Atalayar

Pie de foto: Representantes del Consejo británico de finanzas islámicas, del Banco Central de Libia, Tomás Guerrero del IE Business Scholl y del Instituto Halal, del bufete Cuatrecasas y Goncalves Pereira, moderados por un mienbro de Casa Árabe

Las finanzas islámicas como otra forma de banca ética, las relaciones personales como clave importante para exportar a países árabes, el turista árabe que no es especial ni complicado y el lanzamiento de productos nacionales fueron las temáticas de los debates de la segunda jornada de ExpoHalal Spain 2015 celebrada en Madrid.

Las finanzas islámicas encontrarán su sitio entre otras entidades de ese nuevo sector que se ha venido en llamar la banca ética, pronosticaron este jueves los ponentes de la mesa redonda “Finanzas islámicas en Europa” celebrada en el marco de ExpoHalal Spain 2015, la primera feria Halal de España.

“Las finanzas islámicas son una nueva forma de hacer finanzas, pero sus principios no son nuevos ni exclusivos de la religión musulmana: son universales”, explicó Ummer Suleman, del Islamic Finance Council del Reino Unido, el país que se ha situado como “el centro de las finanzas islámicas de Europa”.

Las características fundamentales para entender el funcionamiento de las finanzas islámicas se derivan de tres prohibiciones que el Islam impone al respecto: el cobro de interés (riba); el embarcarse en riesgos excesivos (gharar) y  la especulación (maysir). Con esta premisa, muchas entidades financieras han tenido que desarrollar instrumentos financieros y servicios bancarios alternativos a los tradicionales, lo que ha llevado a que, por ejemplo, Dow Jones, Financial Times y Standard & Poors hayan creado índices bursátiles especiales para las finanzas islámicas, de los que excluyen a aquellas empresas cuyas actividades contravienen los principios del Islam. Para Suleman “las finanzas pueden ser un arma para hacer un gran bien o un gran mal”, todo depende de la forma de obtener el beneficio.

Pie de foto: Representantes del Consejo británico de finanzas islámicas, del Banco Central de Libia, Tomás Guerrero del IE Business Scholl y del Instituto Halal, del bufete Cuatrecasas y Goncalves Pereira, moderados por un mienbro de Casa Árabe

Sus defensores las describen como un nuevo modelo de finanzas: éticas, justas, equitativas y socialmente responsables. Lo que es innegable, según los expertos consultados, es que las finanzas islámicas vienen ganando cuota de mercado año tras año, y se muestran como una sólida alternativa al sistema financiero tradicional en un número creciente de países occidentales.

Esa filosofía de bajo riesgo y nula especulación fue la que, probablemente, puso a las finanzas islámicas en el punto de mira de los ahorradores durante la crisis. Según Tomás Guerrero, del Instituto Halal, “las inversiones islámicas aguantaron mejor la crisis, por lo que muchos expertos se acercaron para saber más de ellas”.

Sin embargo, pasada la crisis, el interés parece haberse disipado un tanto, algo a lo que no ha ayudado el hecho de que “las finanzas islámicas son algo muy interesante para todo el mundo en la teoría, pero algo muy difícil de llevar a la práctica”, indicó Fernando Miguens, socio de Cuatrecasas Gonçalves Pereira.

Pese a ello, el Global Islamic Finance Report 2014 apunta que en el mundo había 1.800 millones de dólares bajo gestión según las reglas islámicas.

Mesa redonda "Claves para exportar a países árabes". De izda a dcha: Fermín Rol (Autoridad Portuaria de Cartagena), Salem Nasser Al Bortmany (Cámara de Comercio de Omán), Maria Salvador (Ambar Connect), Paloma Escorihuela (ICEX) y Néstor Montoya (Attijariwafa Bank).

Las relaciones personales, clave para exportar a países árabes

Las relaciones cara a cara son una de las claves para poder exportar a los países árabes, junto con la certificación Halal y una visita previa al país, debatieron el jueves los participantes a la mesa de comercio exterior celebrada en el marco de la feria ExpoHalal Spain 2015.

A la hora de establecer relaciones comerciales con los países árabes “las relaciones personales son fundamentales. El contacto personal no es sólo necesario, es imprescindible”, destacó la jefa del Departamento de Alimentos del Instituto español de Comercio Exterior (ICEX), Paloma Escorihuela, durante su participación en la mesa “Claves para exportar a países árabes” de la primera feria Halal de España.

Escorihuela explicó que el ICEX venía notando desde hacía ya unos años el interés de muchas empresas españolas por exportar a países que requieren de una certificación Halal, “algo que la situación económica actual ha impulsado, pues salir al exterior ya no es una opción, sino una obligación”, añadió.

