Ana Ferrandis Soler

Pie de foto: Fuente. Jaime Narváez.

Parte del acervo documental de la Real Academia de Ciencias se exhibe en “Ciencia e imprenta” una muestra que podrá visitarse en el Instituto Cervantes hasta el 27 de mayo, en ella se exhiben las mayores joyas de la Academia, fundamentalmente obras bibliográficas (en concreto, 38 obras) desde su invención por Gutenberg en 1450 hasta el siglo XVIII.

Entre los recursos expuestos, seleccionados por Isabel Moyano, asesora de la muestra, de entre casi 1.100 títulos, destacan los tres más antiguos, dos de ellos datados de 1485 y otro de 1500, los cuales fueron impresos con tipos móviles. De los restantes destacan desde “Los elementos de Euclides” a textos de Newton y Galileo.

Entre los ámbitos expuestos, las obras abarcan desde la botánica a la aritmética pasando por la zoología o la medicina. Sin embargo, en la exposición también podrán verse el diploma de la concesión del Nobel de Literatura de 1904 al matemático José Echegaray, una máquina de cálculo del inventor Torres Quevedo y un busto en piedra del Nobel de Medicina Ramón y Cajal, obra de Victorio Macho, sin olvidar hacer mención a los óleos que cubren las paredes de la propia Academia de Ciencias.

La colaboración del Instituto Cervantes y la Academia de Ciencias no solo se limitará a la mencionada muestra, sino que dará paso a un ciclo de conferencias en sus sedes durante los meses de abril y mayo. “La ciencia siempre está presente en la programación del Instituto Cervantes”, ha afirmado Bonet, director del Instituto Cervantes.