Pie de foto: Celebrada la primera edición de Madrid Gaming Experience.

Madrid se ha convertido en capital del videojuego en el marco de la primera edición de Madrid Gaming Experience, el evento celebrado del 28 de octubre al 1 de noviembre llega para convertirse en el punto de encuentro favorito pensado para todos los aficionados a los videojuegos y su mundo.

La industria del videojuego en España ha registrado en los últimos años un crecimiento tanto en cantidad de iniciativas como en las calidad de las mismas, así lo ha señalado Iván Fernández Lobo, director de Gamelab,  que haciendo analogía con el mundo del cine explica que algunas de estas propuestas son "grandes súper producciones que se distribuyen a nivel mundial" y otros proyectos más pequeños "cortos al compararlos con el mundo del cine" que también tiene presencia en diversos mercados y a los que se espera dar un impulso.

Organizada por IFEMA y GAME, Madrid Gaming Experience, ha dispuesto de 30.000 m2 de superficie dedicados en su totalidad al disfrute del aficionado como un auténtico parque del ocio interactivo.

El consumo en el sector del videojuego en España en 2015 fue de 1.083 millones de euros entre venta física y online, lo que supone un incremento del 8,7% en comparación con el año anterior, según la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) con datos de la compañía de investigación de mercados GfK y de ISFE (Federación Europea de Software Interactivo) para el Gametrack. Los datos de GfK establecen que 791 millones de la cifra total proceden de la venta física.

Durante el pasado año los españoles gastaron 352 millones de euros en software, 334 millones en hardware (un 10,9% más que en 2014) y 104 millones en accesorios y periféricos. Igualmente, según los datos de ISFE, el valor estimado del consumo online de videojuegos en 2015 fue de 292 millones de euros, entre apps (dispositivos móviles) y el resto de plataformas online.

Si se compara con 2014, cuando el valor global del consumo online se situó en 241 millones según el Gametrack, el incremento habría sido del 21%. Estos resultados consolidan a España como uno de los principales mercados mundiales del sector y el cuarto de la Unión Europea, por detrás de Reino Unido, Alemania y Francia, y a los videojuegos como la primera industria cultural en nuestro país por encima del cine o la música.

 En 2016 el mercado mundial del ocio electrónico generará casi 100.000 millones de dólares, por 70.000 del cine, según estima la Asociación Cinematográfica de América.

Etiquetas: 
videojuegos
IFEMA
Madrid gaming experience