Atalayar

 

Un fascinante viaje que se remonta a 4 millones de años atrás y que permite realizar un recorrido por la geología y la ecología del Gran Valle del Rift, para explicarnos el origen y la evolución de nuestros antepasados, su comportamiento y su tecnología.  “La cuna de la humanidad”, organizada por la Obra Social “La Caixa” en su centro CosmoCaixa de Barcelona, reúne una selección de 200 piezas procedentes del Museo Nacional de Tanzania. Una muestra que se basa en los hallazgos arqueológicos y paleontológicos de los yacimientos de la garganta de Olduvai, en la reserva del Ngorongoro (Tanzania), un escenario clave para entender el origen y la evolución de nuestros ancestros.

Fósiles originales como el esqueleto parcial de Paranthropus boisei, OH 80, de 1,3 millones de años de antigüedad; mandíbulas, la réplica del cráneo del célebre Zinjanthropus boisei, dientes de rinocerontes, antílopes y gacelas, así como restos de fauna fósil, todos ellos originales, forman parte de la muestra. Estas piezas originales contrastan con las reproducciones de modelado directo y escaneado en 3D, que muestran restos de Australopithecus, los primeros Homo y los Sapiens más arcaicos, así como fósiles tan emblemáticos como Lucy, el chico de Turkana y el niño de Taung.

La muestra se estructura en cuatro grandes ámbitos que tienen como hilo conductor los cuatro grandes grupos de homínidos:CosmoCaixa

Australopitecinos y las sabanas húmedas del Plioceno

La evolución humana se inició hace poco más de 6 millones de años, al mismo tiempo que la expansión de la sabana. En 1974 se descubrió a Lucy, el primer Australopithecus afarensis, y en 1978 Mary Leakey halló las huellas de homínidos de Laetoli (Tanzania). Ambos restos testimonian que hace 3,6 millones de años los homínidos ya eran completamente bípedos.

Habilinos

La aparición del género Homo Hace unos 2,6 millones de años, aparecieron las primeras herramientas de piedra del registro evolutivo humano, que requerían un cerebro mayor que el de los Australopithecus. Estos humanos más encefalizados, que muestran nuevos rasgos evolutivos, son los Homo habilis.

El éxito del Homo Erectus/Ergaster  

Los primeros restos de este homínido datan de hace 1,8 millones de años. Fue el primero con aspecto moderno. Adoptó una dieta de alta calidad, en la que la carne ―incluso de megafauna― jugaba un papel predominante, e inventó hace 1,7 millones de años un nuevo tipo de industria lítica, conocida como Achelense, cuya herramienta principal era el bifaz.

Homo Sapiens arcaico

Hace un millón de años, el Homo erectus/ergaster inició una trasformación gradual basada en la evolución de su encéfalo. Los humanos “anatómicamente modernos” aparecen a partir de hace 200.000 años. Son los llamados Homo sapiens arcaicos, porque su morfología aún no es exactamente la nuestra: es más robusta, con mayor grosor de los huesos del cráneo.

La exposición “La cuna de la humanidad” se complementa con una serie de ilustraciones científicas de Mauricio Antón que recrean de forma fehaciente el espacio que habitaban estos homínidos. Además, un audiovisual del cineasta Javier Trueba muestra imágenes de las excavaciones y yacimientos, situando al espectador en el espacio real de la cuna de la humanidad. La exposición finaliza con un paseo por la historia y un final abierto hacia el futuro

Actividades en torno a la exposición

La exposición irá acompañada de distintas actividades que nos ayudarán a comprender mejor nuestros orígenes y a visitar de forma dinámica la muestra. La aplicación “La cuna de la humanidad”, que incorpora una audioguía en cuatro idiomas (catalán, castellano, inglés y francés), aporta información extra sobre la exposición, pone a prueba nuestros conocimientos y permite descubrir las piezas más significativas de la muestra profundizando en las mismas. Otra de las propuestas es “Conviértete en explorador”, un juego en el que, a partir de un set de explorador, el público podrá participar siguiendo las pistas que le llevarán hasta nuestros orígenes. También se podrá participar en la actividad “El laboratorio familiar” que permite reconstruir la historia de nuestros antepasados partiendo de fósiles.

Además, en otoño, CosmoCaixa acogerá unas jornadas internacionales que reunirán a científicos de distintos países que debatirán sobre los nuevos descubrimientos en torno a la evolución humana.

Cosmocaixa¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos?

Son algunas de las preguntas a las que poco a poco se van encontrando respuesta, gracias al estudio de expertos investigadores. A mediados del siglo XIX, el gran biólogo británico Charles Darwin formuló su teoría de la evolución y dio una explicación sobre nuestro origen a partir de las modificaciones incorporadas por la selección natural. También Darwin apuntó al continente africano como posible «cuna de la humanidad», teniendo en cuenta la gran variedad de simios aún hoy presentes en la zona subsahariana.

Actualmente, esta es una afirmación aceptada casi unánimemente por la comunidad científica, pero en el siglo XIX la hipótesis africana de Darwin pasó casi desapercibida, ignorada por el eurocentrismo reinante. Durante casi un siglo, cualquier hipótesis pasaba por Europa, más tarde por Java e, incluso, por China.

El descubrimiento, en 1924, del Australopithecus africanus en Sudáfrica no levantó pasiones. Y no fue hasta la década de 1960 cuando los nuevos descubrimientos permitieron resolver la cuestión a favor de África. Desde 1959, año en que Louis y Mary Leakey descubrieron el Zinjanthropus boisei en la garganta de Olduvai, en el norte de Tanzania, hasta la actualidad, los hallazgos de restos fósiles de anatomía homínida y las evidencias del comportamiento cultural de estos homínidos se han incrementado exponencialmente.

En esta exposición se pretende ofrecer una visión, necesariamente sintética, del estado actual de la cuestión. Al mismo tiempo, se quiere mostrar el fruto del trabajo que los arqueólogos llevan a cabo en África, especialmente en Tanzania, y reflexionar sobre la infinidad de preguntas para las que aún no tenemos respuestas. Pero tal vez sea ese el gran reto que, año tras año, nos lleva a tierras africanas para escudriñar en ellas y leer las páginas más bellas y apasionantes de nuestra historia.

 

Etiquetas: 
Cosmocaixa
exposición
Darwin
Barcelona
Obra Social La Caixa