Susana Campo/lainformacion.com

Pie de foto: Los cinco candidatos en las eleccione presidenciales de Francia. 

En una semana, el 23 de abril, los franceses acudirán a las urnas para medirse en las elecciones más inciertas de las últimas décadas y las que más temor producen fuera de Francia. Los candidatos franceses a la presidencia tiran hasta de hologramas en sus mítines para convencer a los ciudadanos que más impuestos pagan en toda la Unión Europea. Un exministro de economía de un Gobierno socialista que se presenta por un partido independiente; una ultaderechista que amenaza con salir de la Unión Europea; un ex primer ministro de derechas sacudido por un escándalo de supuesta corrupción; un héroe de la izquierda radical y un socialista que no logra despegar. Ellos son los cinco candidatos que aspiran a pasar a la segunda vuelta de las presidenciales francesas.

En una semana, el 23 de abril, los franceses acudirán a las urnas para medirse en las elecciones más inciertas de las últimas décadas y las que más temor producen fuera de Francia. Es momento de promesas electorales, esto es lo que dicen los programas económicos de los candidatos franceses.

Los guiños a la derecha y la izquierda de Macron

Pie de foto: Emmanuel Macron, líder de En Marche

Emmanuel Macron, líder de En Marche, ha elegido un programa socioliberal que, para algunos, recuerda al modelo nórdico, una Dinamarca a la francesa. Se caracteriza por ser ampliamente liberal en lo que se refiere a la legislación laboral y empresarial. Entre sus planes de inversión pública figura la construcción de una enorme red de ferrocarril. Respecto a los impuestos, promete bajarlos.

         Impuestos y cotizaciones

Francia es el país de la UE con una presión fiscal más elevada. En este ámbito, Macron prevé un ligero alivio para el contribuyente galo. Promete una rebaja de las cotizaciones sociales a los asalariados y los autónomos.  A los empresarios también les plantea una reducción en las cotizaciones empresariales para los nuevos contratos. Y propone eliminar las cotizaciones para las horas extra.

Reducirá el impuesto sobre la vivienda: asegura que el 80% de los hogares quedarán excluidos de su pago.

Por último, propone reducir el Impuesto de Sociedades del 33 por ciento actual al 25 por ciento, para situarse en la media europea

         Una revolución en la administración

El candidato francés diseña una revolución en la administración. Sus propuestas van hasta "reconocer el derecho al error" a aquellos ciudadanos que incumplan alguna norma administrativa, sin pretenderlo. Significa que no pondrá multas tan gravosas como las actuales.

Otra de las medidas que contempla es la de obligar a los servicios públicos, incluidas escuelas, hospitales, escuelas o tribunales a que publiquen encuestas o informes sobre la calidad de los servicios públicos

         Empleo

Su objetivo de tasa de empleo será del 7 por ciento frente al 9,7 por ciento del mes de febrero de 2017.

         Prestaciones por desempleo

Se abrirán a autónomos y a trabajadores que quieran cambiar de trabajo (podrán solicitarlo una vez cada cinco años).

Si gana, luchará contra el fraude en las prestaciones sociales y se las quitará de forma inmediata a aquellos que engañen a la administración para obtener una prestación indebida.

         Pensiones

No tocará la edad de jubilación ni las prestaciones actuales.

         Inversión pública

Su plan de inversiones será de 50.000 millones de euros, dirigidos a la industria, el sector energético, la ecología, el transporte y el campo francés. Su plan de inversión se divide del siguiente modo:

-15.000 millones para formación y competividad

-15.000 millones para transición energética y medio ambiental

-5.000 millones para sanidad

-5.000 millones para agricultura

-5.000 millones para modernizar la administración pública

-5.000 millones para transporte

Ahora bien, todo este gasto público también se complementa con un plan de ahorro con el que intentará reducir 60.000 millones en los próximos cinco años, es decir, 3 puntos del PIB en los próximos cinco años.

         Ayudas económicas

Entre sus propuestas, figuran ayudas a los más necesitados. Contempla la subida de 100 euros al mes para las pensiones y los salarios, y la promesa de reconducir las ayudas económicas de modo que sean más eficientes. Quiere que se paguen el mismo día todos los meses y en cuanto se detecte necesidad, que se pongan en marcha.

