Juan Pons

Pie de foto: La empresa público-privada española Hisdesat última la puesta en órbita de Paz, su primer satélite radar

España va a contar en poco más de 2 meses con su primer satélite radar de. Bautizado Paz, se trata de una plataforma espacial cuya dedicación principal será la de aportar imágenes de alta definición para misiones de defensa y seguridad, razón por la que coloquialmente se le puede calificar como satélite espía.

Equipado con la más avanzada tecnología radar de apertura sintética (SAR), su puesta en órbita está prevista para finales del próximo 30 de enero. Desde la base aérea norteamericana de Vandenberg, en California, será lanzado a bordo de un cohete Falcon 9 de la compañía SpaceX, propiedad del magnate Elon Musk, también dueño de la empresa Tesla, fabricante de innovadores automóviles eléctricos.

Aunque el satélite español será emplazado en el espacio 3 meses después del marroquí Mohammed VI-A ˗lanzado al espacio el pasado 8 de noviembre˗,  uno y otro no guardan relación alguna. El Mohammed VI-A cuenta con sistemas de observación ópticos mientras que Paz es un satélite dotado con una antena radar.

Paz es el primer eslabón de una iniciativa interministerial que se denominada Plan Nacional de Observación de la Tierra por Satélite (PNOTS) que se remonta a 2007.  El Plan preveía la puesta en órbita de Paz varios años atrás, pero diferentes problemas con el lanzador ruso inicialmente contratado (Dnper) han obligado a sus propietarios ˗la compañía público-privada de servicios gubernamentales Hisdesat˗, a demorar el despegue hasta el 30 de enero de 2018. Precisamente ha sido la citada compañía la que ha querido mostrar el satélite antes de su partida rumbo a California.

De estructura hexagonal (5,2 metros de largo x 2,5 de diámetro) y 1.400 kilos de peso, el Falcon 9 situará la plataforma española a 514 kilómetros de altura. Concebido para transmitir a tierra alrededor de 100 imágenes diarias, su radar en banda X cubrirá una superficie superior 300.000 kilómetros cuadrados cada 24 horas.

El principal instrumento que viaja a bordo de Paz es su antena radar de apertura sintética (SAR), que ofrecerá imágenes de muy alta resolución de unos 0,25 metros. La gran ventaja de la tecnología radar es que puede tomar imágenes tanto de día como de noche, con independencia de las condiciones meteorológicas, lo que no pueden hacer los satélites ópticos cuando las nubes cubren zonas de la superficie terrestre.

El nuevo satélite también lleva un sistema AIS para la identificación automática de buques desde el espacio, lo que le convierte en el único satélite capaz de integrar forma simultánea las señales AIS con las imágenes radar, lo que le convierte en una potente herramienta para frenar la inmigración ilegal

Etiquetas: 
satélite
seguridad
Defensa
economía