Raúl Redondo

Pie de foto: Burj Khalifa

El Burj Khalifa, la torre más alta del mundo, ofrece un espectáculo de luces espectacular con motivo de la celebración del Ramadán, el mes de ayuno que se practica en el mundo islámico, que se inició oficialmente en Emiratos Árabes Unidos (EAU) este lunes.

La infraestructura emiratí, símbolo absoluto de la ciudad de Dubái, incluye esta vez una estructura de luces LED (diodos emisores de luz que posibilitan gran calidad lumínica con bajo consumo de energía) que sirve para representar sobre el edificio símbolos tradicionales del Ramadán, como son la luna creciente, la estrella de ocho puntas y la mezquita.

Este espectáculo de luz se proyecta todas las noches en la icónica torre ubicada en la plaza del Dubai Mall. El horario del show es de domingo a miércoles, cada hora desde las 19:45 hasta las 22:45; y de jueves a sábado, cada 30 minutos desde las 19:45 hasta las 22:45.

La atracción se divide en dos fases. La primera, que tiene unos tres minutos de duración, celebra el valor espiritual del Ramadán con una inspiradora representación del diseñador Karl Taylor Knight, destacando los motivos de la luna creciente, adornada por linternas árabes, seguido todo ello por una secuencia de patrones geométricos árabes (mashrabiya) en color dorado y el acompañamiento de música oriental. La segunda, es una representación elaborada por el pintor Art Noor, inspirada en los 99 nombres de Alá.

Este es uno más de los espectáculos nocturnos de luces que alberga el Burj Khalifa, los cuales constituyen uno de los atractivos más interesantes de todos los visitantes que pasan por el centro de Dubái y asisten al Dubai Mall, el centro comercial más grande del mundo, que recibió a 22 millones de visitantes solamente durante los tres primeros meses del año y a más de 80 millones en los últimos cinco años.

En el siguiente enlace de Youtube se puede visualizar el espectáculo de luz del Burj Khalifa con motivo del Ramadán.