Atalayar

Gamesa, líder tecnológico global en la industria eólica, ha firmado dos nuevos contratos en Egipto para construir dos parques llave en mano, con una potencia total de 160 MW, en la zona de Gabbal El Zayt, situada en la costa del Mar Rojo.

El primero de los contratos, de 120 MW, ha sido adjudicado por la NREA -organismo egipcio para la promoción de las energías renovables- mediante un concurso público internacional en el que han participado los principales fabricantes mundiales. El acuerdo contempla el suministro, instalación y puesta en marcha de un total de 60 aerogeneradores G80-2.0 MW en un nuevo proyecto, que contará con financiación pública del Gobierno español a través del Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM). El suministro de las turbinas comenzará a partir de octubre de 2016 y se prevé que el parque entre en funcionamiento durante el tercer trimestre de 2017.

Por su parte, el segundo acuerdo incluye la instalación de otras 20 turbinas G80-2.0 MW (40 MW) para ampliar un proyecto eólico de 200 MW, ya en funcionamiento, que también fue adjudicado por NREA a Gamesa tras un concurso público internacional en 2011. El suministro de estas 20 máquinas nuevas se realizará durante el último trimestre de este año, con el objetivo de que puedan comenzar a funcionar a primeros de 2017. Al igual que la primera fase del parque, esta ampliación volverá a contar con financiación del Banco de Desarrollo alemán KfW.

Con la firma de estos dos contratos, la compañía instalará un total de 80 turbinas G80-2.0 MW, un modelo óptimo para enclaves desérticos, ambientes corrosivos y altas temperaturas, como los de mercado egipcio, gracias a su robustez, fiabilidad y adaptabilidad.

Además, al tratarse de proyectos llave en mano, la compañía también se encargará de la construcción de la infraestructura civil y eléctrica necesaria para la instalación y operación del parque, así como de realizar su mantenimiento durante los próximos tres años.

Gamesa es líder del mercado egipcio, donde entró en 2003 con la firma de su primer contrato de suministro de aerogeneradores para el parque de Zafarana. Desde entonces, la compañía ha instalado cerca de 600 MW en el país y realiza las tareas de operación y mantenimiento de más de 400 MW.

Además de en Egipto, Gamesa opera en otros países del continente africano como Túnez, Marruecos, Argelia, Mauritania, Isla Mauricio o Kenia, con el suministro e instalación de aerogeneradores y la gestión de servicios de operación y mantenimiento en parques eólicos. La compañía es el fabricante de turbinas por mayor capacidad instalada en África, donde cuenta con cerca de 1.150 MW.

 

Etiquetas: 
gamesa
Egipto
parque eólico
renovables
energía