ESTRELLA DIGITAL

Pie de foto: Bachar el Asad, presidente de Siria. La comunidad internacional considera lo ocurrido en las últimas horas en Duma, el último bastión rebelde a las afueras de Damasco, como un ataque químo

En Duma, se ha registrado un ataque químico que ha acabado con la vida de decenas de personas.  Al menos 40 personas han fallecido, aunque medios locales elevan ya la cifra de muertos por encima de los 70, muchos mujeres y niños.

La ONG Cascos Blancos ha mostrado imágenes de las víctimas. En ellas, además de numerosos cuerpos, vemos a menores rescatados que presentan grandes dificultades respiratorias.

Según esta organización, un helicóptero del ejército de Al Assad arrojó un barril bomba con un agente químico en su interior sobre un barrio residencial de Duma a las 20 horas de la tarde, hora local. Las operaciones de rescate, afirma Cascos Blancos, presentan una especial dificultad por la carencia de estructuras médicas en la ciudad.

Siria niega el uso de armas químicas

El gobierno sirio ha negado el uso de armas químicas, que considera un montaje, aunque no es la primera vez que es acusado de emplearlas. La ONU culpó al régimen de Al Assad de matar a más de 80 personas con gas sarín hace justo un año y hay al menos otro ataque con sarín de agosto de 2013.

Según "una fuente oficial" citada por Sana, "los terroristas de (la facción rebelde) Ejército del Islam en Duma han sufrido un colapso y están en retirada frente a los ataques del Ejército Árabe Sirio en su último bastión en la ciudad de Duma, en las afueras orientales de Damasco". Dicha fuente agregó que "el brazo mediático de la organización terrorista (Ejército del Islam) está preparada para inventarse el uso de armas químicas para acusar al Ejército Árabe Sirio, en un intento claro y fallido de obstruir el progreso del Ejército".

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha condenado el ataque y ha pedido a Rusia que deje de apoyar al gobierno sirio.