Paco Soto

Pie de foto: El escritor y periodista Saïd Oussad junto con el editor Amar Ingrachen ©Menasria/Liberté.

El escritor y periodista argelina Saïd Oussad presentó su última novela, ‘Le Temps de mourir’ (El tiempo de morir), en la sede de Interface Media, en Argel, para rescatar la tragedia que vivió su país en los años noventa del siglo pasado, durante el denominado ‘decenio negro’. “Escribir sobre el ‘decenio negro’ es un deber para las víctimas”, declara Oussad durante la presentación de la novela. El libro es una mezcla de testimonios y ficción donde el autor quiere indagar sobre uno de los periodos más sombríos y sangrientos de Argelia en los últimos 60 años.

En los años 90 el siglo XX, en un contexto de auge político y electoral del islamismo político, violencia e intervencionismo militar para supuestamente salvar la incipiente democracia argelina, estalla una guerra entre los grupos terroristas de inspiración salafista y los aparatos coercitivos del Estado. El conflicto desemboca en una auténtica guerra civil que provoca la muerte de unas 200.000 personas. Años después, el país todavía no ha superado completamente este dramático acontecimiento. Publicado en Argelia por la editorial Franz-Fanon, el periodista y novelista es el responsable de la oficina del diario ‘Liberté’ en Orán; su editor argelino es Amar Ingrachen. En Francia, el libro fue editado por L´ Harmattan en 2014 bajo el título ‘Les chemins inutiles’ (Los caminos inútiles).

Pie de foto: Fuerzas antiterroristas argelinas en una operación de seguridad en los años noventa del siglo pasado.

Guerra Civil

La trama se desarrolla en Argelia en plena guerra civil. Un periodista busca darle un sentido a su oficio. Entonces, decide irse con su fotógrafo, Kader, a la búsqueda de un jefe terrorista para entrevistarlo. Un objetivo peligroso, pero el periodista está dispuesto a arriesgar su vida, porque su propósito es hacer periodismo sobre el terreno y no de despacho. Quiere saber lo que piensan los terroristas, quiénes son, cuál es su meta, por qué matan… Su instinto investigador está intacto. No piensa renunciar a la meta que se ha fijado. A medida que pasan los días, la cosa se complica, la muerte de inocentes o de terroristas se banaliza. Nada es tan fácil como pareció en un primer momento. Saïd Oussad indica que “esta novela es una catarsis. He vivido muchas cosas que he intentado olvidar durante el ‘decenio negro’. El periodista ha rechazado la realidad, pero el novelista la ha vomitado”. Es normal, piensa el autor del libro, porque “hay que saber disociar el trabajo de periodista del de novelista”.

Traumas colectivos

Por su parte, el editor Amar Ingrachen evoca los traumas colectivos engendrados por la guerra civil en la población, y defendió la importancia de escribir y hablar de este periodo trágico de la reciente historia argelina. ·”Es una novela que habla del ‘decenio negro’. Cuando decidimos publicarla, muchos amigos, universitarios y periodistas, no le dieron mucha importancia al libro”, explica el editor. “Hemos decidido publicar no solo una novela sino también varias obras que hablan de este periodo. Argelia ha vivido una época que continúa generando traumas.

Y un trauma, psicoanalíticamente, paraliza el inconsciente”, recalca el editor. Y concluye: “Hay que escribir sobre este periodo para poder un día liberarnos y tomar el control de nosotros mismos”. Sobre la política de reconciliación nacional puesta en marcha por el presidente Abdelaziz Bouteflika, el escritor Saïd Oussad no la cuestiona, pero lamenta que “se impusiera” a la población “sin pedir la opinión de la víctima”.