Atalayar

Sudán y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) firmaron en la ciudad de Gineina (Sudán) un acuerdo para conseguir la reinserción de 13.000 ex combatientes de los movimientos armados en Darfur que hayan firmado los Acuerdos de Abuja y el Documento de Doha para la Paz en Darfur (DDPD, por sus siglas en inglés). El acuerdo tiene un coste de 12 millones de dólares y está financiado por el Gobierno de Catar.

El comisario para el Desarme, Desmovilización y Reintegración (DDR), el coronel general Salah Al-Tayeb, afirmó que, aunque el programa de reintegración se lanzó antes de la firma del Acuerdo, éste contribuirá a reducir el número de los que todavía no se han reintegrado. Además, subrayó que los medios financieros para la aplicación del programa ya están disponibles y también se ha designado a la organización que lo implementará. También quiso añadir que esta Comisión tiene preparada una lista de objetivos que estén enfocados en poder completar este programa, que comenzará en los estados de Darfur Norte y Oeste para luego continuar en el resto de los estados de la región.

Al-Tayeb indicó que se ha completado la desmovilización de 1.800 combatientes durante la ceremonia de la firma de este acuerdo. Los últimos grupos, un número de las fuerzas armadas y las defensas populares, desde los Acuerdos de Doha y Abuja no han sido desmovilizados. También destacó que el programa incluye maquinaria, proporcionada por UNAMID, para marcar y controlar armas.

El comisario confirmó que el último grupo de 200 combatientes desmovilizados ha sido reintegrado con el apoyo de la Comisión para la Distribución del Gasto Público, y la Autoridad Regional de Darfur, en el marco de un seminario organizado para debatir sobre el peligro de la proliferación de armas. Líderes de Darfur Oeste y el Gobierno del estado también participaron y se indicó que la Comisión organizará otro seminario en El Fasher durante el mes de marzo que tratará los peligros de la proliferación de armamento. Este seminario se dirige a crear una hoja de ruta para la recogida y el desarme en Darfur para después extenderlo a las demás zonas de Sudán. Se aprobará por la vía política con el apoyo del presidente de la República, junto con un número de embajadores, representantes de Naciones Unidas, líderes del Ejecutivo y del Legislativo que participaron en la ceremonia de la firma del citado acuerdo.

Etiquetas: 
Sudán
África subsahariana
desarme
desmovilización
PNUD
reinserción