Paco Soto

Foto: Saïf al-Islam, segundo hijo del dictador libio Muamar Gadafi.

Saïf al-Islam, segundo hijo del dictador libio Muamar Gadafi, escapó de la pena de muerte y fue puesto en libertad en virtud de una ley de amnistía, según informaron varias agencias de noticias y otros medios. Según la cadena de televisión libia Al-Mayadeen, la defensa del hijo de Gadafi planteó un recurso ante la Corte Penal Internacional de La Haya (CPI) en la que defiende la postura de que Saïf al-Islam no puede ser juzgado una segunda vez porque ya fue sentenciado en Libia. A finales de julio de 2015, el segundo hijo del sátrapa libio fue condenado por un tribunal de su país a la pena de muerte por rebeldía y haber cometido “crímenes de guerra” durante la represión del movimiento popular que derrocó la dictadura, en 2011. Saïf al-Islam fue detenido en Libia en noviembre de 2011 y encarcelado por un grupo de milicianos de fuerzas insurgentes en la ciudad de Zentan, en el noreste del país. Los combatientes se negaron a entregarlo a las autoridades de Trípoli para que después se hiciera cargo de él el CPI. Este organismo internacional dictó en 2011 una orden de busca y captura por crímenes contra la humanidad contra el segundo hijo de Gadafi.

Diversas organizaciones humanitarias acusaron a los nuevos dirigentes libios de cometer irregularidades jurídicas en el proceso, como limitar el derecho a la defensa de Saïf al-Islam, y pusieron en tela de juicio la capacidad legal del CPI para juzgar al hijo del sátrapa. Una decena de colaboradores muy próximos a Gadafi, como el exprimer ministro del régimen de la Yamajiría, Baghdadi Mahmoudi, y el antiguo jefe de los servicios secretos, Abdellah Senoussi, también fueron juzgados y condenados a la pena capital. Según declaró el abogado de Saïf al-Islam, Karim Jan, al canal de televisión francés France 24, el hijo de Gadafi fue puesto en libertad el pasado mes de abril, porque se benefició de una amnistía. La liberación se llevó a cabo “en el marco de la ley” y Saïf al-Islam “se encuentra bien en libia”, contó el letrado.

Sucesor del dictador

En vida de Muamar Gadafi, Saïf al-Islam, que nació en junio de 1972, se convirtió en el sucesor del dictador libio y en el hijo con mayor perfil político. Saïf al-Islam, que habla árabe, inglés, francés y alemán, y amplió sus estudios superiores en Austria y Reino Unido, cultivó una imagen de político moderado y abierto a Occidente. Hijo de Gadafi y de su segunda mujer, Safia Farkash, Saïf al-Islam presidió la Fundación Gadafi para el Desarrollo, que se encargaba de cuestiones relacionadas con los derechos humanos, el desarrollo económico y la ayuda al Tercer Mundo, fue propietario de un grupo de comunicación del régimen, y mantuvo estrechas relaciones con dirigentes occidentales de distintas áreas. Algunos medios y comentaristas estadounidenses y europeos mantuvieron la tesis de que el segundo hijo de Gadafi sería el encargado de pilotar una hipotética transición política libia hacia un sistema de libertades democráticas. Saïf al-Islam desempeñó un papel activo en el proceso de apertura a Occidente que dirigió su padre, en la década del 2000, y reconoció la implicación de su país en el terrorismo, concretamente en el atentado de Lockerbie, cuando un avión de la aerolínea estadounidense Pan Am, que cubría el trayecto entre Londres y Nueva York, explotó en el aire y cayó sobre la ciudad británica del mismo nombre. Libia pagó indemnizaciones a las familias de las víctimas.

Evitar sanciones

Pero en una entrevista en la BBC, en agosto de 2008, Saïf al-Islam aseguró que Trípoli lo hizo para evitar sanciones comerciales. Antes de que cayera el régimen, promovió ideas de corte reformista, facilitó la liberación de presos políticos, y se pronunció a favor de que su país tuviera una Constitución garantista. En el ámbito internacional, se decantó a favor de una solución política negociada entre palestinos e israelíes. Poco a poco fue ganando peso en el régimen de la Yamajiría. El mito del hijo demócrata y modernista de Gadafi se derrumbó en 2011, cuando una revuelta popular acabó con el régimen dictatorial y Saïf al-Islam fue capturado por los rebeldes en Al Ramla, en el sur del país. Gadafi fue detenido y ejecutado por un grupo de insurgentes el 20 de octubre de 2011.

Etiquetas: 
Muamar Gadafi
Saïf al-Islam
Libia
Africa
dictadura