Paco Soto

Pie de foto: Una gran propiedad agraria moderna en Marruecos.

La agricultura y la ganadería en Marruecos siguen desempeñando un papel importante en la actividad económica del país magrebí. Tanto es así que en 2017 la economía marroquí creció gracias al impulso de la agricultura. El sector primario registró un crecimiento de 13,1%, Sin embargo, en 2016, la agricultura experimentó un bajón de 13,7%. En términos generales, según apuntan todos los datos oficiales, el crecimiento económico fue de 4,1% en el último trimestre del año pasado, en lugar de 1% en 2016.

El informe elaborado por el Alto Comisariado al Plan (HCP) destacó el papel relevante desempeñado por el sector primario en el crecimiento marroquí. Durante años, la actividad agrícola en Marruecos será clave en el desarrollo del país. A medida que Marruecos se industrialice y el sector terciario crezca, la agricultura perderá peso en el desarrollo nacional.

El aumento del consumo de las familias (3,4%) y la demanda exterior en un contexto de estabilidad general de los precios, así como el descenso registrado en la financiación de la economía nacional, han jugado a favor del crecimiento económico, según el HCP. Tras haber sufrido un bajón significativo de 12,5% durante el cuarto trimestre en 2016, el valor añadido del sector primario aumentó de 10,9% en el mismo periodo de 2017.

Pie de foto: Un pequeño agricultor marroquí trabajando en el campo.

La demanda interior creció 1,6% en el último trimestre del año pasado. El consumo final de las administraciones públicas registró un aumento de 0,8%, frente a 2,3% en 2016. Además, la inversión bruta de capital registró un descenso de 2,3% en el cuarto trimestre de 2017. En el mismo periodo del año 2016, esta inversión aumentó de 13,8%.

Buenas perspectivas

Las buenas perspectivas económicas de Marruecos en 2018 y 2019 son “sólidas”, según un experto. Así lo dijo en Rabat Uri Dadush, experto en comercio internacional del Banco Mundial (BM) y miembro de la OCP Policy center, según informó la agencia MAP. La aceleración del comercio mundial y la mejora de la situación económica en Europa tienen una influencia muy positiva en la economía marroquí. Marruecos es un país en desarrollo. La agricultura, el turismo y las inversiones extranjeras son tres aspectos clave del crecimiento económico. España es un país fundamental en el desarrollo marroquí. Primer socio comercial y segundo inversor, es uno de los motores económicos de Marruecos.