         Sí a la UE y al mercado único

Mientras países como EEUU hablan, otra vez, de proteccionismo, Macron aboga por la defensa del mercado único en la UE. Ahora bien, también se detecta un guiño a las clases populares al prometer que luchar contra el fraude las multinacionales.

Asimismo, existe otro guiño populista, que en este caso está relacionado con Buy European Act, relacionado con la protección de los sectores estratégicos de la UE. Para el que fuera ministro de economía, Bruselas es la solución. Pide un mercado único digital y de la energía y también propone que el Brexit no se convierta en una excusa para romper ese espacio de libre circulación creado por Maastrich.

Fillon, menos gasto, menos impuestos y más mercado

Pie de foto: François Fillon, candidato de Los Republicanos

François Fillon, el candidato del partido de derecha Los Republicanos, sobre el que pesa la sombra de la corrupción, presenta un programa económico, liberal, con una importante rebaja del número de funcionarios. En su programa envía un mensaje claro: “Mi ambición para Francia es doble: volver al crecimiento y al pleno empleo para que todos tengan la libertad para tener éxito en la cúspide de su esfuerzo y talento, y restaurar la autoridad del Estado con el fin de garantizar nuestra seguridad colectiva, así como la cohesión de nuestra sociedad”

         Impuestos y cotizaciones

El que fuera primer ministro con Sarkozy ha prometido rebajas de impuestos por importe de 50.000 millones de euros. En este sentido, Fillon quiere bajar en 40.000 millones los impuestos que soportan las empresas y también anuncia 10.000 millones de alivio fiscal para las familias.

En este sentido, promete una reducción de un 25 por ciento de los impuestos que afrontan las empresas, aumento del IVA, y jubilación más allá de los 65 años.

El dirigente republicano también anuncia recortes de la fiscalidad que soportan los hogares, que incluirían 3.800 millones menos por la vía de deducciones en el Impuesto sobre la Renta. Propone además 5.000 millones menos en el tramo de las cotizaciones sociales.

Pero el paquete de reformas tributarias también incluiría la eliminación del Impuesto de Patrimonio y la reducción de otros tributos como el Impuesto de Sucesiones o la Tasa de Transacciones Inmobiliarias.

         Deuda Pública

Sus medidas buscarían frenar la escalada de la deuda pública, que caería del 100% al 95% del PIB durante su mandato.

         Administración

Una de sus medidas menos populares es la supresión de 500.000 de puestos de funcionarios. En términos absolutos, el gasto de las Administraciones Públicas se reducirá en unos 100.000 millones de euros en cinco años. 

         Empleo

El objetivo de Fillon es reducir el desempleo en 2022 hasta 7 por ciento en el camino hacia el pleno empleo.

         Laboral

Respecto a la jornada laboral, el candidato de la derecha propone suprimir la jornada laboral de 35 horas para favorecer el crecimiento empresarial. Su programa incluye aumentar la jornada laboral a las 39 horas. Fillon apuesta por el emprendimiento, la adaptabilidad y la innovación.

Hamon: impuestos para los robots y legalizar la marihuana

Pie de foto: Benoît Hamon, líder del Partido Socialista

El socialista Benoît Hamon, el peor colocado en las encuestas, tiene un programa revolucionario.Proteccionista, intervencionista y muy crítico con la política europea. Apuesta por nacionalizar los bancos, está en contra de la austeridad, es partidario de poner freno al libre cambio, quiere dar visados a los refugiados sin apenas controles, plantea legalizar la marihuana o la eutanasia. Contempla una renta universal para todos los ciudadanos, financiada a través de mayores impuestos sobre las grandes fortunas y, especialmente, de impuestos sobre los robots y las máquinas que sustituyan a trabajadores humanos.

         Impuestos

Entre las medidas que propone el candidato socialista están la aplicación de un IVA más elevado a los productos o servicios de lujo, así como un impuesto sobre los robots que sustituyan a los humanos en sus funciones. Otra de las medidas es imponer más cargas impositivas progresivas sobre la riqueza. Además, propone reducir la jornada laboral desde las actuales 35 horas a 32 horas semanales.

         Renta básica de 750 euros

Propone generalizar una renta universal básica a toda la población de al menos 600 euros y su aumento a 750 euros para los mayores de 18 años. El coste de aplicar esta medida se situaría en 35.000 millones de euros anuales.

         Reducción de las lagunas fiscales

Es una medida que trata regular las terribles fallas del código fiscal. Otras de sus propuestas, como la legalización de la marihuana, el acortamiento de las penas de cárcel, o la transición ecológica, han seducido a nuevos votantes.

