Atalayar

Pie de foto: Imagen de Neil Wigan, director para África del Foreign Office británico

Sudán y Reino Unido decidieron promover de manera conjunta la cooperación en cultura, economía e inversiones, tras el intercambio de visitas de representantes de ambas naciones. La comitiva sudanesa estaba encabezada por el director del departamento de relaciones bilaterales del Ministerio de Asuntos Exteriores Daffa Allah al-Hag Youssef mientras que, por el lado británico, el jefe de la comitiva fue Neil Wigan, director para África en el Foreign Office.

En el trascurso de estas reuniones, Sudán pidió a Reino Unido que jugara un papel más efectivo como miembro permanente del Consejo de Seguridad así como por el pasado común y los lazos históricos existentes entre ambos países.

Ambas partes subrayaron la necesidad del Reino Unido de ejercer un mayor peso para convencer a los movimientos rebeldes sudaneses y llegar a un compromiso en las negociaciones con el gobierno para alcanzar así soluciones en aquellos temas pendientes de resolución. Así mismo, acordaron tener reuniones del comité estratégico de consultas al menos dos veces al año en Jartum y Londres.

Ghandour alabó el comienzo de este diálogo estratégico entre ambas naciones, señalando la relevancia que han tenido los esfuerzos hechos para tener puntos de vista convergentes y promover los lazos en diferentes áreas. El diplomático también informó a la delegación inglesa de los últimos acontecimientos en Sudán y del desarrollo de las conversaciones de paz que están teniendo lugar en Addis Abeba bajo los auspicios del Alto Panel de la Unión Africana para la Implementación de la Paz.

Además, señaló el papel destacado del país en la región que está siendo testigo de conflictos y desafíos, expresando la buena disposición de Sudán para cooperar con la Comunidad Internacional en la resolución de estos retos.

Por su parte, Wigan expresó el deseo de su país de aumentar las relaciones con Sudán y cooperar en los campos de los derechos humanos, la lucha contra la inmigración ilegal y el tráfico de personas. Finalmente, elogió los recientes avances de Sudán en las relaciones con sus vecinos en la región.

 

 

Etiquetas: 
Sudán
Reino Unido
cooperación
economía