Paco Soto

Pie de foto: El escritor e intelectual francés de origen argelino y español Albert Camus.

Un nutrido grupo de escritores, pensadores e intelectuales de las dos orillas del Mediterráneo se reunirá a finales del mes de abril en el pequeño municipio menorquino de San Luis, en las Islas Baleares, para debatir sobre la figura del novelista francés de origen argelino y español Albert Camus (1913-1960) y su literatura. La iniciativa fue promovida por el exministro español de Asuntos Exteriores y militante socialista, Miguel Ángel Moratinos. Las jornadas, que reunirán a personalidades del mundo de la literatura, la cultura y el pensamiento, como los escritores Yasmina Khadra (Argelia), Amin Maalouf (Líbano), Mohamed Achaari (Marruecos), Yannis Kiourtsakis (Grecia), la poeta palestina Jehan Bseiso, el director de cine de origen gallego Olivier Laxe y los novelistas españoles Manuel Vicent y Javier Reverte, se inaugurarán el 29 de abril y finalizarán el 1 de mayo. Durante tres días, la figura y trayectoria literaria, cívica y política de Camus serán analizadas por estas relevantes personalidades.

Mejorar la convivencia

Según Moratinos y los organizadores de las jornadas, el evento, al reunir a pensadores e intelectuales de gran calado y de las dos riberas del Mare Nostrum, podría contribuir a mejorar la convivencia entre las sociedades de ambas regiones, aclarar los malentendidos y promover nuevas políticas en favor de la democracia, el desarrollo económico y la justicia social. Los organizadores de las jornadas quieren derribar muros que separan y alejan a países y crear redes de complicidad social, cultural y política. Las jornadas de los Encuentros Mediterráneos se organizan en San Luis, porque es la población donde nació la abuela de Camus, y es el lugar desde donde emigró para mejorar sus condiciones de vida.

Miguel Ángel Moratinos, en declaraciones periodísticas, puso el acento en que de la misma forma que hay un Foro de Davos, que reúne en la localidad suiza a responsables políticos, económicos y financieros del mundo, también hay que “entender el futuro de la zona mediterránea. Si el Mediterráneo volviera a ser el centro de gravedad de las políticas de la Unión muchos de los problemas que afronta la actual Europa se resolverían”. Las jornadas estarán organizadas por entidades como el Ayuntamiento de San Luis, el Instituto Europeo del Mediterráneo (IEMed), la Obra Social de la Caixa y el Instituto Francés.

Pie de foto: De izquierda a derecha, Javier Reverte, Miguel Ángel Moratinos y Michel Barré durante la presentación de los Encuentros Mediterráneos.

Rebeldía y compromiso

Según informó el diario ‘El País’, el ministro de Exteriores de José Luis Rodríguez Zapatero concibió la idea de organizar las jornadas sobre Camus en San Luis por pura casualidad. Fue al enterarse en un centro cultural dedicado a Camus que la abuela del genial escritor franco-argelino y de ascendencia española había nacido en dicho municipio. Michel Barré, especialista francés en la obra literaria de Camus, valoró positivamente las jornadas durante la presentación de las mismas en rueda de prensa, en Madrid, y destacó la rebeldía y compromiso con los débiles del autor de libros como ‘La peste’, ‘El extranjero’ y ‘El primer hombre’. Por su parte, Moratinos, recalcó: “Es urgente decidir. ¿Qué vamos a votar? ¿Ser franceses o españoles? ¿Dejar fuera al otro? ¿El que viene del sur del Mediterráneo es el otro? ¿Queremos vivir juntos o enfrentados?”

“Muy español”

El escritor Javier Reverte manifestó que “Camus era muy español, no solo por el cuarto de sangre que le aportó su abuela, sino por intelectualidad. Creía que Italia, Francia y España debían ser una sola patria; es más, dijo de España que era la que mejor representaba, a la vez, la alegría de vivir y el drama de vivir”. Está claro que en el mundo de hoy, con un Occidente donde crecen como hongos los populismos xenófobos de extrema derecha y la demagogia de ultraizquierda, con grandes y graves problemas en los países en vías de desarrollo y el auge del islamismo radical y el yihadismo criminal en naciones musulmanas, Camus es un símbolo contra la intolerancia y el fanatismo. “Alguien cuyo pensamiento quitaría razón al choque de civilizaciones que promulga Samuel Huntington”, opinó el exministro de Exteriores socialista. Desgraciadamente, los organizadores de los Encuentros Mediterráneos no podrán contar por problemas de agenda con la presencia del escritor turco Orhan Pamuk.

Etiquetas: 
Mario Camus
Mediterráneo
Argelia