Marta S. Ortigosa/lainformacion.com

Mohamad Al-Bacha, con la selección francesa, ganó la final a doble partido al inglés Sean Allen, que jugó con Brasil. El campeón no se definió hasta el último suspiro. El jugador danés, aparte de recibir el trofeo de manos de David Villa, ha sido premiado con 20.000 dólares y una entrada para asistir a la próxima gala del Balón de Oro.  La FIFA Interactive World Cup 2016 definió este martes su campeón tras una final vibrante en la que Mohamad Al-Bacha, de Dinamarca, ganó el título mundial gracias a los goles como visitante, tras empatar 5-5 en el cómputo global.

El jugador danés venció al inglés Sean Allen en la final a doble partido disputada en el Apollo Theater de Nueva York, un triunfo que le premió con un trofeo entregado por David Villa, actual capitán del New York City FC. Junto al galardón, el campeón fue premiado con un cheque de 20.000 dólares y una entrada para asistir a la gala del Balón de Oro del año que viene.

David Villa quedó sorprendido por la competitividad de este campeonato: "Me ha parecido increíble ver el nivel competitivo de este torneo. La profesionalidad y la mentalidad que he visto en esta final son las mismas que te encuentras en una final del Mundial real. He jugado contra algunos de los competidores, pero no he estado ni de lejos a la altura de ninguno de ellos".

El exjugador de Valencia y Barcelona también quiso felicitar al subcampeón: Mi enhorabuena también para Allen. Ha hecho un gran partido esta noche y ha demostrado la gran pasión que siente por el fútbol".

Una final de locura

Más de 2,3 millones de jugadores de todo el mundo participaron en la clasificación por internet para llegar a la fase final. Pero solo 32 lograron el billete a Nueva York. Entre ellos estaban Al-Bacha y Allen, que fueron eliminando a sus contrincantes hasta alcanzar la final, una final a doble partido en la que, por decisión de Allen (cabeza de serie), la ida se jugó en PlayStation 4 y la vuelta en Xbox One. El danés vistió la camiseta de la selección francesa y Allen la brasileña.

En el primer duelo, Al-Bacha inauguró el marcador en el minuto 31, pero Allen le frenó la alegría 8 minutos después con un tanto de Neymar, su estrella a lo largo del torneo. Tras el paso por vestuarios, Al-Bacha volvió a ponerse por delante gracias al acierto de Matuidi. Sin embargo, Hulk puso la igualada para el jugador inglés a los 5 minutos. Al final, el partido se selló con un 2-2 que beneficiaba a Allen por los goles a domicilio.

Tras el empate de la ida, se esperaba una final emocionante, vibrante, y así fue. Con los mismos equipos, y en Xbox One, Al-Bacha golpeó primero y Allen, con Hulk, contestó después. Era el 1-1 (3-3 en el global). Douglas Costa deshizo el empate a favor de Allen y amplió la ventaja después con otro tanto (3-1 en la vuelta, 5-3 en el global). Parecía todo encaminado para que el jugador inglés y su Brasil se hicieran con el título mundial. Sin embargo, la final iba a dar un vuelco en los minutos finales.

En el minuto 89, Al-Bacha marcó tras aprovechar un fallo defensivo tras un lanzamiento de falta, poniendo el 3-2 en el electrónico. Aun así, el danés estaba a un gol del triunfo, y solo quedaba el tiempo añadido. Cambió la táctica a un 4-2-4 para ir a por todo, a la desesperada, en busca de un gol que valía un Mundial. Y, aprovechando un hueco en la banda derecha amarilla, anotó en el último segundo. Los espectadores allí presentes enloquecieron con lo que vieron sobre el escenario.

"No tengo palabras para expresar lo que siento, gracias a todos por su aliento. Cuando anoté el gol a los 89 pensé que podía lograrlo, y así fue. En los últimos meses he trabajado de lleno en mi juego y llegué a Nueva York totalmente decidido a darlo todo. Recibir el trofeo de manos de David Villa ha sido increíble. Todavía no me puedo creer que esto que me está pasando sea realidad. Espero poder conocer a Cristiano Ronaldo", declaró Al-Bacha.

Etiquetas: 
videojuegos
fútbol