Melenchon, la sorpresa de la izquierda 

Pie de foto: Jean Luc Mélenchon, candidato de Francia Insumisa

El candidato del movimiento La Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, está experimentado una subida en los sondeos que preocupa a la patronal y a los mercados financieros. Prevé un incremento del gasto público de 27.000 millones de euros, un plan de 100.000 millones en inversiones.

         Impuestos

El aumento del gasto se financiaría fundamentalmente a través de nuevos impuestos, emisión de deuda, combate contra la evasión fiscal y crecimiento económico. Tiene previsto aumentar el número de tramos del impuesto del 5 al 14, con una tasa máxima de 90 por ciento, a los ingresos que sean 20 veces superiores al sueldo medio.

         Salarios

El programa incluye un incremento del 15 por ciento en el salario mínimo francés, un nuevo fondo para combatir la pobreza y crear empleo.

         Paro

Quiere reducir el paro hasta el 6 por ciento para 2022, cuando termina el mandato presidencial, lo que supone cuatro puntos por debajo de la cifra actual.

Propone una semana laboral de 32 horas y bajar la edad de jubilación hasta los 60 años.

         Crecimiento

En cuanto al crecimiento, llegaría al 2 por ciento para 2018. Los impuestos llegarían hasta el 49 por ciento del PIB francés.

         Déficit

El déficit presupuestario anual caería hasta el 2,5 por ciento para 2022.

         Gastó público

Propone una inversión masiva de 500.000 millones de euros para mejorar los servicios públicos y reindustrializar el país.

Propone, además, sancionar a las empresas que no cumplan con la igualdad salarial entre hombres y mujeres

Marine Le Pen: gasto, intervencionismo y más impuestos

Pie de foto: Marine Le Pen, líder del Frente Nacional

La candidata del Frente Nacional, además de oponerse a la libre circulación de personas, aspira a recuperar la soberanía monetaria. Quiere volver al franco y aboga por el proteccionismo económico. En esta línea, sostiene la necesidad de implementar un plan de reindustrialización en el contexto de la cooperación con la participación de la industria y el estado de estrategia para favorecer la economía real frente a las finanzas especulativas.

         Impuesto

Le Pen quiere imponer una tasa del 10 por ciento a las empresas instaladas en Francia que contraten trabajadores europeos y extracomunitarios si ganan las elecciones presidenciales. Además, quiere imponer una "contribución social" del 3 por ciento a la importación de bienes y servicios.

Bajar el impuesto sobre la renta un 10 por ciento y simplificar a tres los tramos tributarios.

Recortar los precios regulados de gas y electricidad un 5 por ciento con carácter inmediato.

         Empleo

Bajar la edad legal de jubilación a los 60 años, con 40 años cotizados para acceder a una pensión completa. Otra de sus medidas es derogar la última reforma laboral y mantendrá la jornada de 35 horas semanales. Asimismo, restaurará el franco para salir de la dependencia de los mercados financieros, permitiendo al Banco de Francia financiar directamente al Tesoro

         Fiscalidad

Marine Le Pen promete luchar eficazmente contra la evasión fiscal para preservar el modelo fiscal, atacando los paraísos fiscales. Además, instaurará una Prime de Pouvoir d’Achat, el equivalente a una ayuda o renta para los hogares de bajos ingresos y las pensiones más bajas (hasta 1.500 euros de ingresos al mes) financiada por una Contribución Social a las Importaciones del 3 por ciento y promete revalorizar las pensiones mínimas.

         Comercio e industria

Promover el proteccionismo inteligente, que significa apoyar a las compañías franceses que enfrentan una competencia internacional injusta. Además, rechazan los acuerdos comerciales como el CETA, TTIP y los acuerdos con Australia y Nueva Zelanda.

Si sale elegida, apuesta por prohibir todas las importaciones de bienes que no respeten las normas francesas y prohibir a las compañías extranjeras con esquemas de optimización fiscal tener acceso al mercado público. Además, reservará una parte de las contrataciones públicas a las pymes.

Por último, insiste en prohibir la entrada de los inversores extranjeros en las industrias estratégicas más importantes para Francia. Crear un fondo soberano para proteger a las compañías francesas de los fondos buitre y de otras formas de toma de control.

Etiquetas: 
Francia
elecciones
economía