Los pequeños y medianos agricultores de Marruecos podrán verse favorecidos con la iniciativa presentada el pasado 17 de junio por el ministro de Energía, Minas, Agua y Medio Ambiente, Fouad Douiri, junto a Aziz Akhannouch, titular de Agricultura y Pesca. Dicho programa movilizará 400 millones de dírhams (36 millones de euros) para equipar a los agricultores locales con equipos de bombeo mediante electricidad producida a partir de paneles solares. De esta forma, se mejorará el rendimiento y la producción de dicho sector de actividad.
 
El Estado prevé que este programa, “rentable tanto para las arcas públicas como para el agricultor” a medio y largo plazo, supondrá un ahorro importante en la caja de compensación, ya que se sustituirá el gas butano (producto subvencionado) por este medio energético. Las previsiones apuntan a que la inversión inicial se recuperará en un periodo de entre tres y cinco años.
 
Dicha iniciativa, fruto del partenariado entre los ministerios de Energía y Agricultura, la Agencia Nacional para el Desarrollo de Energía Renovables y la Eficiencia Energética (ADEREE) y el Groupe Crédit Agricole du Maroc, permitirá la instalación de un parque de 3.000 sistemas fotovoltaicos de bombeo, que supondrán una potencia total instalada de 15 MW.
Etiquetas: 
marruecos
energía
agricultura