Héctor C. LLamas/CapitalMadrid.com

Los datos de Horizonte 2020 re­velan que se sitúa a la ca­beza en in­ver­sión para pymes. Hasta la fecha se han in­ver­tido 212 mi­llones de euros en apoyo de do­cenas de em­presas. Europa se mueve, en el te­rreno em­pre­sa­rial, a pasos ace­le­ra­dos. Aunque tardó en poner en marcha la ma­qui­naria de la li­qui­dez, al menos más tarde que Estados Unidos o Reino Unido, los frutos pa­rece que se em­piezan a re­co­ger. Las po­lí­ticas ex­pan­sivas están sur­giendo efecto po­si­tivo como se ha po­dido ob­servar en los mer­ca­dos, en la evo­lu­ción del mer­cado la­boral o en la in­fla­ción. Pero no son las únicas áreas. Están las em­pre­sas.

La creación de empresas ha crecido de manera espectacular gracias a la Unión Europea. El énfasis en estimular el emprendimiento por parte de las instituciones europeas ya se empieza a notar de manera notable y especialmente en España. Es en nuestro país dónde se están registrando más cantidades de empresas debido al plan puesto en marcha por parte de la Comisión Europea. El llamado Horizonte 2020, que invierte en innovación y desarrollo.

Los últimos datos que se conocen de este plan van en consonancia con ese empuje de las nuevas empresas españolas dentro del territorio español. Y es que hasta día de hoy ya se habrían invertido en torno a los 212 millones de euros en proyectos de emprendedores españoles. Una noticia bastante positiva teniendo en cuenta que años atrás el volumen se encontraba bastante estancado.

Este instrumento da respaldo a las pequeñas y medianas empresas muy innovadoras, que poseen una gran ambición comercial, además de un alto potencial de crecimiento fuera de nuestras fronteras, a través de diferentes fases en sus proyectos. A través de la financiación que da la UE, se permite a las pymes realizar inversiones en actividades de innovación. También, elaborar un plan de empresa para su producto en concreto, y sacar provecho de hasta doce días de asesoramiento en términos corporativos.

En términos globales, hace escasas fechas conocíamos que, de los 57 proyectos seleccionados, que implican hasta 64 pymes, recibirían unos 96.815 millones de euros de ayuda. Unas cantidades bastante suculentas y que van destinadas al desarrollo económico dentro de la Unión Europea.

Después de activarse la segunda fase (o “fase 2”) del proyecto, cada pyme en particular puede llegar hasta recibir una cantidad que ascienda hasta los 2,5 millones de euros. Incluso 5 millones de euros si la empresa se encuentra enmarcada dentro del sector de la salud.

Para ser más exactos, las subvenciones a España en la última convocatoria ascienden hasta los 1,6 millones de euros en el mejor de los casos. De ahí, a que ya se haya superado con creces el centenar de millones de euros en estímulos y que lidere el ránking.

Futuro esperanzador

En términos de Europa, la amplia mayoría de los proyectos se encuentran dentro del ámbito del transporte (10) y las TIC (9). Estas últimas fueron seleccionadas entre 1.514 propuestas de proyectos que se presentaron en la última convocatoria.

En este sentido, según los últimos datos que se han conocido, es España quien se sitúa a la cabeza de la recepción de inversión de la Unión Europea para pequeñas y medianas empresas al contar con 573 Instrumentos PYME aprobados. De esta manera, se sitúa líder en el foco foco de innovación por el estímulo de este programa de financiación comunitaria para todos los emprendedores que así lo demanden.

Tal y como exponen los expertos, lo que esto evidencia es que en España sí que hay talento. De ahí los datos de emprendimiento y los recursos destinados a proyectos nacidos dentro de la Península Ibérica.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que en el ciclo anterior de ayudas de 2013 a 2017, España no fue capaz de absorber 9.000 millones de euros de fondos europeos por la falta de capacidades dentro del sector público, lo cual para muchos expertos dentro de la materia es un dato duro.

Así pues, que muchos emprendedores se abran a la innovación es un dato más que positivo para los intereses a futuro a España. Los expertos consideran que esto es el caldo de cultivo a futuro del éxito. Países como Alemania o Francia se encontraron a la cabeza de la generación de nuevas empresas en Europa y de entre sus resultados se encuentran que fueron dos de los países menos golpeados por la crisis. Ahora nuestro país pretende seguir ese mismo camino en los próximos años.

Etiquetas: 
emprendedores
Europa
estímulo