Yaiza Santana/ABC Canarias

Pie de foto: Afirma que el Polisario «odia a España y a los españoles» y condena que menores «sean usados en para capturar ingresos» en la UE

El presidente del Foro Canario Saharaui, Miguel Ortíz Asín, demandó este martes a las autoridades autonómicas con competencias en Menor e Infancia que proteja la identidad e imagen de niños que están en España por el programa del Polisario «Vacaciones en Paz».

Ortiz afirmó que hay «cientos de cargos púbicos de todo tipo de pelaje político» que «están empleando a los niños como reclamo político de un trasnochado proceso político que desarrolla una guerrilla a la que España no debe nada y cuyas demandas son absurdas».

Ortíz Asín expresó su solidaridad con «las familias españolas» que «no pueden disfrutar» en este año de la presencia de jóvenes que vinieron a España por el programa «Vacaciones en Paz» y que «están atrapadas, porque todas son mujeres, en Argelia por el Polisario.

Agregó que «tarde o temprano» España debe tomar medidas porque «se están secuestrando a mujeres españolas, víctimas todas de la violencia de género y que no encuentran eco en la sociedad espñola», dijo Ortiz. «El programa Vacaciones en Paz es para capturar dinero en la UE con el sacrificio inocente de familias españolas», sentenció.

Feminismo

Expresó su «condena más enérgica» al uso de menores en actos del Polisario en España en periodo de verano y recordó que «hay varias familias canarias y peninsulares que no pueden tener contacto con jóvenes que en su momento, como niños», vinieron a España «y regresaron a ese sitio del nunca jamás para nunca volver o saber de ellas».

Expuso el caso de Ljadra S. Hannuha, que es una saharaui de nacionalidad española y de 19 años, vecina de Deva, en el País Vasco, «y que está retenida a la fuerza por sus familiares saharauis, desde el mes de noviembre del pasado año, en los campamentos de Tinduf», dijo Ortiz..

«Nos odian»

El presidente del Fórum Canario Saharaui afirmó «esto es tradicional ya en el Polisario ese que tanto taño moral provoca en las familias españolas y que demuestra odio a España y a todos los españoles de buena fe que, confundidos con los asuntos del Sáhara, ha adoptado a chicas como Maloma, Darya, Nahjiba, Koria y otras muchas más, todas secuestradas»,

Afirmó que las retienen en Tinduf tras quitarles «el pasaporte que es de España y su teléfono móvil, y recluyéndolas en una jaima sin poder mantener contacto con el exterior, impidiendo su regreso a España». Afirmó que hay una petición de ayuda a la Erztaintza de Eibar (Guipuzcoa). «La están sometiendo a palizas y buscando un marido para casarla», apostilló Ortiz.