Pedro Canales

El régimen argelino organiza este jueves 4 de Mayo, elecciones legislativas en el país para designar los 462 diputados de la Asamblea Popular Nacional, cámara  baja del Parlamento. Estas Elecciones son consideradas por los observadores internacionales como un test de credibilidad del programa de reformas llevado a cabo en los últimos años por el Gobierno, bajo la presidencia de Abdelaziz Buteflika, que incluye la modificación de la Constitución aprobada por votación de las dos cámaras del Parlamento en febrero de 2016.

A pesar del gran despliegue hecho por la Administración y de los repetidos llamamientos a la ciudadanía para acudir a las urnas, por parte de todos los partidos que concurren a los comicios, como del gobierno y del Presidente de la República, el espectro de la abstención planea sobre las Elecciones.

Algunos partidos de la oposición, como Talaie el Huriyat liderado por el antiguo primer ministro Ali Benflis, o el Frente Islámico de Salvación (FIS) y a su cabeza los jeques históricos del islamismo argelino Ali Belhach y Abassi Madani, han querido aprovechar el clima de desinterés general para llamar a la abstención, y recoger de alguna manera los beneficios políticos que se pueden derivar del rechazo popular a las urnas.

Los resultados electorales en sí mismos, sólo parecen interesar a los partidos que acuden a los comicios. Los dos grandes ganadores se espera sean de nuevo, el Frente de Liberación Naciona,l (FLN), ex partido único que posee un vasto aparato burocrático extendido a todos los rincones del país y está liderado por Djamel Uld Abbes; y la Reagrupación Nacional Democrática (RND) que dirige el director del gabinete del Presidente, Ahmed Uyahia. Sin embargo, todo deja entrever que los resultados no serán de 207 y 65 diputados respectivamente para ambos, sino algo más equilibrados. El tercer gran ganador se perfila el Movimiento de la Sociedad por la Paz (MSP), formación islamista que dirige Abderrazak Mokri, y que podría aumentar considerablemente su porcentaje, de 49 diputados en la cámara actual.

Una atención particular merece el voto de la comunidad argelina emigrada fuera del país, evaluada en cerca de un millón de inscritos en las listas electorales de los consulados de Argelia, y que vota repartida en cuatro zonas electorales, dos en Francia para elegir 4 diputados ya que contabiliza las tres cuartas partes del electorado emigrado; una para América y el resto de Europa, incluida España, con 2 diputados; y una cuarta para África y el Mundo árabe, con otros 2 diputados.

La particularidad del voto de los emigrantes argelinos se debe a que en general priman los intereses por resolver la problemática cotidiana que enfrenta la comunidad, papeleo, precios de billetes de transporte aéreo y marítimo, asuntos sociales, etc. Sin embargo y pese a ello, la afluencia a las oficinas de voto abiertas desde una semana antes, es escasa.

En España están inscritos en las listas electorales consulares 28.500 argelinos, de ellos la mitad en Barcelona, que ya han comenzado a votar desde el 29 de abril.  Un Comunicado emitido por la Embajada de Argelia en España, recuerda que “por Ley” se favorece la representación de la mujer en las Asambleas representativas del país, incluido el Parlamento.

El citado comunicado indica que en España se han abierto 18 colegios electorales, 5 en Madrid, 6 en Barcelona y 7 en Alicante, ciudades en los que hay Consulado general. La embajadora de Argelia en España, Taous Feroukhi, que sigue de cerca el test electoral, se ha mostrado agradecida a las Autoridades españolas por las facilidades otorgadas para el voto, en cuestión de locales y disposiciones administrativas.

El test de credibilidad que significa para el régimen estas Elecciones, es más acusado, dada la confusión institucional y la crisis financiera que atraviesa Argelia, que muchos asimilan a un gigantesco portaviones sin capitán al timón.

La Embajada de Argelia aprovecha la oportunidad para expresar su gratitud a las autoridades españolas que han puesto sus locales a su disposición y a la disposición de los consulados argelinos en Barcelona y Alicante, y han asegurado la asistencia y las disposiciones necesarias para permitir el cumplimiento de esta operación en las mejores condiciones.

Etiquetas: 
Argelia
elecciones
Bouteflika