Paco Soto

Pie de foto: El presidente de la República argelina, Abdelaziz Bouteflika.

El presidente de la República de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, está vivo y se encuentra en “perfecta salud”, según aseguró el ministro francés para Europa y Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian. El ministrio quiso de esta forma desmentir una serie de rumores que circulan estos días por la Red y sostienen que Bouteflika ha fallecido o se encuentra en una situación crítica. A sus 80 años, el presidente argelino es un hombre enfermo y de salud delicada, pero, según Le Drian, está “en forma”, y se entrevistó “largamente” con su homólogo francés, Emmanuel Macron, en la corta  visita que realizó hace unos días a Argel el mandatario de la V República gala. Le Drian declaró a la emisora de radio ‘France Inter’ que Bouteflika es “el presidente de la República” de Argelia, y “el presidente Macron se reunió con él e intercambió largamente con él la cuestión de la relación bilateral entre Francia y Argelia, pero también la situación en el mundo. Fue un intercambio útil. ‘Él [presidente Bouteflika] habló con el presidente Macron durante tiempo, y esto permitió que [ambos dirigentes] tuvieran un intercambio profundo del conjunto de nuestras relaciones”.

No es la primera vez en los últimos meses que medios de comunicación, mensajes anónimos en la Red o personalidades políticas anuncian la muerte del presidente Bouteflika. Algunas pseudo noticias que circulan  por Internet sobre la salud de Bouiteflika son incluso de un mal gusto detestable y de una total falta de respeto a la persona. La salud del mandatario argelino es un tema de actualidad desde que en 2013 tuvo un accidente cerebral vascular que lo obliga a desplazarse en silla de ruedas y a conceder muy pocas entrevistas y aparecer escasas veces en público. El pasado mes de febrero, el semanario francés ‘Le Point’ recordó que Bouteflika, que es presidente desde 1999, tuvo que ser ingresado desde diciembre de 2005 varias veces en el Hospital  Val-de-Grâce de París y también en otros centros sanitarios de la capital francesa y la ciudad de Grenoble. Una total opacidad rodea siempre sus hospitalizaciones. Además, según medios franceses y suizos, Boiuteflika ha efectuado “controles médicos periódios” en Francia y Ginebra.

El sosias del presidente

Hace pocos días, Rachid Nekkaz, un político argelino que fue candidato a las elecciones presidenciales de 2014, aseguró a la cadena de televisión argelina ‘El Magharibia’ que el presidente argelino había fallecido y “el que nos enseñan en televisión  no es más que un sosías”. “Todas las imágenes de Bouteflika no son más que puro cine”, señaló Nekkaz. El político reveló que se había enterado de la supuesta muerte del jefe del Estado porque lo había dicho Djamel Ould Abess, exministro y secretario general del Frente de Liberación Nacional (FLN), y pidió al pueblo argelino que “ponga fin a esta mascarada”. Nekkaz tiene doble nacionalidad, argelina y francesa.

El pasado mes de marzo, otro medio, ‘CNP News’, anunció que Bouteflika, que en este momento se encontraba en Suiza por motivos de salud, estaba al borde de la muerte. Dicho medio informó de que el presidente argelino sería trasladado a Argel, “a su casa medicalizada de Zeralda,  para que pueda morir en paz”. Además de la “muerte cerebral” del jefe del Estado, ‘CNP News” afirmó que el hermano de Bouteflika y político de la máxima confianza del presidente,, Said Bouteflika, sufre de dos cánceres, uno de riñón y otro de páncreas. En este contexto de confusión, mentiras descaradas, medias verdades y burdas manipulaciones, diversos partidos opositores y personalidades contrarias a Bouteflika se oponen a que el presidente en ejercicio se presente a un quinto mandato.

Etiquetas: 
Argelia
Boutelfika