Los productos y servicios Halal son aquellos permitidos a los musulmanes y a menudo requieren de una certificación, sello que garantiza su procedencia y trazabilidad. “Incluso nuestras exportaciones a otros países árabes o musulmanes como podrían ser Pakistán y Malasia, han de llevar estas certificaciones”, comentó por su parte Salem Nasser Al Bortmany, del Comité Industrial de la Cámara de Comercio de Omán, país musulmán.

Respecto a las formas de pago, éstas no difieren de las utilizadas con otros mercados, si bien las cartas de crédito son la forma más aceptada y aconsejada, según indicaciones del director de Corporate Banking de Madrid de Attijariwafa Bank, presente en la mesa.

En lo que coincidieron tanto Montoya como Escorihuela, es en la necesidad de “asesorarse e informarse primero”, viajando el país o asistiendo a ferias internacionales, aunque sólo sea como visitante.

Pie de foto: Representantes de Turespaña, Las Rozas Village, Hotel Intercontinental y Spaincares, moderados por un miembro de Madrid Tourism Asociation

“El turista musulmán no es un cliente tan complicado o especial”

Los expertos del sector turístico español debatieron este jueves las claves para potenciar el turismo Halal en España, en el marco de la primera feria del sector que se celebra en nuestro país. “El turista musulmán no es un cliente tan complicado o especial. Sólo se trata de ser buenos anfitriones y de hacer que se sienta como en casa y no en un establecimiento que sólo busca hacer negocio”, ha expuesto Francisco Garrido, director adjunto del Hotel Intercontinental, receptor habitual de visitantes procedentes de países árabes.

Desde principios de año hasta julio visitaron España 600.000 personas procedentes de países musulmanes y cerca de 1.200.000 en 2014. Para Ángela Castaño, de Turespaña los aspectos positivos de nuestro país como destino turístico musulmán son la afinidad cultural, la variada oferta y la conectividad aérea, “que ha mejorado mucho en los últimos años” junto con el atractivo del fútbol.

Pero la mesa de turismo Halal y “Muslim Friendly” que ha tenido lugar en este segundo día de ExpoHalal Spain 2015, ha puesto de manifiesto que el turismo Halal no se limita a aspectos tradicionales del sector, sino que se ha abierto a otras modalidades como el turismo de salud o de compras.

Desde Spaincares se aportaron cifras sobre un turismo “que une dos sectores en los que somos líderes: el turismo y la sanidad”, según afirmó Teresa Almansilla, directora de desarrollo de la entidad. Desde Omán viajan por este motivo entre dos y tres mil personas anualmente al extranjero. Las especialidades más demandadas por estos visitantes tienen que ver con la oncología, la reproducción asistida y la diabetes:

Diana Marín, directora de turismo de Value Retail explicó por su parte que en el turismo de compras, el objetivo era “ser creadores de experiencias adaptando la oferta de este turista a sus gustos y necesidades”.

Entre los servicios presentados durante la feria, ha llamado la atención el concepto de ‘driver assistance’ presentado por la empresa de alquiler de vehículos de lujo Ready Cars and Vans, en el que el conductor, conocedor de la cultura islámica responde a las diferentes necesidades de su cliente.

ExpoHalal Spain lanzadera del producto español

Pimentón de La Vera, caramelos solidarios, embutidos ibéricos o carnes aptas para el consumo musulmán son sólo algunos de los productos que se han presentado estos días en el marco de la primera feria Halal de España.

El Caserío de Tafalla son esos caramelos tradicionales que nos daban nuestros abuelos cada vez que íbamos a visitarlos. Lo que quizás se desconoce en España es que en la actualidad se exportan también a los países árabes, gracias a su certificación Halal. “Nuestros toffers sabor menta regaliz y naranja amarga son las gamas que más gustan en general”, cuentan en su stand.

El término Halal engloba a aquellos productos y servicios aptos para el consumo musulmán pero incluye otros aspectos como la ayuda a los demás. La firma española, que cumple 50 años, ha aprovechado la primera feria Halal de España para presentar además un homenaje a nuestros mayores destinando el 10% de todas sus ventas online a la lucha contra el alzhéimer.

Exportar a países árabes puede suponer además de una certificación de garantía adecuar la imagen del producto español a otras culturas, como le ha sucedido a la marca de Pimentón de La Vera “Las Colmenillas”. “En nuestro caso cambiamos la gráfica del envase. Si bien en España todo el mundo identifica el pimentón, para otros países decidimos mostrar el dibujo de dos pimientos”, explica el Director de Comercio Exterior de la marca, Javier Colón, certificada este mismo verano.

Entre la potente presencia de la industria cárnica española se hizo un hueco con gran asistencia de público la empresa extremeña Wagyu Ibérico, con la presentación de embutidos, salchichón y carnes frescas. Pero no solo las empresas españolas están interesadas en acceder a nuevos mercados, la francesa Isla Délice ha aprovechado la feria para presentar su nueva marca española Isla Delicia.

Etiquetas: 
ExpoHalal Spain 2015
Finanzas islámicas
turismo
exportaciones