Paco Soto

Pie de foto: Militares argelinos en una operación antiterrorista.

Marruecos y Argelia, los dos grandes rivales del Magreb, han incrementado notablemente sus compras de armamento a Francia, uno de los principales productores y exportadores de material militar del mundo. Según un informe publicado por el portal francés ‘Défense web’, los gastos militares en el Magreb alcanzaron 254 millones de euros en 2016, frente a 111 millones en 2015. El informe, que ha sido entregado al presidente de la República, Emmanuel Macron, indica que el Reino de Marruecos se situó a la cabeza en la compra de armas a Francia con 127 millones de euros en 2016. El medio digital marroquí ‘hespress.com’ informó de que el incremento de los gastos en armamento de Marruecos el año pasado se debió fundamentalmente al hecho de que este país compró a Francia un satélite militar, Helios 2, y una base de lanzamiento. En segunda posición detrás de Marruecos se colocó Argelia, la principal potencia económica del Magreb y un país con una notable influencia política en la zona y en el conjunto del continente africano. Argelia se gastó 117 millones de euros en compras de armamento francés, mientras que Túnez, un Estado modesto, desembolsó un millón de euros.

Pie de foto: El presidente Emmanuel Macron con el Rey Mohamed VI.

En el caso del conjunto de África del Norte, Egipto gastó 1.300 millones de euros en la compra de armamento y todo tipo de material militar a Francia. En África subsahariana, Botsuana se colocó en la primera posición. Esta zona geográfica pagó a Francia 380 millones de euros en 2016, mientras que en 2015 el gasto fue de 90 millones. Cabe destacar que las relaciones entre los antiguos países colonizados del Magreb, sobre todo Marruecos y Argelia, y la que fue potencia colonizadora, Francia, es buena en términos económicos, a pesar de las tensiones políticas que existen entre París y Argel y de algunos encontronazos entre el Hexágono y Rabat durante el mandato del presidente François Hollande. Francia sigue ejerciendo un papel hegemónico en los tres principales países magrebíes, Argelia, Marruecos y Túnez, aunque ha perdido terreno en los últimos años, en gran medida debido al auge de otras potencias europeas como España y al papel económico y geoestratégico que desempeñan varios países del Golfo y grandes Estados emergentes como China y Rusia. Sin olvidar la influencia de Estados Unidos en la región, que lleva a cabo una estrategia antiterrorista que le obliga a mantener una prudente relación de equilibrio entre Argelia y Marruecos.

Hegemonía militar argelina

En este contexto geopolítico y económico, el armamento francés es clave para países como Argelia y Marruecos, y también Egipto en el marco de África del Norte. En el caso de Argelia, no hay que olvidar que Rusia y Estados Unidos son dos grandes proveedores de armamento militar a este país. España es también uno de los principales exportadores de armas a Marruecos. En el Magreb, los expertos apuntan en la misma dirección: Argelia es la principal potencia militar de la región. Así lo indica un estudio llevado a cabo por el Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI) en 2016. Dicho organismo indica que el año pasado Argelia se colocó en primera posición en África en gastos militares, con casi 11.000 millones de dólares, lo que representó el 6,7% del PIB. Argelia fue el tercer país árabe en gastos militares y en el ámbito mundial se colocó en la posición número 20. Algunos analistas consideran que las tensiones con Marruecos, sobre todo en torno al conflicto del Sáhara Occidental, obligan a Argelia a incrementar sus gastos en defensa. Las autoridades argelinas lo niegan y apuntan en otra dirección: el aumento de la actividad terrorista yihadista en el Magreb y el Sahel, que afecta con especial dureza a países como Libia y Malí, pero también Mauritania, Níger y Burkina Faso. Argelia, según sus dirigentes, quiere ser un país de vanguardia en la lucha contra el yihadismo. En los años noventa del siglo XX, Argel adquirió una gran experiencia en materia antiterrorista al combatir a los grupos salafistas violentos que actuaron en la geografía argelina. 

Etiquetas: 
marruecos
Argelia
Francia
armas