Paco Soto

Pie de foto: Brahim Ghali, líder del Frente Polisario y presidente de la RASD.

El Frente Polisario prepara su campaña de cara a la próxima cumbre de la Unión Africana (UA), prevista el próximo 21 de marzo en Kigali, capital de Ruanda. En la UA están integrados Marruecos y la autoproclamada República Árabe Saharaui y Democrática (RASD) controlada por el Polisario y apoyada económica, política y militarmente por Argelia. El movimiento saharaui liderado por Brahim Ghali, que a la sazón es presidente de la RASD, basa su campaña en los recursos naturales del Sáhara Occidental, y acusa al Reino de Marruecos de ser una potencia colonial que oprime a la población local y saquea sus riquezas.

En este sentido, la cumbre de la UA en Kigali será seguramente un nuevo escenario de confrontación política entre los representantes de Marruecos y de la RASD-Polisario. En una carta dirigida al actual presidente de Ruanda, Paul Kagamé, los independentistas saharauis acusan a Rabat de haberse quedado ilegalmente con los recursos del Sáhara Occidental y de llevar a cabo una gestión de los mismos que solo beneficia a la oligarquía marroquí y sus aliados en  el territorio de la antigua colonia española.

La ZLECA

La cumbre de la UA del 21 de marzo, que, en principio, tendría que permitir la firma de una Zona de Libre Cambio Continental (ZLECA), podría acabar en un fracaso si la confrontación entre Rabat y el Polisario va en aumento. La estrategia del Polisario es sencilla y no engaña a nadie: demostrar a la UA que Marruecos ocupa ilegalmente el Sáhara Occidental y, por tanto, se ha apropiado de los recursos naturales que pertenecen al pueblo saharaui. Rabat lo niega. Su tesis es que lo que hizo en 1975 fue recuperar un territorio que le pertenece históricamente.

Pie de foto: Última cumbre de la Unión Africana.

Las posiciones de Marruecos y el Polisario tienen aliados en el seno de la UA. ¿Quién ganará la partida en la cumbre de Kigali? Los observadores políticos no lo saben, pero temen que la confrontación dañe los intereses de la cumbre de la UA. En la carta enviada al presidente Paul Kagamé, el Polisario exhorta a “la Unión Africana a pedir a los Estados miembros de la Unión Europea a hacer aplicar la sentencia de la CJUE [decisión a la Justica europea sobre el acuerdo pesquero entre Bruselas y Rabat], para garantizar el fin del saqueo de los recursos naturales en el continente africana”, según informa la agencia saharaui SPS.

Escenario de confrontación

Para el Polisario, la cumbre de Kigali es un magnifico escenario para atacar y debilitar a Marruecos. Los independentistas saharauis saben que cuentan con poderosos aliados como África del Sur y Argelia, y harán todo lo posible para que el Sáhara Occidental no quede incluido en la zona ZLECA como quiere Rabat. La diplomacia marroquí está preocupada por la visita de tres días que efectúa a Argelia el presidente de la UA, Moussa Faki. La diplomacia marroquí tendrá una vez más que maniobrar inteligentemente para desbaratar los planes del Polisario y fortalecer el bloque de sus amigos políticos en la UA. Moussa Faki, presidente de Chad, declaró a la prensa de su país que en la cumbre de la UA de Addis Abeba “se tomaron decisiones muy importantes, sobre todo sobre la ZLECA”.