Atalayar

Pie de foto: Juan Manuel Bonet elogia los logros del alto comisionado y Espinosa de los Monteros destaca el éxito internacional del Diploma de Español DELEid

El Instituto Cervantes estrechará aún más la cooperación con Marca España para contribuir a mejorar y reforzar la imagen de nuestro país en el mundo. Es el anuncio y el compromiso del director del Cervantes, Juan Manuel Bonet,que hoy ha presentado la intervención de Carlos Espinosa de los Monteros, alto comisionado del Gobierno para la Marca España, en el Fórum Europa de Nueva Economía.

“Desde el Instituto Cervantes, instrumento fundamental de nuestra diplomacia pública -dijo Juan Manuel Bonet- estamos totalmente dispuestos a seguir colaborando, a colaborar todavía más estrechamente, con Marca España, a organizar actos de Marca España en nuestros centros esparcidos por los cinco continentes, a ayudar a Marca España a encontrar a los interlocutores apropiados en las industrias culturales de los países donde estamos implantados y, en definitiva, a poner nuestra experiencia de cinco lustros en materia de enseñanza del español y de difusión de nuestra cultura, al servicio de este proyecto de interés nacional”.

Bonet destacó que Marca España y su presidente han contribuido a mejorar notablemente la imagen internacional de España, resaltando “la excelencia y la competitividad de las iniciativas españolas en los campos más diversos”.

Entre otros campos, ha divulgado logros españoles como la construcción de grandes infraestructuras, los transportes y la investigación espacial; la arquitectura (el último Premio Pritzker ha sido para el estudio catalán RCR); la industria turística, las universidades, la investigación, los cooperantes, los deportistas, la moda, la gastronomía… Respecto a la promoción de España como destino turístico, como director del Instituto Cervantes recordó la importancia del turismo idiomático, es decir “de la promoción de aquellos destinos que son los proferidos de quienes quieren aprender español en España”.

Agregó Bonet una “reflexión cervantina”: la necesidad de una creciente colaboración entre la Marca España y el mundo de la cultura. A esos campos mencionados se suman otros como la edición y la literatura (en castellano y en lenguas cooficiales), las Academias (empezando, dijo, por la Real Academia Española), los medios de comunicación, el teatro, la música, los museos, las artes plásticas (que “poseen una fuerte presencia internacional”), el diseño industrial y otros muchos. “La lista puede alargarse casi hasta el infinito”.

Mencionó a los Reyes, que han sido “los mejores embajadores del Instituto Cervantes” así como de nuestra imagen exterior, y manifestó su confianza en que la Marca España seguirá siendo un instrumento de enorme utilidad para la economía y las empresas españolas y, en definitiva, para mejorar la posición en el mundo.

Acción cultural coordinada

Tras la presentación a cargo de Juan Manuel Bonet, el alto comisionado del Gobierno para la Marca España corroboró el compromiso de colaboración. Un apoyo mutuo que no se limitará al Instituto Cervantes, sino que se ampliará a museos, universidades o la Real Academia Española, entre otras instituciones.

Hemos llegado a un punto en que hay que reforzar el papel de lo cultural, sentenció Espinosa de los Monteros, que apostó por “articular una acción coordinada bajo una identidad común”. Quiere que los distintos protagonistas de la cultura remen en la misma dirección para conseguir más metas con escasos recursos. La cultura, el patrimonio, la historia y el idioma han de converger y trabajar juntos en pro de España, un país “que empieza a despertar una cierta admiración en el exterior” tras superar los años de crisis económica.

El español, un recurso vital

En este trabajo común, apuntó el alto comisionado, el idioma español desempeña un especial protagonismo. El español no solo ayuda a la riqueza y la cultura, sino que “es un recurso vital para nuestro desarrollo”. En esa línea, destacó que el Diploma de Español DELE, que otorga el Instituto Cervantes en nombre del Ministerio de Educación “ha sido un éxito”. Pero aún debe progresar aún más en su reconocimiento internacional hasta consolidarse como el documento que exijan las empresas a la hora de contratar personal no hispanohablante.

En relación con el español en Estados Unidos, Espinosa de los Monteros destacó que no solo aumenta el número de hispanohablantes, sino que se eleva año tras año la escala social de éstos. Confía en que el nuevo presidente Donald Trump “se modere”, y en que su actual política no tenga efecto negativo ante “la fuerza imparable del español”.

A este respecto, Juan Manuel Bonet afirmó que en EE UU lo hablan 55 millones de personas, por lo que “no estamos inquietos respecto a la fuerza del español”. Sí, en cambio, mostró su preocupación por “las cuestiones relacionadas con México”, dada la afinidad y cooperación de España y del Cervantes por este país.

Etiquetas: 
instituto Cervantes
Marca España
cultura