Paco Soto

Pie de foto: Unas instalaciones industriales de la empresa española Gestamp.

La empresa española Gestamp, fundada en 1997, que se dedica al diseño y fabricación de componentes para la industria automovilística, anunció que se instala en Marruecos, un país en pleno crecimiento económico donde el sector de la automoción vive en los últimos años una expansión notable. Marruecos es, en este sentido, el país magrebí con mayor desarrollo de la industrial del automóvil. Según la agencia Efe, la firma española se instalará en la ciudad de Kenitra, a unos 40 kilómetros al norte de Rabat, en una zona económicamente muy dinámica y con buenas vía de comunicación, y su objetivo se concretará en abastecer las multinacionales francesas de la automoción PSA (Peugeot y Citroën) y Renault. Ambas firmas han conseguido que regiones tradicionalmente atrasadas despegaran rápidamente y sean en la actualidad polos de desarrollo importantes, como es el caso de Tánger gracias a Renault. Tanto PSA como Renault tienen anunciada una inversión millonaria en Marruecos.

Pie de foto: Factoría de la multinacional francesa Renault en Tánger.

La inversión de Gestamp es la primera que lleva a cabo la multinacional española en África. Su planta estará operativa en Kenitra el año que viene y trabajará para la factoría que tiene Renault en Tánger. Las dos ciudades están separadas por 200 kilómetros, pero una autopista moderna las conecta. Según informó Gestamp, la firma se ha aliado en régimen de ‘joint-venture’ (sociedad de riesgo compartido) con la empresa local Tuyauto, con la que se dedicarán al ensamblaje de conjuntos soldados y de pequeña estampación. La factoría marroquí de Gestamp dará trabajo a 120 personas. Gracias a su inversión en Marruecos, Gestamp consolida así su expansión internacional que le ha llevado a operar en 21 países y pronto también estará implantada en Japón.

“Mercados emergentes”

El presidente ejecutivo de Gestamp, Francisco J. Riberas, explicó que la estrategia de la compañía española en “Marruecos en particular y África en su conjunto” es muy importante, porque se lleva a cabo en “mercados emergentes con gran potencial de crecimiento para la fabricación de vehículos”. Los medios marroquíes valoraron positivamente la inversión de Gestamp en su país, porque consolida la industria de la automoción. Como subrayó Francisco J. Riberas, Marruecos es “uno de los tres mercados más prometedores del mundo en materia de industria del automóvil”. Los principales fabricantes mundiales compran a la multinacional española los componentes de acero que formarán la estructura de los vehículos, recordaron la agencia MAP y el medio digital marroquí ‘le360.ma’.