EFE/Atalayar

Pie de foto: Una familia palestina junto a su casa que fue destruida durante la escalada de dos días, en Rafah, al sur de la Franja de Gaza, el 8 de mayo de 2019. AFP/SAID KHATIB

Más de un millón de habitantes de Gaza, cerca de la mitad de la población de la franja, podría quedarse sin alimentos a partir de junio, según ha alertado la agencia de la ONU para los refugiados palestinos en Oriente Medio (UNRWA).

La entidad advirtió en un comunicado que su asistencia alimentaria está amenazada por la falta de fondos, y añadió que necesita 60 millones de dólares adicionales de financiación antes de junio para seguir con la entrega de comida a los refugiados palestinos del enclave, que constituyen alrededor del 60% del total de sus habitantes, dijo en un comunicado.

UNRWA lamentó que haya 620.000 personas en situación de pobreza extrema y 390.000 que "sufren pobreza absoluta" en Gaza, bajo bloqueo israelí desde 2007, cuando el movimiento islamista Hamás tomó su control de facto. El bloqueo terrestre, aéreo y marítimo que impone Israel en Gaza desde 2007 está generando un "colapso social" en ese territorio palestino que podría exacerbar la inestabilidad en la región, advirtió hoy el responsable de Naciones Unidas para los refugiados gazatíes, Matthias Schmale.

"En el año y medio que llevo allí ya he podido ver un cambio de humor en la gente hacia la depresión. No hay perspectivas, con un 53 por ciento de personas desempleadas", señaló el director de operaciones en Gaza de la UNRWA en rueda de prensa. El representante de UNRWA añadió que la mala situación económica y social está produciendo un aumento del consumo de drogas, la prostitución y los suicidios en Gaza.

Pie de foto: Un niño palestino atraviesa un agujero en la pared de una escuela que fue destruida por los ataques aéreos israelíes, en la ciudad de Gaza, el 7 de mayo de 2019. AFP/ MOHAMMED ABED

La agencia de Naciones Unidas para Palestina sufre problemas financieros -derivados, entre otros factores, de la retirada de ayuda por parte de EEUU, hasta ahora uno de los principales donantes- y según Schmale necesita urgentemente 40 millones de dólares para garantizar la manutención de los palestinos que reciben su ayuda en los próximos seis meses.

El anuncio de UNRWA coincide con el comienzo esta mañana de la distribución de 100 dólares en efectivo a 112.000 familias empobrecidas de la franja por parte de Catar -al final del programa se beneficiarán medio millón-, como parte de una ayuda de 5,5 millones de dólares que el país del Golfo se comprometió a entregar mensualmente. Este apoyo financiero se suma al monto de 480 millones de dólares que Catar ha comprometido recientemente para Gaza y el territorio palestino ocupado de Cisjordania.

La directora de la UNRWA para Cisjordania, Gwyn Lewis, también en rueda de prensa, destacó que ha habido asimismo en ese territorio un aumento de los problemas económicos y sociales, a los que se han unido las constantes incursiones de fuerzas israelíes en los 90 campos de refugiados palestinos que gestiona la ONU allí.

A principios de mes se produjo en Gaza tras la peor escalada de violencia desde 2014, en la que murieron 25 palestinos y cuatro israelíes y que fue contenida tras contactos de la ONU con las distintas partes. En un momento de gran incertidumbre sobre el futuro del proceso de paz entre Israel y Palestina, UNRWA es uno de los pocos elementos estabilizadores en un entorno muy complejo.