Eduardo González/The Diplomat

Pie de Foto: Ministerio de Defensa

El Gobierno solicitará la autorización del Congreso de los Diputados para incrementar en más de 150 efectivos el contingente español de la misión de entrenamiento en Mali de la UE, que pasará de los 140 actuales hasta un máximo de 292.

Según anunció el Gobierno, la autorización tendrá un período de vigencia de once meses a partir de finales de enero de 2018, justo el tiempo en el que España ejercerá el mando de la operación, a cargo del general de brigada Enrique Millán Martínez. España participa en la EUTM-Mali desde enero de 2013, donde comenzó con 50 efectivos hasta alcanzar los 140 actuales.

Por otra parte, el Consejo de Ministros prorrogó hasta el 31 de diciembre de 2018 la participación de las Fuerzas Armadas en operaciones en el exterior. Todas las participaciones se realizan de conformidad con las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y con los compromisos adquiridos por España con sus socios de la Unión Europea y con los aliados de la OTAN.

Aparte de la misión en Mali anteriormente citada, y dentro del marco de las operaciones de la UE, España seguirá participando en la Operación EUFOR ALTHEA, en Bosnia y Herzegovina, con cinco efectivos; en la República Centroafricana, con veinticinco efectivos; en la lucha contra la piratería en el Océano Índico y el Cuerno de África, con 375 efectivos; en la lucha contra la piratería en tierra firme, con veintitrés efectivos implicados en el adiestramiento de las Fuerzas de Seguridad Somalíes; y en el Mediterráneo, en la lucha contra las mafias de tráfico de migrantes procedentes de Libia y en la Operación EUNAVFOR MED Sophia.

Defensa prorroga las misiones en el exterior y aumentará tropas en Afganistán, Líbano e Irak

En lo que respecta a las operaciones de la OTAN, España forma parte desde el pasado mes de junio del batallón liderado por Canadá en Letonia en el marco de la Presencia Avanzada Reforzada (e-FP) en los países bálticos y Polonia, con algo más de 300 efectivos. Asimismo, se mantendrá desplegada una batería PATRIOT en Turquía y España seguirá participando en la Operación OTAN de Policía Aérea en el Báltico en Lituania u otro país Báltico.

España pretende mantener su participación en la misión Resolute Support de Afganistán, con un ligero incremento de los efectivos desplegados en Kabul, en su aeropuerto internacional y en el cuartel general de la Operación. En total, habrá 95 efectivos frente a los 30 actuales.

Asimismo, España mantendrá su compromiso con la Coalición Internacional contra el Daesh en Irak y potenciará su liderazgo de la Base de Besmayah, para lo cual reestructurará y reforzará ligeramente su contribución, ampliándola en unos treinta efectivos, hasta los 480. Una vez anunciada la derrota del Daesh, según Defensa, la nueva etapa estará centrada en la estabilización, la capacitación y la mejora de la integración de las Fuerzas Armadas y de Seguridad iraquíes.

En el marco de las operaciones de Naciones Unidas, España ofrecerá nuevamente un candidato español al mando de la misión de paz en Líbano (FINUL), en la que participa desde 2006. De ser aceptado, se incrementarían hasta 750 los efectivos actuales durante el periodo 2018-2020, sin sobrepasar los niveles máximos autorizados por las Cortes (1.100). La cantidad podría elevarse a 840 en caso de que la ONU solicitase a España el despliegue ocasional de un buque ligero de la Armada para el componente marítimo de FINUL.

Por otra parte, España seguirá aportando observadores al proceso de paz de Colombia también en el marco de Naciones Unidas.

Etiquetas: 
España
Malí
ONU
terrorismo