya inspeccionó las instalaciones y recogió todos los datos que fueron necesarios.

Además de dos puentes y la presa, y según Moghazy, como parte del proyecto también se construirán molinos y surtidores alimentados con energía solar para abastecer de agua potable e irrigar las tierras. También se pondrá en marcha un centro de investigación de la fauna local en la ciudad de Singa, en el estado sudanés de Sennar.

Egipto sigue una estrategia de cooperación con Estados africanos desde 2013, intentando así evitar los posibles efectos adversos que pudiera tener la presa Renaissance (GERD, por sus siglas en inglés), un proyecto de Etiopía que todavía está en construcción. De esta manera, y para estrechar lazos con sus vecinos de la zona subsahariana, Egipto estableció en 2014 la Agencia Egipcia de Cooperación para el Desarrollo Africano.

En este sentido, Egipto ya ha participado en otros proyectos similares como el realizado en Uganda e inaugurado en diciembre de 2015, momento en el que comenzó a funcionar la primera de las 50 perforadoras, cedidas por Egipto junto con maquinaria pesada para construir presas de arena en este país. En diciembre del año pasado, se construyeron 70 molinos para proveer de agua potable y limpia a los ugandeses como parte de un proyecto conjunto destinado a áreas deprimidas de Uganda y con un coste de más de cuatro millones de dólares.

 

Etiquetas: 
Sudán
Egipto
África subsahariana
inversiones
recursos acuíferos
energía