Paco Soto

Pie de foto: Jóvenes argelinos que se dedican a denunciar las injusticias y el sufrimiento a través de los vídeos que elaboran, en el sur del país.

Argelia tiene una población de 40 millones de habitantes y es el segundo país más joven del Magreb. La media de edad es de 27,3 años en Argelia y de 19,9 en Mauritania. En Marruecos, la media de edad es de 28,1 años; en Túnez de 31,4; y en Libia de 27,5.  Los sectores juveniles de origen popular y humilde, formados por millones de personas, se enfrentan a graves problemas socioeconómicos. Son jóvenes, muchas veces, sin trabajo y sin estudios.

El pasado 16 de mayo, Atalayar publicó una información alarmante: Tres millones de jóvenes argelinos entre 15 y 29 años son ninis, ni estudian ni trabajan, según un estudio del Centro de Investigación para el Desarrollo (CREAD). Se pasan el día paseando por sus barrios populares donde faltan servicios sociales esenciales y distracciones básicas, sentados en la terraza de una cafetería, soñando con cruzar el Estrecho de Gibraltar para llegar a Europa. Francia es su principal objetivo, aunque cada vez vienen más jóvenes argelinos a España. En los años noventa del siglo XX, el país vivía hundido en una terrible guerra civil desencadenada por los combates sangrientos entre los grupos terroristas yihadistas y las fuerzas militares y policiales. Unas 200.000 personas murieron en el conflicto.

‘Hitistes’ y ‘harragas’

Era la época de la ‘generación de los hitistes’, jóvenes que se pasaban el día aguantando las paredes, chicos en paro que estaban todo el día en la calle sin hacer nada. Hoy en día, el fenómeno sigue existiendo, pero, según el sociólogo Zinedin Zemur, la actual generación está dominada por los ‘harragas’, los que queman fronteras, los que desean abandonar Argelia clandestinamente para poder llegar a Europa. Otros jóvenes utilizan la protesta callejera y la violencia con la fuerza pública para expresar su descontento y exigir una serie de reivindicaciones.

Pie de foto: Funeral de tres jóvenes muertos en enfrentamientos con la Policía en Argelia.

A veces algunos mueren en enfrentamientos. Ahora bien, no todos los jóvenes de clase popular son ‘hitistes’ o ‘harragas’- Los más cultos, activos y quizá con mayor poder adquisitivo se mueven por crear redes sociales que no dejen a una parte de la juventud desamparada; y también grupos musicales, clubs cinematográficos y de debate, cafeterías con tertulias, movimientos cívicos… Estos jóvenes rechazan la fatalidad y quieten mejorar su vida y el conjunto del país. El Reagrupamiento Acción Juventud (RAJ) es uno de los movimientos con más años de existencia, pero no es el único. Son muy activos en Argel y varias grandes ciudades. Otros jóvenes cogen una cámara y se dedican a filmar vídeos de denuncia sobre las dificultades de las poblaciones que viven en los barrios más degradados de Argel y otras urbes y en regiones olvidadas por el Estado.

Instrumento de denuncia

El vídeo se ha convertido para estos chicos y chicas, que en muchos casos no tienen más de 20 años, en un instrumento de denuncia y reivindicación o en un foro de opiniones políticas, sociales y culturales sin censura. La experiencia promovida por Anes DZ Joker, Lofti DK, Youcef Zerrouta y otros está teniendo mucho éxito. Se extiende a muchas zonas del país. En la wilaya (provincia) de Adrar, en el sur, un grupo de jóvenes hizo un vídeo titulado ‘Wld Sahra Maradich (El niño del Sáhara descontento).

Es un vídeo de poco más de cuatro minutos que ilustra muy bien las dificultades a las que se enfrentan los habitantes de una zona sureña argelina para ir al colegio, al hospital y para vivir el día a día. Los jóvenes han creado un grupo que se llama Gassarine. Tienen todos menos de 20 años. Quieren alertar a las autoridaddes y la población sobre los problemas de su región. “El vídeo se ha convertido en el medio más eficaz  para difundir un mensaje y sensibilizar a los poderes públicos. Hemos pensando hacer otro vídeo para expresar las necesidades y los sufrimientos de los habitantes del Sáhara, sobre todo los jóvenes”, declaró a un medio dirigital argelino –‘Maghrebemergent.com- Sid Ali Djebari, miembro del colectivo. 

Etiquetas: 
Argelia
jóvenes
videos