The Diplomat

Pie de foto: Dolores de Cospedal durante una visita a la EUTM/ Foto: Ministerio de Defensa

El Consejo de la Unión Europea ha modificado finalmente el mandato de la misión europea en Malí (EUTM-Malí), cuyo mando se encuentra en manos de España desde el pasado mes de febrero, para incluir entre sus funciones el apoyo a la fuerza militar conjunta de los países del Sahel (G-5).

La Fuerza Militar Conjunta fue creada en julio del año pasado por los cinco países sahelianos que conforman el G5 (Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger) para combatir el yihadismo en la región, restablecer el Estado y colaborar en labores humanitarias. La fuerza cuenta con el respaldo de la Unión Africana, la UE y Naciones Unidas. El pasado mes de febrero se celebró en Bruselas una conferencia para el desarrollo de la Fuerza Conjunta del G5 en la cual se estableció el apoyo financiero a la nueva unidad, que contará con unos 5.000 efectivos.

Fuentes de la misión de la UE adelantaron por esas mismas fechas que las labores de adiestramiento que hasta entonces había llevado a cabo la EUTM con el Ejército de Malí se extenderían al resto de los miembros del G5 para reforzar la nueva fuerza conjunta, lo cual obligaría a modificar el mandato de la misión europea, comandada desde principios de febrero por el general del Ejército de Tierra español Enrique Millán Martínez.

La misión europea formará y asesorará a la nueva fuerza del G-5, apoyada por la ONU y la UE

El Consejo de la UE publicó el pasado lunes las modificaciones, que entraron inmediatamente en vigor, en función de las cuales el objetivo de la misión EUTM Mali será, a partir de ahora, “responder a las necesidades operativas de las fuerzas armadas de Mali y de la Fuerza Conjunta del G5 del Sahel”, a la que aportará “un apoyo específico en formación y asesoramiento” para el inicio de sus operaciones.

Aparte, EUTM Malí prestará apoyo “en formación y asesoramiento” a las fuerzas armadas de Mali en temas como Derecho internacional humanitario, protección de la población civil y derechos humanos y, petición de Mali y en coordinación con la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Mali (MINUSMA), contribuirá al desarme, la desmovilización y el proceso de reintegración inscritos en el Acuerdo de Paz.

Asimismo, el mandato de la EUTM Mali se prorroga hasta el 18 de mayo de 2020, tal como recomendó el Comité Político y de Seguridad (CPS), el órgano responsable de la Política Exterior y de Seguridad Común (PESC) y de la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD) de la UE.