Ana Ferrandis Soler

Pie de foto: Calles destruidas tras el bombardeo en el barrio de Khaldiyeh en Homs.  Ciudad que ya fue víctima de los bombardeos durante la ofensiva del Ejército sirio a los rebeldes en 2012. Reuters.

La agencia oficial siria de noticias SANA informó este lunes de que 14 personas habían muerto y otras habían resultado heridas en un ataque con misiles contra la T4 del aeropuerto militar de Al Taifuren Homs.

En total se contabilizaron 8 misiles lanzados desde el espacio aéreo libanés contra el aeropuerto. Pese a esto, el sistema de defensa sirio derribó cinco de ellos. 

Algunos países como EEUU y Francia han negado su intervención en el ataque, mientras Rusia y las autoridades sirias atribuyen el lanzamiento de estos misiles a Israel, cuyo gobierno todavía no ha hecho declaraciones y al que se acusa de querer fortalecer a los grupos terroristas presentes en la zona y enviar una señal de oposición a Irán.

Entre las víctimas hubo soldados y milicianos iraníes, que según la autoridad de Israel “tenían presencia en la base junto a la Fuerza Quds, un destacamento del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria iraní y miembros de Hizbulá”.La Cancillería siria ha subrayado que "el régimen de Israel no podría continuar con este tipo de ataques a Siria, si no fuera por el apoyo incondicional de Estados Unidos”.

Este bombardeo tuvo lugar sólo dos días después del presunto ataque químico del sábado en el bastión rebelde de Duma, localidad de mayoría opositora en la periferia de Damasco en el que, según datos ofrecidos por la Syrian American Medical Societyfallecieron 49 personas. Este ataque será investigado por la organización encargada de la aplicación de la Convención Internacional sobre Armas Químicas, al igual que los anteriores acontecimientos en Guta Oriental y Jan Shijún, en la provincia norteña de Idleb.