Irene Benedicto/cronicaglobal.elespanol.com 

Pie de foto: El I Foro Halal se celebró en Barcelona dentro de la Semana del Mediterráneo, la Medweek. Imagen con los participantes en la inauguración

Los musulmanes son un grupo demográfico creciente en las principales potencias económicas. Más de 1,6 millones de personas que se acogen al Islam viven hoy en todo el mundo y se calcula que, en 2020, la cifra se acercará a los dos millones. Las grandes empresas se han dado cuenta de esta evolución y ya se han empezado a adaptar para sacar beneficio económico. En especial la industria del halal.

En total, el halal mueve más de 2,3 millones de euros en el Mediterráneo. Dentro de esta cifra se incluyen los sectores de alimentación y bebidas, finanzas, turismo, moda, entretenimiento, fármacos y cosméticos. Todo aquello que la ley islámica o sharía permite a los fieles consumir, por considerarlo saludable y ético.

La comida del Halal

La alimentación representa casi la mitad del volumen de negocio del halal. Entre comida y bebida se mueven más de 941.000 euros al año. Pocos son los productos que quedan excluidos de este gran sector, como la carne de cerdo o el alcohol.

La proyección es que el mercado de alimentos halal alcance un gasto de consumo musulmán de 1,5 millones de euros para el 2018 a nivel global. Y es que cada año crecen la producción y las ventas en la región del Mediterráneo, África y Europa. Solo España, cuenta con 258 empresas con certificación halal a día de hoy.

Pie de foto: En la imagen, una carnicería halal de Roses (Girona) / EFE

Hoteles y restaurantes para musulmanes

Pero más allá de los productos de consumo doméstico, el entretenimiento se ha subido al tren del halal. El sector turístico y de restauración, el ocio y el entretenimiento, la moda y los cosméticos también han aprovechado el empuje del público musulmán.

No solo restaurantes y hoteles locales o de barrios específicos ofrecen productos y experiencias adaptadas a la creciente demanda. Las grandes empresas internacionales, incluidas cadenas de comida rápida, han virado en sus estrategias de mercado, conscientes de que responder a las necesidades de un nicho nuevo de mercado les puede reportar grandes beneficios.

El I Foro Halal en Barcelona

Barcelona acogió la décima edición de la Semana Mediterránea de Líderes Económicos. La Asociación de Cámaras de Comercio e Industria del Mediterráneo (ASCAME) organizó el evento, junto con la Cámara de Comercio e Industria de Barcelona, la Unión por el Mediterráneo (UpM) y el Instituto Europeo del Mediterráneo (IEMed), con la colaboración de diversas organizaciones regionales e internacionales.

El encuentro empresarial tuvo lugar entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre, y en la última jornada se celebró el primer Foro Mediterráneo Halal, también a cargo de ASCAME, junto con el Instituto Halal de España.

La Semana del Mediterráneo (MedWeek) reunió a empresarios y representantes gubernamentales que exploraron las tendencias del mercado de consumo halal y diferentes formas de inversión. La búsqueda de oportunidades será clave en el momento convulso que vive el Mediterráneo, con los conflictos en Siria o Libia y la crisis de refugiados, que han puesto en evidencia la fuerte interconexión existente entre ambas orillas de la zona, así como la importancia de la economía en la estabilidad política de la región.

Etiquetas: 
Halal
Instituto Halal
escame
medaweek 2016