Fórum Canario Saharaui

Desde hace algún tiempo, y coincidiendo con el gobierno en el Cabildo Insular de Gran Canaria de un determinado grupo político, se han organizado y se siguen programando actos públicos de apoyo y activismo a las reivindicaciones del Frente Polisario con respecto a sus diferencias con el reino de Marruecos, utilizando para ello la sede y dependencias del citado Centro Oficial, representativo de uno de los organismos más arraigados y de mayor solera dentro de la Comunidad Canaria y su sociedad civil.

Son numerosos los actos que se vienen realizando en dicho Centro, por ejemplo, numerosas conferenciasorganizadas con participación de dirigentes del citado movimiento saharaui, como en el caso de la intervención el pasado año del recientemente fallecido Ahmed Bujari, interlocutor en la ONU para las demandas del Frente Polisario. Otros ejemplos serían la izada de bandera del Polisarioen la fachada principal del insigne Edificio Oficial con motivo de alguna efeméride conmemorativa, la reunión con activistaspara tratar posibles ayudas a Tinduf, la recepción de supuestas autoridades saharauis, y ahora el anuncio de la celebración para el próximo día 12 de juliouna celebración, concierto musical, bajo el lema “Canarias canta a la independencia del Sahara”. Este evento contarácon un gran elenco de artistas y cantantes locales. En ese sentido podemos observar, no sin una cierta perplejidad, que ante todo este amplio surtido de eventos dispuestos por los responsables de la dirección cabildicia, con semejante soporte este organismo lleva camino de convertirse en una especie de cuartel general Polisario. Esta cuestión queda resaltada en los propios folletos de difusión de dichos actos, los cuales señalan alCabildo Insular como uno de los patrocinadores, junto a otras asociaciones que figuran como “Apoyo al pueblo saharaui”.

La pregunta que nos asalta una vez más, pero no por ello menos obvia, es el empleo de medio y fondos oficiales a través de decisiones arbitrarias y simpatizantes hacia una causa ajena a los intereses que debe servir esa institución, y por ende ajena a los intereses de la Comunidad y los contribuyentes canarios. Una suerte de despilfarro, real y moral, de fondos públicos para enaltecer y apoyar de una manera repetida y ostentosa a una organización que, como es bien sabido, causo un infinito dolor a buena parte del pueblo canario.

Una vez más se vuelve a obviar los ataques a los puestos españoles del Sahara y los sucesos que protagonizaron en la “década negra” (1977-1987) de los ataques del Polisario a los pesqueros canarios en el banco sahariano y que tantas víctimas causaron. Estas, no en vano, fueron calificadas como acciones terroristas por el gobierno español, y el citado Bujari incluso fue expulsado del país por el entonces presidente Felipe González por la crueldad verbal y amenazas constantes a los afectados. En ese aspecto no consta en ningún sitio que al menos se haya pedido perdón ni una sola vez por tales crímenes a la sociedad canaria, especialmente por su principal protagonista antes mencionado, y que tuvo la oportunidad de hacerlo poco antes de fallecer convidado por el propio Cabildo. Ese día tampoco hubo memoria para las víctimas canarias, en su propia tierra e invitado con el dinero de aquellas.

El Fórum Canario Saharaui, como implicado en los problemas del Sahara y su incidencia en las Islas Canarias, nos vemos en la obligación de denunciar una vez más esta sobreexplotación permanente y políticamente militante de un centro oficial como es el Cabildo insular de Las Palmas, en actividades ajenas para las que han sido concebidas en favor del Polisario, a través de la subvención del pueblo canario, a la sazón uno de sus objetivos en el pasado, lo que constituye una trágica e injusta paradoja.